Países del Triángulo Norte buscan extender la Unión Aduanera

Con la intención de convertirse en la séptima economía más importante de América Latina, los gobiernos del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) intensificarán los esfuerzos para lograr la Unión Aduanera en toda la región en los próximos meses.

Los presidentes Juan Orlando Hernández (Honduras), Jimmy Ernesto Morales (Guatemala) y Miguel Sánchez Cerén anunciaron en Roatán en un foro Facilitación y Competitividad, realizado previo a la XLVII Reunión Ordinaria de Jefes de Estado y Gobierno del Sica, que desarrollarán una estrategia para fortalecer la facilitación comercial y la Unión Aduanera en toda la región.

Con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial (BM) y la Agencia de Estados Unidos para la Cooperación Internacional (Usaid) estos tres gobiernos se convierten en la punta de lanza para consolidar la Unión Aduanera que abarcaría a más de 40 millones de consumidores.

La Organización Mundial de Aduanas (OMA) por medio de su secretario general, Kunio Mikuriya, les anunció en Roatán a los tres mandatarios que apoyará las estrategia que desarrollen con el objeto de alcanzar la unión aduanera y la facilitación comercial propuesta por la Organización Mundial del Comercio (OMC) en la Conferencia Ministerial de Bali en diciembre de 2013.

En el foro de negocios, celebrado en el hotel Pristine Bay, Mikuriya dijo que esa organización y el Sica trabajan conjuntamente “para apoyar la integración regional reconociendo el rol crucial que significan las aduanas en la facilitación del comercio y competitividad”.

Mikuriya advirtió que la unión aduanera promueve la movilidad de mercancías y personas, pero, a la vez, crea condiciones para que exista tráfico de drogas y armas si los gobiernos no adoptan sistemas de seguridad.

Observatorio

Luego de una exposición magistral realizada por más de 10 minutos por Mikuriya, el presidente Hernández, en su condición de anfitrión, dio la bienvenida a sus homólogos y representantes de los empresarios que se encuentran en Roatán participando en la cumbre del Sica y destacó la participación de Honduras como promotor de la Unión Aduanera.

“Avanzamos los hondureños, los hermanos guatemaltecos, y hoy estamos en un punto prácticamente de la implementación”, dijo Hernández al referirse a la Unión Aduanera establecida entre Honduras y Guatemala.

El presidente hondureño dijo que además de los países del Triángulo Norte, Nicaragua se sumará a la iniciativa, considerando lo planteado la semana anterior por el mandatario Daniel Ortega, y propuso la creación de un observatorio centroamericano para analizar los avances del proceso.

Mientras el presidente Cerén destacó que la “facilitación del comercio es un tema de primer orden para la región” y agregó que “las medidas y acciones tendientes a favorecer el intercambio comercial pueden traer enormes beneficios para el desarrollo económico y social de las naciones, contribuir a mayores niveles de recaudación tributaria, reducir los costos empresariales, aumentar los flujos de exportación”.

Para fortalecer a corto plazo la Unión Aduanera, los países, según Cerén, deben poner en práctica cinco “medidas de fácil implementación” como “gestión anticipada declaración de mercancías, agilización y coordinación de controles migratorios, transmisión electrónica de certificados fitosanitarios y zoosanitarios y registros de medios de transporte por medio de dispositivos de identificación a través de radiofrecuencia y la utilización de cámara en pasos de fronteras”.

El presidente Morales expresó que la estrategia de facilitación comercial y la Unión Aduanera entre países acortará los tiempos de transporte de mercancías que en Guatemala demora 17 kilómetros por hora.

“Guatemala ha tenido siempre el deseo de fortalecer la integración Centroamericana y efectivamente vemos con mucha alegría que estamos próximos a inaugurar la primera Unión Aduanera entre dos países (Guatemala y Honduras”, dijo.Ante concurrencia, que estuvo presente frente al mar Caribe, Morales ejemplificó que su país recibió entre enero y mayo de 2016 a unos 50,000 hondureños y más de 380,000 salvadoreños.

Cerca de las 8:00 pm, los tres Presidentes y los empresarios cerraron el foro con la canción “El encarguito”, del hondureño Guillermo Anderson, la cual dice “ojalá pasen la aduana y que no anden con papadas”.

