Derecho al aborto: es proyecto en el Congreso y ley en las calles

Por Nadia Fink y Laura Salomé Canteros / Fotos por Gala Abramovich

Con twittazo, conferencia de prensa y festival se presentó en el Congreso de la Nación el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo redactado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito.

Con actividades en todo el país y una campaña ciberfeminista en las redes sociales se visibilizó la mayor demanda del movimiento de mujeres y feminista organizado: aborto legal, seguro y gratuito.

Mientras el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) era presentado públicamente en el recinto del Congreso de la Nación, afuera, en las puertas, el escenario se iba armando. Una radio feminista acompañó a las banderas que iban juntándose al son de los cánticos que empezaban a soñar. “Aborto legal… en el hospital”; fue uno de los que más se escuchó. Es que deuda de la democracia, el aborto legal es una exigencia presente y que las mujeres y las feministas no olvidan visibilizar.

La música de Paula Maffia, de Acorazado Potemkin y Cumbia Che, los bombos sonando fuerte, las banderas rojas y negras, rosas, violetas, naranjas. Y el verde, el color de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, en los estandartes y pañuelos de las cientas de personas que cubrían la calle Rivadavia en la tarde noche del festival feminista.

Las calles son los lugares donde se defienden los derechos de las mujeres, donde se exige libertad para Belén, justicia por Juana y donde se canta por nosotras, por muchas, por todas, por la cantidad de mujeres pobres que mueren por abortos inseguros, o que son judicializadas por decidir sobre su cuerpo, ejercicio de soberanía política.

Un proyecto para dejar de penalizar un derecho

El Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, se presentó en la Cámara de Diputados con gran presencia de activistas e integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito. “Si hoy estamos acá es por la militancia de la Campaña”, afirmó Marta Alanis, integrante de esta articulación federal y de Católicas por el Derecho a Decidir. Y las casi cien presentes aplaudieron.

“Para nosotras es un orgullo encabezar con la firma”, dijo Victoria Donda, “es una gran responsabilidad para sacar dictamen y que se discuta en el recinto”. La diputada, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, sin embargo, afirmó que “el derecho a decidir lo vamos a arrancar en las calles”, instando a la ciudadanía a movilizarse para presionar a quienes, dentro del Congreso, deben acompañar con los votos.

Por su parte, la diputada Carolina Gaillard (FpV) también agradeció a la militancia de la Campaña y afirmó a tono de autocrítica, “los diputados somos responsables por omisión de que siga habiendo muertes de mujeres por abortos clandestinos. El Estado tiene que estar presente, la legalización del aborto es clave para que las pobres puedan atenderse”, sostuvo.

Para la diputada Myriam Bregman (FIT) fue emocionante “ver que podemos presentar el proyecto con tanta fuerza” ya que, como reflexionó, “por 12 años no lo conseguimos”, haciendo clara alusión a los gobiernos kirchneristas salientes, que durante varios años encabezaron el proyecto con la primera firma y con mayoría parlamentaria y sin embargo no lograron impulsar el debate ni siquiera en comisiones.

Luego, Soledad Deza, abogada de “Belén”, la joven tucumana condenada a 8 años de prisión por haber sufrido un aborto espontáneo afirmó que la ley es necesaria para dejar de lado la creencia de que no hay presas por abortar. “Belén lleva 832 días presa. No puede costar la libertad desafiar el mandato de maternidad”, dijo.

“Nuestros derechos tienen razones por eso éste es un espacio interpartidario”, afirmó la diputada de la UCR Carla Carrizo, mientras que Sergio Whisky, del PRO, espacio que apoya con cinco firmas el Proyecto de Ley, relató que en el bloque oficialista hay libertad de conciencia en relación al aborto, y abriendo la invitación dijo, “en este proceso de construcción de ciudadanía consideramos que el aborto es un derecho de la mujer”.

Una omisión de responsabilidades institucionales

El proyecto de ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito es una herramienta jurídica para exigir el reconocimiento de un derecho de las mujeres, decidir sobre sus cuerpos, su salud, su maternidad y proyectos de vida. Cuenta con el aval de más de 350 organizaciones sociales, gremiales y políticas y las firmas de 34 diputadas y diputados pertenecientes a la mayoría de los bloques político parlamentarios (FpV, UCR, LdS, PS, PRO, UNA, FIT, entre otros).

Impulsa la despenalización y legalización del aborto en nuestro país, en consonancia con el ejercicio del derecho a la salud de las mujeres y en cumplimiento de Pactos, Convenciones y Organizaciones Internacionales y Regionales de Derechos Humanos.

El objetivo del proyecto es garantizar el acceso a las condiciones sanitarias dignas, seguras y gratuitas para todas las mujeres y personas con capacidad gestante que deciden interrumpir un embarazo y propone que la práctica sea realizada en el sistema de salud público, privado y de obras sociales.

Marcha