Ex Presidentes critican llamado al diálogo de Evo Morales: “Es una forma de ganar opinión internacional”

Tras el llamado al diálogo que hizo el presidente de Bolivia, Evo Morales, a la Presidenta Michelle Bachelet para resolver los problemas que atraviesan los camioneros y los exportadores bolivianos en los puertos del norte chileno, los ex mandatarios Sebastián Piñera, Eduardo Frei y Ricardo Lagos rechazaron sus declaraciones.

“Entre Chile y Bolivia tenemos un tratado que se firmó el año 1904 y que se encuentra plenamente vigente. Chile ha cumplido su compromiso y Bolivia sistemáticamente se niega a cumplir su compromiso. La actitud que debe tener Chile con Bolivia es de respeto a los tratados internacionales, cumplir su palabra y exigir que Bolivia cumpla la suya”, señaló Piñera tras asistir a la presentación del libro “Vocación de Paz, la Política Exterior de Chile” en el Palacio de La Moneda.

Asimismo, criticó la visita que hizo el canciller boliviano, David Choquehuanca, a Chile la semana pasada. “Lo más lamentable es que el canciller Choquehuanca se contagió con el presidente Evo Morales porque está faltando a la verdad groseramente”.

“Evo Morales es un hombre que falta groseramente a la verdad. Un día insulta, al día siguiente llama a su ‘hermana’. Yo le diría Morales que lo que tiene que hacer es muy simple: cumplir los compromisos que Bolivia firmó y no estar permanentemente engañando a su propia ciudadanía y provocando a nuestro país con mentiras, insultos y muchas contradicciones”, manifestó el ex jefe de Estado.

Por su parte, Lagos aseveró que “creo que llamados al dialogo cuando lo que a usted le están pidiendo en una corte internacional es dialogar, es ridículo”.

“Aquí el que se paró del dialogo fue Bolivia. Yo estaba dialogando con Bolivia.Yo dialogué con Bolivia más que con ningún otro presidente de los que me tocó dialogar en los seis años como presidente de Chile. Creo que simplemente es una forma de hacer presentaciones para ganar opinión internacional”, acotó.

En tanto, el ex Presidente Eduardo Frei expresó que “es importante sobre todo en la situación actual, en que estamos en una competencia muy cruda con Bolivia (…) su gobierno, su presidente, su canciller que tiene actitudes ya provocadoras porque hacer el show que hicieron hace pocos días en Santiago y en el norte es una provocación que Chile no debería aceptar por ningún motivo”.

“Es muy fácil descalificar e insultar, tener toda una política contra Chile que ha sido el único sostén después de que perdió el referendo y ahora habla de diálogo. El canciller vino a provocar aquí, en ninguna parte del mundo es aceptado. Yo creo que ni siquiera lo deberíamos haber dejado entrar en esas condiciones (…) Chile tiene vocación de paz y es respetuoso, pero con lo que hizo este caballero aquí ya se acabaron los respetos. Por eso me alegro que se hayan terminado con las visas para los diplomáticos”, culminó Frei.

La Tercera


Morales responde a Chile: ‘Las verdades son para reflexiones y no es para insultar a nadie’

El presidente Evo Morales aclaró este lunes que “las verdades son para reflexiones y no para insultar” frente a los cuestionamientos de tres expresidentes de Chile a sus declaraciones y a la visita de una comisión boliviana a los puertos de Arica y Antofagasta, que en los últimos días elevó la tensión bilateral caracterizada por un cruce verbal de posiciones.

“Las verdades son para reflexiones y no es para insultar a nadie, menos al pueblo chileno”, escribió Morales en su cuenta de Twitter y preguntó: “¿Acaso no es verdad que el mar y Silala están privatizados, frontera con Bolivia siguen minados y se gobierna con Constitución de Pinochet?”.

La posición surgió poco después de un pronunciamiento de los expresidente Sebastián Piñera, Eduardo Frei y Ricardo Lagos en La Moneda, quienes coincidieron en señalar que Morales miente y le exigieron cumplir con los acuerdos internacionales. Además lo acusaron de usar el discurso del diálogo para ganar apoyo internacional.

La relación bilateral experimentó uno de sus más altos niveles de tensión en los últimos días a consecuencia de la visita de una misión encabezada por el canciller a los puertos de Arica y Antofagasta ante denuncias de abusos, discriminación y vulneración del tratado de 1904. La misión verificó -según el canciller David Choquehuanca- los extremos denunciados.

