Gobierno anuncia nueva declaratoria de Estado de Excepción para Manabí y Esmeraldas

Tras mantener una reunión con su equipo de ministros y autoridades locales de Esmeraldas, el Presidente Rafael Correa, anunció a través de su cuenta de Twitter, que se declarará un nuevo Estado de Excepción para las provincias de Manabí y Esmeraldas, hasta que cesen las réplicas.

Este anuncio se da luego de las réplicas de 5,9 y 6,2 grados, que tuvieron como epicentro a Muisne, en la provincia de Esmeraldas. Hasta el momento no se han registrado daños mayores.

En dicha reunión participan la gobernadora de Esmeraldas, Paola Cabezas; el ministro Coordinador de Seguridad, César Navas; la Secretaria de Gestión de Riesgos, Susana Dueñas; la ministra de Salud, Margarita Guevara; el titular de Educación, Augusto Espinosa, entre otras autoridades.

El Ciudadano


Presidente Correa recorrió y visitó albergues en Muisne tras fuertes réplicas sísmicas del domingo

El presidente Rafael Correa recorrió la mañana de este lunes el cantón Muisne, en la provincia costera de Esmeraldas, que fue afectada por dos fuertes sismos (réplicas del terremoto del 16 de abril) la noche de este domingo. En su visita al cantón habló con autoridades y recorrió dos albergues.

Correa recorrió dos de los tres ce de acogida que se han instalado cerca de Muisne, epicentro de los dos temblores de 5,9 y 6,3 que sacudió a esta provincia cerca de las 21:00 y que causó temor y pánico en los moradores.

Varios de ellos, que todavía vivían en sus viviendas salieron de sus casas en Muisne o La Isla y acudieron a los campamentos que han sido dispuestos en terrenos amplios y seguros con todo lo indispensable.

El presidente compartió y conversó con personas que se refugian en el albergue Muisne 3, quienes se tomaron fotos con el mandatario y agradecieron la oportuna respuesta del Gobierno desde que ocurrió el terremoto de abril e incluso en las réplicas más fuertes como la de este domingo.

Estefanía, quien no quiso revelar su apellido, tuvo que salir de su vivienda que colapsó la noche del domingo y acudió al albergue Muisne 3, donde se ha sentido “bien por el trato que ha recibido” y ha encontrado todo lo necesario para sus papás y sus hermanos.

Según Lídice Patiño Moreira, funcionaria del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) y coordinadora del centro de acogida, hasta este domingo se habían registrado en este lugar 127 familias y un total de 263 personas. “pero tras las dos réplicas del domingo se ha incrementado a 50 familias más, y un total de 323 personas”.

Este sitio cuenta con centro de acopio, infocentro, carpas de salud, alimentación, servicios básicos, entre otros servicios. Las carpas fueron donadas, en su mayoría, por el gobierno de China y otras son del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

El presidente Correa aprovechó su visita para compartir el almuerzo con varios albergados, además de ver cómo era la organización.

Maricela Hinojosa, habitante de Muisne, quien se encuentra desde hace tres meses en Muisne 3, se ha sentido “segura” en este refugio y teme volver a su casa ante una nueva réplica.

“Han llegado las ayudas, hay buena comida. Mis dos hijas van a la escuela Alfredo Pérez Guerrero, que está en proceso de reconstrucción”, agregó Hinojosa.

El Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) está adecuando un terreno para reubicar a 1.000 familias especialmente de la isla cuyos terrenos son inestables.

El temor por nuevas réplicas también ha afectado la salud de varios de los refugiados, según el médico Gabriel Jara, un joven quiteño que llegó hace una semana a este albergue. Junto a dos médicos más y cinco enfermeras atienden las dolencias de quienes habitan en este lugar temporalmente.

“Hay gente tensa o con problemas de hipertensión. Lo que hacemos es controlar la medicación y la presión”, aseguró Jara, quien además indicó que no se han detectado otras enfermedades en el lugar.

Hasta el momento no se han registrado daños mayores de las dos réplicas del domingo, ni heridos de gravedad. El primer mandatario anunció en horas de la mañana que extenderá el estado de excepción solo en las provincias de Manabí y Esmeraldas, las más afectadas por el terremoto del 16 de abril.

Después, el mandatario visitó una escuela provisional que se construye en Muisne continental. Esta edificación, según los constructores, estará lista la próxima semana. De acuerdo con el Ministerio de Educación estas aulas albergarán a 1140 alumnos tanto en la jornada matutina como vespertina.

Tras este recorrido mantuvo una reunión con el Comité de Reconstrucción y Reactivación Productiva.

Andes