Maduro: Nadie aplicará ninguna carta a la Patria de Bolívar, Venezuela se respeta

Ante la invocación del secretario general de la Organización de Estado Americanos (OEA), Luis Almagro, de activar la Carta Democrática contra Venezuela, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que “nadie le aplicará ninguna carta a la Patria de Bolívar”.

“Señor Almagro, métase su Carta Democrática por donde le quepa. A Venezuela se respeta  y nadie le va a aplicar ninguna carta de ningún tipo”, dijo el jefe de Estado en transmisión conjunta de radio y televisión.

Desde el Palacio de Miraflores donde recibió la movilización de trabajadores del volante en defensa del país, Maduro llamó “a la rebelión nacional ante las amenazas internacionales” y reiteró que la Patria de Bolívar no se intimida. “Al pueblo venezolano no lo ha intimidado nunca un imperio”, afirmó.

El primer Mandatario Nacional manifestó que Almagro ha usurpado sus funciones presentando el informe donde solicita la activación de dicha carta que busca “abrir las puertas a una intervención gringa en Venezuela”.

Señaló que Venezuela es un país independiente, libre, soberano y donde manda el pueblo, como lo establece la Constitución Bolivariana en su artículo 1. “La ley mayor que rige la República es la Constitución (…) promovida por el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez”, acotó.

“La derecha viola esta Constitución para que nos intervengan y nos impongan la forma de gobernar y mandar en nuestro país, ellos han renunciado al artículo número 1 y han cometido un delito grave de traición a la Patria”, sentenció el Dignatario venezolano.

Maduro señaló que la derecha nacional e internacional ha pasado el límite “porque se les agota el tiempo que ellos mismo se autoimpusieron” buscando incendiar el país, mientras que el Gobierno Bolivariano garantiza la paz, estabilidad, tranquilidad y prosperidad de Venezuela. “Construyendo y reconstruyendo la independencia de la Patria grande”, finalizó.

Correo del Orinoco


Juventud venezolana marcha hoy en rechazo al intervencionismo de la OEA

La juventud venezolana fue convocada para este miércoles a marchar en la ciudad de Caracas con el objetivo de rechazar el intervencionismo alentado por la derecha nacional e internacional, luego de que en la víspera el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunciara la solicitud de invocar la Carta Democrática Interamericana contra el Gobierno de Venezuela.

La ocasión es propicia para que los jóvenes celebren el tercer aniversario de la Misión Jóvenes de la Patria, un programa social impulsado por el Ejecutivo del presidente Nicolás Maduro que se ocupa de la inclusión de este sector en proyectos socioproductivos, turísticos, culturales y de formación.

De acuerdo con lo previsto, la movilización comenzará a las 09H00 hora local en la sede de la Universidad Experimental de las Artes (Unearte) en la capital venezolana, desde donde los jóvenes se dirigirán hasta el Palacio de Miraflores.

Mientras tanto, en Washington, Estados Unidos (EE.UU.) la Organización de Estados Americanos celebrará una sesión extraordinaria del Consejo Permanente para tratar la situación en Venezuela, tras la acción presentada por Luis Almagro.

En la víspera se realizó el Encuentro Internacional de las Juventudes Trabajadoras y una marcha de los transportistas, taxistas y motorizados que expresaron su respaldo al Gobierno del presidente Nicolás Maduro y en defensa de la democracia y la paz. Este apoyo se da ante las amenazas de grupos imperiales vinculados con la oposición venezolana que buscan alterar el orden constitucional del país.

En Contexto

Esta nueva movilización en respaldo al proceso bolivariano se da luego de que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, solicitara el procedimiento para abrir la Carta Democrática del organismo contra Venezuela, un paso sin precedentes que abre un capítulo de nueva arremetida contra la nación suramericana.

El mandatario venezolano Nicolás Maduro aseguró que Luis Almagro ha perdido el equilibrio y se ha desnaturalizado de su cargo como secretario general de la OEA.

Con la activación de la Carta Democrática Interamericana se abriría un proceso de reuniones y votaciones que podrían acordar la suspensión temporal del Estado Miembro y del ejercicio de su derecho de participación en la OEA. Para que ello se materialice se requiere del voto de los dos tercios (23) de los Estados que conforman la Organización (35 países).<

TeleSur


Comunicado: Cancillería rechaza solicitud de Almagro de invocar la Carta Democrática

El Ejecutivo Nacional rechazó a través de un comunicado la solicitud realizada por el Secretario de la OEA Luis Almagro al invocar el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

A continuación el texto completo:

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA RELACIONES EXTERIORES

COMUNICADO

La República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente la solicitud presentada por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que pretende en forma fraudulenta invocar el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

El Secretario General vulnera el ordenamiento legal y constitucional de Venezuela, autoconfiriéndose poderes supranacionales, y violando la Carta de la OEA, particularmente su artículo 118.

