El ex comandante en jefe del Ejército Juan Emilio Cheyre abandonó durante la tarde de este martes el Batallón de Telecomunicaciones del Ejército, ubicado en la comuna de Peñalolén, luego de que, más temprano la Corte de Apelaciones de Santiago ratificara su libertad provisional y la de otros siete ex uniformados.

Cheyre pasó cinco días detenido tras haber sido procesado en calidad de cómplice por el crimen de 15 personas en el Regimiento Arica de la ciudad de La Serena en el marco del caso “Caravana de la Muerte”.

El juez Mario Carroza había determinado durante la pasada jornada su libertad bajo una fianza de un millón de pesos, lo que fue ratificado hoy por el tribunal de alzada.

Una vez conocida la resolución por parte de la Corte, el abogado de Cheyre, Jorge Bofill, destacó que ésta no consideró al general en retiro un peligro para la sociedad. Además, consideró algunos problemas de salud sobre los cuales no profundizó.

“Tiene un problema cardíaco”, señaló el defensor.

El Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior y la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) se opusieron a la excarcelacion del “general del nuna más”.

Pese a su decisión, el abogado de la AFEP, Nicolás Pavez, destacó el trabajo del ministro Carroza.

Solamente en el caso de Hugo Leiva el tribunal de alzada capitalino redujo la fianza de un millón a 300 mil pesos para que pudiera acceder a su libertad.

Cheyre podría reaparecer públicamente este miércoles en la discusión del presupuesto del Servicio Electoral para 2017, donde pese a su situación judicial, sigue siendo consejero activo, aunque la semana pasada manifestó su “intención de renunciar”.

Cooperativa