“Es muy fácil descalificar e insultar, tener toda una política contra Chile que ha sido el único sostén después de que perdió el referendo y ahora habla de diálogo. El canciller vino a provocar aquí, en ninguna parte del mundo es aceptado. Yo creo que ni siquiera lo deberíamos haber dejado entrar en esas condiciones (…) Chile tiene vocación de paz y es respetuoso, pero con lo que hizo este caballero aquí ya se acabaron los respetos. Por eso me alegro que se hayan terminado con las visas para los diplomáticos”, afirmó Frei.

La administración de Michelle Bachelet decidió denunciar un acuerdo bilateral, que entrará en vigor en seis meses y que obliga a las autoridades bolivianas solicitar visa para ingresar a Chile.

“Lo más lamentable es que el canciller Choquehuanca se contagió con el presidente Evo Morales porque está faltando a la verdad groseramente”, sostuvo Lagos,mientras que Piñera señaló: ” La actitud que debe tener Chile con Bolivia es de respeto a los tratados internacionales, cumplir su palabra y exigir que Bolivia cumpla la suya”.

Morales expresó el jueves la decisión de tomar contacto directo con Bachelet para impulsar la reposición de un diálogo entre ambos países y resolver los problemas de libre tránsito.

“Nosotros no insultamos sólo pedimos que se respeten nuestros derechos, no es la Bolivia de antes. Somos un pueblo con dignidad y soberanía”, sostuvo Morales este lunes a través de su cuenta de Twitter.

La Razón


Bolivia denuncia que puerto chileno de Arica amenaza con suspender servicios

El Gobierno denunció ayer que la administración privada del puerto chileno de Arica amenaza con suspender su servicio para la carga boliviana si no se paga una deuda producto de un aumento de tarifas vigente desde junio que La Paz considera “arbitrario”.

El gerente de la Administración de Servicios Portuarios de Bolivia (ASPB), David Sánchez, dijo ayer a los medios que las “amenazas” se han producido tras la visita del canciller David Choquehuanca a los puertos de Arica y Antofagasta para conocer las denuncias de maltratos de camioneros de su país.

“Hemos escuchado algunas amenazas, sobre todo después de la visita del canciller, que ellos (autoridades de Arica) van a pedir el pago por adelantado, no es lógico que te cobren por un servicio que no se ha realizado, o la suspensión de servicios, que sería prácticamente no tener el puerto de Arica”, dijo Sánchez.

Desde 2004, el puerto chileno ariqueño está a cargo de la empresa privada Terminal del Puerto de Arica (TPA).

Alrededor de 600 camiones trasladan cada día carga de exportación o de importación de Bolivia en la terminal chilena, sostuvo el gerente de ASPB, que funciona en Arica como agente aduanero.

Explicó que la empresa que administra Arica resolvió aplicar desde la segunda quincena de junio un aumento del 10,72 % en sus servicios, pero sin un acuerdo previo como exigen acuerdos bilaterales para facilitar el tránsito de carga boliviana.

La ASPB tiene cubierta su obligación con el puerto hasta la primera quincena de junio, pero decidió no pagar el aumento que se aplica desde mediados de ese mes y devolver las facturas porque no acepta el aumento unilateral de las tarifas, lo que ha generado una deuda de alrededor de medio millón de dólares, sostuvo.

La documentación sobre el caso está en manos de la Cancillería boliviana, que está a la espera de poder iniciar un diálogo con autoridades chilenas para solucionar los problemas.

Las discrepancias sobre el servicio técnico de Arica al comercio de Bolivia deberían ser analizadas en el marco de la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (Aladi) y la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), sostuvo el gerente de la ASPB.

Enfatizó que Bolivia no puede ser considerado otro cliente más de Arica porque sobre el uso de los puertos hay una relación de Estado a Estado, enmarcada por el Tratado de Paz y Amistad firmado en 1904, tras la guerra del Pacífico de 1879 perdida por Bolivia.

Las tropas chilenas ocuparon ese año un territorio de 120.000 kilómetros cuadrados y 400 kilómetros lineales de costa.

Sánchez consideró que la privada TPA no puede imponer criterios en la relación entre la estatal chilena Empresa Portuaria de Arica y la ASPB, que está regulada por convenios oficiales.

El presidente Evo Morales ha insistido estos días en solicitar a su colega chilena, Michelle Bachelet, un encuentro para solucionar los problemas que sufren los camioneros bolivianos en los puertos y que consideró de urgencia humanitaria.

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, ha criticado la visita de Choquehuanca a las terminales de su país para hacer inspecciones no autorizadas y ha considerado que la oferta de diálogo es “un chiste” porque es necesario el respeto y usar los “conductos apropiados”.

Más de un 80 % del comercio de exportación e importación de Bolivia se hace a través de las terminales del norte chileno.