Venezuela denuncia la actuación fuera de su competencia con extralimitación de funciones y abuso de poder del Sr. Luis Almagro como Secretario General de la OEA, que impide el buen funcionamiento conforme al artículo 116, contraria a los principios y propósitos establecidos en la Carta de esta Organización.

Luis Almagro se ha parcializado, sin escrúpulo alguno, ni ética, con los sectores golpistas, violentos y antidemocráticos que, con apoyo de factores injerencistas internacionales, promueven el derrocamiento del gobierno legítimo y constitucional del Presidente Nicolás Maduro Moros.

Almagro es actor destacado del forjamiento sostenido y sistemático de falsos supuestos que han levantado contra Venezuela, por las potencias imperiales y sus operadores locales, con el único proposito de justificar una intervención extranjera, incluso militar, para apoderarse de los inmensos recursos naturales existentes en nuestra Patria.

Alertamos al mundo que está en curso, nuevamente, un golpe de Estado que pretende alterar la voluntad soberana de nuestro pueblo.

Hacemos un llamado a los pueblos y gobiernos soberanos y en particular los países del Sur, para que condenen esta nueva tentativa de destruir la democracia constitucional bolivariana y sus conquistas, en materia de Derechos Humanos, inauguradas por nuestro Líder Supremo Hugo Chávez, y hagan expreso su respaldo a nuestro pueblo en esta crucial hora de la historia por la independencia y la libertad.

Venezuela es hoy ejemplo de soberanía y autodeterminación. Los imperialistas y sus agentes locales pretenden derrumbar este muro infranqueable de dignidad soberana, construido sobre la fuerza histórica invencible de nuestros Libertadores.

Con Simón Bolívar, Padre de la Patria, decimos:

“EL AMOR POR LA PATRIA VENCERÁ”

Caracas, 31 de mayo de 2016

Últimas Noticias 


Estos son los 28 artículos de la Carta Democrática

La Carta Democrática Interamericana, aprobada el 11 de septiembre de 2001, en sesión especial de la Asamblea de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Lima, Perú, es un instrumento que proclama como objetivo principal el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática, al establecer que la ruptura del orden democrático o su alteración, que afecte gravemente el orden democrático en un Estado miembro, constituye “un obstáculo insuperable” para la participación de su gobierno en las diversas instancias de la OEA.

Con la activación de la Carta Democrática Interamericana se puede acordar la suspensión temporal del Estado Miembro, del ejercicio de su derecho de participación en la OEA. Para que ello se materialice se requiere del voto de los dos tercios de los Estados que conforman la Organización (34 países).

CARTA DEMOCRÁTICA INTERAMERICANA
I
La democracia y el sistema interamericano
Artículo 1
Los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla.

La democracia es esencial para el desarrollo social, político y económico de los pueblos de las Américas.

Artículo 2
El ejercicio efectivo de la democracia representativa es la base del estado de derecho y los regímenes constitucionales de los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos. La democracia representativa se refuerza y profundiza con la participación permanente, ética y responsable de la ciudadanía en un marco de legalidad conforme al respectivo orden constitucional.

Artículo 3
Son elementos esenciales de la democracia representativa, entre otros, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al estado de derecho; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas; y la separación e independencia de los poderes públicos.

Artículo 4
Son componentes fundamentales del ejercicio de la democracia la transparencia de las actividades gubernamentales, la probidad, la responsabilidad de los gobiernos en la gestión pública, el respeto por los derechos sociales y la libertad de expresión y de prensa.
La subordinación constitucional de todas las instituciones del Estado a la autoridad civil legalmente constituida y el respeto al estado de derecho de todas las entidades y sectores de la sociedad son igualmente fundamentales para la democracia.

Artículo 5
El fortalecimiento de los partidos y de otras organizaciones políticas es prioritario para la democracia. Se deberá prestar atención especial a la problemática derivada
de los altos costos de las campañas electorales y al establecimiento de un régimen equilibrado y transparente de financiación de sus actividades.

Artículo 6
La participación de la ciudadanía en las decisiones relativas a su propio desarrollo es un derecho y una responsabilidad. Es también una condición necesaria para el pleno y efectivo ejercicio de la democracia. Promover y fomentar diversas formas de participación fortalece la democracia.

II
La democracia y los derechos humanos
Artículo 7
La democracia es indispensable para el ejercicio efectivo de las libertades fundamentales y los derechos humanos, en su carácter universal, indivisible e interdependiente, consagrados en las respectivas constituciones de los Estados y en los instrumentos interamericanos e internacionales de derechos humanos.

