La fiesta de la palabra en Guatemala

La Feria Internacional del Libro de Guatemala (Filgua) ofrece a los chapines una ventana de las novedades literarias de la región en una semana de conversatorios, presentaciones, foros, conferencias y ofertas editoriales. Y a la vez plantea temas de carácter nacional como el acceso a la lectura y qué tipo de libros buscan los guatemaltecos.

Este año el tema de la Filgua es sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados a 2030 por las Naciones Unidas. Entre estos están el fin a la pobreza, hambre cero, salud y bienes-tar, educación de calidad e igualdad de género, como los primeros cinco. Así como temas climáticos y de acceso a la justicia. Por esta razón en la agenda de la Filgua encontrará actividades enfocadas al reciclaje o el foro de Reducción de las desigualdades, programado para hoy a las 18:30 horas en la Sala Carmen Matute.

Acceso a la lectura

Entre las novedades de la Filgua de este año –además de la presencia de más editoriales y expositores– está un acercamiento a las bibliotecas públicas. Por ello se otorgó un premio nacional a la Biblioteca Comunitaria Rija’tzuul Na’ooj, que trabaja como una comunidad en San Juan La Laguna, Sololá. Esto contribuye a que la Feria no solo se enmarque como una venta de libros, sino para poner el acceso a la lectura como un tema de debate nacional, considera Raúl Figueroa, presidente de la Gremial de Editores.

Bajo ese enfoque, la gremial también trabaja en un proyecto para conformar una organización mucho más amplia e inclusiva. Es decir, que pueda abarcar desde las grandes editoriales extranjeras que tienen presencia en el país, hasta los proyectos independientes que están creciendo. Como la editorial Los Zopilotes, que este año cuenta con su propio estand, el 33, y que ofrece libros impresos y encuadernados a mano en ediciones numeradas de los autores chapines más emergentes.

Figueroa Sarti también adelanta que están trabajando en una nueva Ley de Fomento del Libro, que a diferencia de la actual que se centra más en exenciones fiscales, ofrezca un verdadero aporte al país.

“No creo que las exenciones fiscales contribuyan a desarrollar el mercado del libro del país. El precio en última instancia no es tan determinante en un país donde más del 50 por ciento de la población vive en estado de pobreza”. Por eso es que este proyecto de ley, en el que buscan trabajar editores y libreros, pretende que el Estado dé un mayor aporte a las bibliotecas públicas.

Reconocer la historia reciente

La dedicatoria de la Filgua para esta edición es a Edelberto Torres-Rivas, sociólogo guatemalteco que ha hecho diversos estudios sobre crisis políticas, procesos sociales y socioeconómicos de la región centroamericana. También ha impulsado proyectos como la revista Polémica y Los cuadernos de ciencias sociales.

El Periódico