El Sica giró una invitación a Roberto Azevedo, director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero no se hizo presente a la cita, sin embargo, envió un video en el cual expresó su apoyo a los países de la región para que logren la integración económica. Para este día está prevista la sesión ordinaria con los Presidentes miembros del Sica, en la cual firmarán la Declaratoria de Roatán que definirá el retorno de Costa Rica al organismo.

La Prensa


Costa Rica condiciona con reformas su regreso al Sica

El retorno de Costa Rica al Sistema de Integración Centroamericana (Sica) no se hará efectivo hasta que se estructuren reformas de este organismo.

Así lo confirmó Eugenio Trejo, embajador de Costa Rica en Honduras, quien indicó que este país ha estado insistiendo en la necesidad de impulsar una serie de reformas al Sica que permitan un funcionamiento más eficaz y más trasparente.

Trejo participó en las reuniones previas a la XLVII Reunión Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros del Sica para el traspaso de la presidencia pro tempore del Sica que realizará Honduras a Nicaragua.

El evento se realizará este jueves en el lujoso hotel y campo de golf Pristine Bay, en la isla de Roatán, sin la presencia del presidente Daniel Ortega.

El diplomático explicó que una de las reformas que requiere el organismo regional es la rendición de cuentas periódicas, algo que hasta el momento no existe.

“Se ha venido insistiendo en la imperiosa necesidad de tener un control más fuerte sobre la formulación de los presupuestos, sobre la aprobación de los presupuestos, sobre el número de órganos que integran el Sistema de Integración Centroamericana, sobre la cantidad de funcionarias y funcionarios que están laborando para el sistema, sobre los salarios que reciben estos funcionarios y funcionarias, sobre la nacionalidad para ver la representación efectiva que existe en el sistema”, detalló.

Dijo que la información que se ha suministrado a Costa Rica es que en el Sica hay más de 122 instituciones, y sobre “muchas de las cuales no tenemos el conocimiento cuáles instituciones son esas, cómo están funcionando, a quién le están rindiendo cuentas”. “Entonces en esas debilidades sistémicas Costa Rica ha sido muy crítico y hemos tenido también un fuerte acompañamiento de la mayor parte de las delegaciones representadas en el sistema”, reconoció.

“Se ha estado insistiendo en la necesidad de hacer un mandato muy fuerte en esa dirección para que todos los órganos que integran el Sica realmente suministren la información que reiteradamente se les ha venido solicitado y que no la están suministrando”, denunció.

No hay retorno

Indicó que la iniciativa ha sido apoyada por la mayor parte de la representaciones del Sica.

“Hoy Honduras había hecho una propuesta muy fuerte también en ese sentido, que fue la que estuvimos analizando en Costa Rica, y eso nos allanaba mucho el camino y nos alegraba para que Costa Rica pudiera decir ‘seguimos acompañando fuertemente todas estas iniciativas’, pero lamentablemente no han sido plenamente acogidas”, lamentó.

En ese sentido dijo que, “la veda” que fue lo que instaló Costa Rica, al Sica continuará.

“En el estricto sentido de la palabra, Costa Rica no ha abandonado el Sica, lo que hemos dado es una veda, un retiro temporal de la representación de las mayores autoridades costarricenses en los órganos políticos”, aclaró.

“En ese sentido, así como lamentablemente va ocurrir en esta cumbre, no vamos a gozar de la presencia del señor presidente de la república de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, ni tampoco del señor canciller Manuel Gonzales Sáenz”, confirmó.

Apuntó que la representación de Costa Rica en la reunión de presidentes de será asumida por el vicecanciller Alejandro Solano.

EL HERALDO conoció que dentro de la reunión de cancilleres se planteó la posibilidad de ordenar a la Secretaría General del Sica la rendición de un informe de los aspectos cuestionados, sin embargo, la propuesta no fue aprobada por la negación de uno de los ocho países miembros.

Es de recordar que en diciembre de 2015 Costa Rica anunció la ruptura política con el Sica, luego de no recibir apoyo de Guatemala, Belice y Nicaragua para buscar una salida a la crisis migratoria que se formó en ese país con la llegada de más de 7,000 cubanos.

El Heraldo