Artículo 8
Cualquier persona o grupo de personas que consideren que sus derechos humanos han sido violados pueden interponer denuncias o peticiones ante el sistema interamericano de promoción y protección de los derechos humanos conforme a los procedimientos establecidos en el mismo.

Los Estados Miembros reafirman su intención de fortalecer el sistema interamericano de protección de los derechos humanos para la consolidación de la democracia en el Hemisferio.

Artículo 9
La eliminación de toda forma de discriminación, especialmente la discriminación de género, étnica y racial, y de las diversas formas de intolerancia, así como la promoción y protección de los derechos humanos de los pueblos indígenas y los migrantes y el respeto a la diversidad étnica, cultural y religiosa en las Américas, contribuyen al fortalecimiento de la democracia y la participación ciudadana.

Artículo 10
La promoción y el fortalecimiento de la democracia requieren el ejercicio pleno y eficaz de los derechos de los trabajadores y la aplicación de normas laborales básicas, tal como están consagradas en la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo y su Seguimiento, adoptada en 1998, así como en otras convenciones básicas afines de la OIT. La democracia se fortalece con el mejoramiento de las condiciones laborales y la calidad de vida de los trabajadores del Hemisferio.

III
Democracia, desarrollo integral y combate a la pobreza
Artículo 11
La democracia y el desarrollo económico y social son interdependientes y se refuerzan mutuamente.

Artículo 12
La pobreza, el analfabetismo y los bajos niveles de desarrollo humano son factores que inciden negativamente en la consolidación de la democracia. Los Estados Miembros de la OEA se comprometen a adoptar y ejecutar todas las acciones necesarias para la creación de empleo productivo, la reducción de la pobreza y la erradicación de la pobreza extrema, teniendo en cuenta las diferentes realidades y condiciones económicas de los países del Hemisferio. Este compromiso común frente a los problemas del desarrollo y la pobreza también destaca la importancia de mantener los equilibrios macroeconómicos y el imperativo de fortalecer la cohesión social y la democracia.

Artículo 13
La promoción y observancia de los derechos económicos, sociales y culturales son consustanciales al desarrollo integral, al crecimiento económico con equidad y a la consolidación de la democracia en los Estados del Hemisferio.

Artículo 14
Los Estados Miembros acuerdan examinar periódicamente las acciones adoptadas y ejecutadas por la Organización encaminadas a fomentar el diálogo, la cooperación
para el desarrollo integral y el combate a la pobreza en el Hemisferio, y tomar las medidas oportunas para promover estos objetivos.

Artículo 15
El ejercicio de la democracia facilita la preservación y el manejo adecuado del medio ambiente. Es esencial que los Estados del Hemisferio implementen políticas y estrategias de protección del medio ambiente, respetando los diversos tratados y convenciones, para lograr un desarrollo sostenible en beneficio de las futuras generaciones.

Artículo 16
La educación es clave para fortalecer las instituciones democráticas, promover
el desarrollo del potencial humano y el alivio de la pobreza y fomentar un mayor
entendimiento entre los pueblos. Para lograr estas metas, es esencial que una educación
de calidad esté al alcance de todos, incluyendo a las niñas y las mujeres, los
habitantes de las zonas rurales y las personas que pertenecen a las minorías.

IV
Fortalecimiento y preservación de la
institucionalidad democrática

Artículo 17
Cuando el gobierno de un Estado Miembro considere que está en riesgo su proceso político institucional democrático o su legítimo ejercicio del poder, podrá recurrir al Secretario General o al Consejo Permanente a fin de solicitar asistencia para el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática.

Artículo 18
Cuando en un Estado Miembro se produzcan situaciones que pudieran afectar el desarrollo del proceso político institucional democrático o el legítimo ejercicio del poder, el Secretario General o el Consejo Permanente podrá, con el consentimiento previo del gobierno afectado, disponer visitas y otras gestiones con la finalidad de hacer un análisis de la situación. El Secretario General elevará un informe al Consejo Permanente, y éste realizará una apreciación colectiva de la situación y, en caso necesario, podrá adoptar decisiones dirigidas a la preservación de la institucionalidad democrática y su fortalecimiento.

Artículo 19
Basado en los principios de la Carta de la OEA y con sujeción a sus normas, y en concordancia con la cláusula democrática contenida en la Declaración de la ciudad de Quebec, la ruptura del orden democrático o una alteración del orden constitucional que afecte gravemente el orden democrático en un Estado Miembro constituye, mientras persista, un obstáculo insuperable para la participación de su gobierno en las sesiones de la Asamblea General, de la Reunión de Consulta, de los Consejos de la Organización y de las conferencias especializadas, de las comisiones, grupos de trabajo y demás órganos de la Organización.