Cambio


Samper espera que Chile y Bolivia resuelvan diferencias antes de que escalen a conflictos

El secretario General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, instó el lunes mediante su cuenta Twitter a los gobiernos de Chile y de Bolivia a resolver sus diferencias “antes de que ellas escalen a conflictos”.

“Como Secretario General de Unasur invito a los pueblos hermanos de Chile y Bolivia a encontrar formas dialogadas de resolver sus diferencias…antes de que ellas escalen a conflictos”, señala una información difundida por la Agencia Pública de Noticias ecuatoriana Andes.

La Agencia refiere que, aunque no lo mencionó explícitamente el ex presidente de Colombia (1994-1998) se refirió a varios conflictos que sostienen las dos naciones suramericanas, el más antiguo por la salida al mar de Bolivia.

Los dos países mantienen un diferendo desde que en 1879, una invasión chilena le arrebató a Bolivia 400 kilómetros de litoral y 120.000 kilómetros cuadrados de territorios ricos en minerales.

En 1904 ambas naciones firmaron un Tratado de Paz y Amistad, según el cual Santiago se comprometió a conceder a este país el libre derecho de tránsito comercial por su territorio hacia los puertos del Pacífico.

Sin embargo, en los últimos días transportistas denunciaron el encarecimiento de las tasas portuarias en Arica y Antofagasta y los maltratos que reciben en territorio chileno, lo que afectó el traslado de la carga a ultramar.

Más recientemente, se registró un altercado renovado por las aguas del manantial del Silala, luego que Bolivia asegurara que ese caudal les pertenece y fue desviado artificialmente a Chile, que a su vez señala que es un río internacional.

Chile y Bolivia no tienen relaciones diplomáticas desde 1978 y mantienen representaciones consulares en sus respectivas capitales.

En intercambios recientes, Chile se pronunció incluso por analizar una eventual salida del Pacto de Bogotá, uno de los tratados que confiere jurisdicción al tribunal de La Haya, donde se dirimen sus problemas bilaterales y luego que ese Tribunal acogiera la petición boliviana para demandar su derecho a una salida al mar.

La Razón


Gobierno chileno lanza libro “Vocación de Paz” en medio de crecientes conflictos con Bolivia

El Gobierno lanzó oficialmente el libro “Vocación de Paz”, que intenta plasmar la política exterior chilena, en medio de los crecientes conflictos con Bolivia.

La Cancillería ya lo había comenzado a entregar en la cumbre Alianza del Pacífico realizada en Puerto Varas a fines de junio.

En su momento, el presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó que para presentar este libro, Chile debía desminar la frontera con su país y cambiar inversión militar por inversión social.

El Gobierno descartó que el texto sea una respuesta a los conflictos con Bolivia.

Eso sí, durante la presentación del trabajo, la presidenta Michelle Bachelet destacó que nuestro país cumple sus compromisos y respeta la intangibilidad de los tratados, que es una de las acusaciones que ha hecho Chile.

Al lanzamiento asistieron los expresidentes de la República, quienes criticaron al Gobierno boliviano.

En particular los exmandatarios cuestionaron la visita que realizó el canciller David Choquehuanca a puertos chilenos, además de las palabras de Morales, quien dijo que pretende abordar el conflicto de los camioneros directamente con la presidenta Michelle Bachelet.

El expresidente Sebastián Piñera dijo que el mandatario del país altiplánico “falta groseramente a la verdad”.

El expresidente Eduardo Frei aseguró que el canciller Choquehuanca vino a provocar y con ello se acabaron los respetos.

Ricardo Lagos consideró “ridículo” el llamado al diálogo del presidente Morales en momentos en que hay causas pendientes en la Corte Internacional de Justicia.

Como ya es habitual, el presidente boliviano respondió a través de su cuenta de Twitter. “Las verdades son para reflexiones y no es para insultar a nadie, menos al pueblo chileno”, indicó Morales.

“¿Acaso no es verdad que el mar y Silala están privatizados, frontera con Bolivia siguen minados y se gobierna con Constitución de Pinochet?”, agregó en la misma red social.

Por último sostuvo que “Nosotros no insultamos sólo pedimos que se respeten nuestros derechos, no es la Bolivia de antes. Somos un pueblo con dignidad y soberanía”.

Desde la Cancillería, en tanto, se detalló que repartirán el libro “Vocación de Paz” a líderes internacionales y en todas las instancias que puedan.

El libro

En más de 200 páginas, Chile plasmó las principales características de su política exterior.

El libro está escrito en español e inglés y cuenta con copias de la Declaración Universal de Derechos Humanos, una réplica del informe sobre inmigración española de 1939, estampillas, y postales.

Además, incluye una réplica del Tratado de Límites con Argentina, del Tratado de Paz con Bolivia y del Tratado con Perú.

Biobio