La estatal colombiana Ecopetrol hizo este lunes un llamado a la comunidad u’wa para que permita la reparación de un oleoducto y que una planta de gas, ubicada en el noreste del país y paralizada hace 36 días por el bloqueo de los indígenas, pueda entrar en operación.

La planta Gibraltar, instalada en el departamento de Norte de Santander, en la frontera con Venezuela, dejó de funcionar como consecuencia de la rotura del gasoducto por un deslizamiento de tierra, explicó la petrolera en un comunicado.

“El sistema no se ha podido reparar debido a que representantes de la comunidad indígena impiden el acceso a la zona”, agregó.

Los u’wa hacen presencia en la vía de acceso a la planta de gas Gibraltar desde hace 49 días para exigir que el Gobierno nacional cumpla unos acuerdos firmados con esa comunidad en 2014.

Según la compañía, alrededor de 500.000 familias de 19 municipios de los departamentos de Norte de Santander, Santander (noreste) y Antioquia (noroeste) no reciben gas domiciliario de Gibraltar.

Para atender la demanda de combustible Ecopetrol suministra el producto desde los campos en La Guajira (norte), situación que implica un mayor costo en la prestación del servicio.

La estatal avanza actualmente en el plan de masificación del servicio público de gas domiciliario que beneficiará alrededor de 30.000 familias de los cascos urbanos de varias localidades de los departamentos de Arauca (este) y Boyacá (centro).

Para el avance del proyecto es indispensable la normal operación de la planta de gas y del gasoducto, aclaró Ecopetrol.

El Heraldo