Artículo 20
En caso de que en un Estado Miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático, cualquier Estado

Miembro o el Secretario General podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente.

El Consejo Permanente, según la situación, podrá disponer la realización de las gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios, para promover la normalización de la institucionalidad democrática.

Si las gestiones diplomáticas resultaren infructuosas o si la urgencia del caso lo aconsejare, el Consejo Permanente convocará de inmediato un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General para que ésta adopte las decisiones que estime apropiadas, incluyendo gestiones diplomáticas, conforme a la Carta de la Organización, el derecho internacional y las disposiciones de la presente Carta Democrática.

Durante el proceso se realizarán las gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios, para promover la normalización de la institucionalidad democrática.

Artículo 21
Cuando la Asamblea General, convocada a un período extraordinario de sesiones, constate que se ha producido la ruptura del orden democrático en un Estado Miembro y que las gestiones diplomáticas han sido infructuosas, conforme a la Carta de la OEA tomará la decisión de suspender a dicho Estado Miembro del ejercicio de su derecho de participación en la OEA con el voto afirmativo de los dos tercios de los Estados Miembros. La suspensión entrará en vigor de inmediato.

El Estado Miembro que hubiera sido objeto de suspensión deberá continuar observando el cumplimiento de sus obligaciones como miembro de la Organización, en particular en materia de derechos humanos.

Adoptada la decisión de suspender a un gobierno, la Organización mantendrá sus gestiones diplomáticas para el restablecimiento de la democracia en el Estado Miembro afectado.

Artículo 22
Una vez superada la situación que motivó la suspensión, cualquier Estado Miembro o el Secretario General podrá proponer a la Asamblea General el levantamiento de la suspensión. Esta decisión se adoptará por el voto de los dos tercios de los Estados Miembros, de acuerdo con la Carta de la OEA.

V
La democracia y las misiones de observación electoral

Artículo 23
Los Estados Miembros son los responsables de organizar, llevar a cabo y garantizar procesos electorales libres y justos.

Los Estados Miembros, en ejercicio de su soberanía, podrán solicitar a la OEA asesoramiento o asistencia para el fortalecimiento y desarrollo de sus instituciones y procesos electorales, incluido el envío de misiones preliminares para ese propósito.

Artículo 24
Las misiones de observación electoral se llevarán a cabo por solicitud del Estado Miembro interesado. Con tal finalidad, el gobierno de dicho Estado y el Secretario General celebrarán un convenio que determine el alcance y la cobertura de la misión de observación electoral de que se trate.

El Estado Miembro deberá garantizar las condiciones de seguridad, libre acceso a la información y amplia cooperación con la misión de observación electoral.
Las misiones de observación electoral se realizarán de conformidad con los principios y normas de la OEA. La Organización deberá asegurar la eficacia e independencia de estas misiones, para lo cual se las dotará de los recursos necesarios.

Las mismas se realizarán de forma objetiva, imparcial y transparente, y con la capacidad técnica apropiada.

Las misiones de observación electoral presentarán oportunamente al Consejo Permanente, a través de la Secretaría General, los informes sobre sus actividades.

Artículo 25
Las misiones de observación electoral deberán informar al Consejo Permanente,
a través de la Secretaría General, si no existiesen las condiciones necesarias
para la realización de elecciones libres y justas.

La OEA podrá enviar, con el acuerdo del Estado interesado, misiones especiales
a fin de contribuir a crear o mejorar dichas condiciones.

VI
Promoción de la cultura democrática

Artículo 26
La OEA continuará desarrollando programas y actividades dirigidos a promover los principios y prácticas democráticas y fortalecer la cultura democrática en el Hemisferio, considerando que la democracia es un sistema de vida fundado en la libertad y el mejoramiento económico, social y cultural de los pueblos.

La OEA mantendrá consultas y cooperación continua con los Estados Miembros, tomando en cuenta los aportes de organizaciones de la sociedad civil que trabajen en esos ámbitos.

Artículo 27
Los programas y actividades se dirigirán a promover la gobernabilidad, la buena gestión, los valores democráticos y el fortalecimiento de la institucionalidad política y de las organizaciones de la sociedad civil. Se prestará atención especial al desarrollo de programas y actividades para la educación de la niñez y la juventud como forma de asegurar la permanencia de los valores democráticos, incluidas la libertad y la justicia social.

Artículo 28
Los Estados promoverán la plena e igualitaria participación de la mujer en las estructuras políticas de sus respectivos países como elemento fundamental para la promoción y ejercicio de la cultura democrática.

Panorama

Informe presentado por el secretario general de la OEA en el que pide activar la Carta Democrática contra Venezuela

OEA