Costa Rica será sede de una consulta regional para América Latina y el Caribe previa a la segunda sesión del Panel de Alto Nivel para el Empoderamiento Económico de las Mujeres del Secretario General de Naciones Unidas.

La cita, co-auspiciada por ONU Mujeres y el Instituto Nacional de las Mujeres de Costa Rica (INAMU), tendrá lugar en San José, Costa Rica, el próximo 14 de julio.

“Costa Rica como anfitrión se une a estos esfuerzos globales que evidencian la magnitud del desafío a emprender, nuestro país se convertirá en capital de estos esfuerzos, al ser sede de este comité creado por la ONU. Las recomendaciones de este Panel mundial servirán para proporcionar las acciones claves que pueden ser adoptadas por gobiernos, sector privado, y otros grupos interesados”, comentó el Presidente de la República Luis Guillermo Solís sobre el tema.

El Panel de Alto Nivel fue constituido por el Secretario General Ban Ki-Moon en marzo de 2016 y es co-presidido por el costarricense Luis Guillermo Solís y la CEO de IKEA-Suiza, Simona Scarpaleggia; está integrado por líderes de gobierno, sector privado, academia y sociedad civil.

El Panel presentará este año recomendaciones orientadas a la acción para mejorar los resultados económicos de las mujeres en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, promoviendo el liderazgo de las mujeres en el impulso al crecimiento económico y en galvanizar la voluntad política para ello. Su segunda reunión tendrá lugar los días 14 y 15 de julio en el Hotel Herradura.

La consulta previa para América Latina y el Caribe brindará insumos y una perspectiva regional para informar el debate global.

Al encuentro, acudirán destacadas figuras, incluyendo la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, la Presidenta Ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres de Costa Rica, Alejandra Mora Mora, así como destacadas representantes de la sociedad civil y empresarial, incluyendo Dorotea Wilson (Nicaragua), Tania Espinosa (México), Shirley Pryce (Jamaica), Ilya Marotta (Panamá) y Denise Dora (Brasil), quienes presentarán las experiencias concretas desde la perspectiva de las mujeres indígenas, afrodescendientes, de los sectores formal e informal de la economía, el sector empresarial y de las trabajadoras del servicio doméstico.

“El PANEL se orienta a eliminar barreras, potenciar oportunidades por los derechos de las mujeres y en beneficio para nuestras sociedades. Un estudio de la CEPAL del 2014 indicaba que, si no hubiera aumentado la participación femenina gracias a un marco de políticas sociales más inclusivas, la pobreza extrema en América Latina habría sido de 30%, y no del 11,8% que es el dato que tenemos hoy. Por eso estamos seguras que cada vez que más mujeres se empoderan tendremos una sociedad más inclusiva y una economía más robusta”, comentó Alejandra Mora.

“De 1990 al 2012 hubo un gran progreso en la participación de la mujer latinoamericana y caribeña en el mercado laboral, la región avanzó más que cualquier otra del mundo. Paralelamente, se observan incrementos en los niveles de ingreso de la región y una significativa mejoría del poder adquisitivo del salario mínimo en los últimos 15 años. Por otra parte, medidas adoptadas por los gobiernos, como la expansión de programas de trasferencias condicionadas de renta y las pensiones no contributivas, impactaron positivamente en la vida de las mujeres, dándoles más autonomía económica y generando mejores condiciones de cuido a sus dependientes,”, señaló Luiza Carvalho, Directora Regional de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe.

Según Naciones Unidas, la inversión en el empoderamiento económico de la mujer es intrínseca para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), pero a pesar de los importantes avances que se han logrado hacia la igualdad de género, la erradicación de la pobreza, y el crecimiento económico inclusivo, grandes brechas de género y oportunidades económicas permanecen a través de países y regiones.

El País