Por un turno médico, aceptan cambio de horario para cita de Cristina en Tribunales

La expresidente Cristina de Kirchner pidió al juez federal Claudio Bonadio postergar hasta las 13 de este miércoes su presentación ante los Tribunales Federales de Comodoro Py para notificarse personalmente del procesamiento y el embargo dictado en su contra en la causa por las operatorias de dólar a futuro.

Así lo consignaron fuentes judiciales, quienes detallaron que el pedido fue planteado a través de una presentación realizada hoy por su abogado, Carlos Beraldi, dado que, en el horario fijado por el magistrado, a las 10, la exmandataria tenía pautado previamente un turno médico.

La exmandataria arribó el sábado a la noche a la ciudad de Buenos Aires proveniente de Santa Cruz, y tras ser recibida por militantes en el Aeroparque metropolitano, se dirigió a su domicilio del barrio porteño de Recoleta, adonde se encuentra alojada.

Bonadio la había emplazado a presentarse en su juzgado luego de rechazar distintos recursos de su abogado, quien intentó lograr autorización para que se notificara en la justicia federal de Río Gallegos y no fuera necesario concurrir personalmente a los Tribunales de Comodoro Py, en la ciudad de Buenos Aires.

El juez le dio primero cinco días hábiles -que vencían este martes a la mañana- pero, luego, optó por convocarla para mañana a las 10.

El último intento por evitar notificarse en Comodoro Py 2002 había sido una queja ante la Sala II de la Cámara Federal porteña, pero el Tribunal de Apelaciones la dejó en suspenso y no la resolvió porque está recusado por la misma defensa de la ex presidenta para intervenir en la causa.

Como todavía no se decidió si los camaristas de ese Tribunal de Apelaciones seguirán o no en el caso, la queja quedó sin resolución al igual que las apelaciones presentadas contra todos los procesamientos dictados por Bonadio en el marco de ese expediente.

La expresidente concurrirá a Py mañana, el mismo día en que, desde la cárcel de Ezeiza, está previsto el trasladado del detenido empresario Lázaro Báez para ampliar su indagatoria ante el juez federal Sebastián Casanello por lavado de activos.

Junto a Báez serán trasladados desde el penal los también detenidos Daniel Pérez Gadin, contador de Austral Construcciones, y Jorge Chueco, abogado del detenido empresario.
Ante ello, se prevé que se montará un riguroso operativo de seguridad en los tribunales de Retiro.

También mañana es el cumpleaños de la hija de la exmandataria, Florencia Kirchner, uno de los motivos del viaje de la ex Presidenta desde Río Gallegos este fin de semana.

Cristina fue procesada el 13 de mayo pasado por supuesta “administración infiel en perjuicio de la administración pública” con un embargo por 15 millones de pesos.

Bonadio procesó, además, a 14 ex funcionarios de su Gobierno, quienes ya cumplieron con la obligación de notificarse en persona dentro de los tres días hábiles de firmado el fallo.

El trámite que debe realizar la expresidente es habitual con todos los procesados y usualmente se cumple por la ventanilla de acceso de la secretaría a cargo de la causa en cada juzgado.

En la causa están, además, procesados el exministro de Economía Axel Kicillof y el extitular del Banco Central Alejandro Vanoli, entre otros.

Ámbito


Ronda de encuentros con la propia tropa

En su primera jornada de actividad política tras su regreso a Buenos Aires, Cristina Fernández mantuvo ayer reuniones con algunos de los dirigentes más fieles al proyecto kirchnerista, participó de la presentación de una revista en el Instituto Patria y dialogó brevemente con algunos medios al terminar. Pasado el mediodía, la ex presidenta llegó a la fundación que conducen Oscar Parrilli y Teresa Parodi. Se reunió por separado con Martín Sabbatella; Leopoldo Moreau; los intendentes Juan Patricio Mussi (Berazategui) y Jorge Ferraresi (Avellaneda) y con los diputados de La Cámpora, Andrés Larroque, Eduardo “Wado” De Pedro y Juan Cabandié, entre otros. Según fuentes que participaron de los encuentros, se la vio “muy tranquila” en lo personal pero “preocupada por la gravedad de la situación económica y su fuerte impacto social”. No hubo, en cambio, conversaciones en torno a la estrategia electoral o las candidaturas para el año próximo. Hoy a las 13 se presentará en el juzgado de Claudio Bonadío para notificarse de su procesamiento en el marco de la causa por el dólar futuro. La Cámpora y Nuevo Encuentro convocaron a través de las redes a acompañarla en Tribunales, aunque no habrá una movilización masiva como en abril pasado.

La ex presidenta llegó al edificio de la calle Riobamba 80 en el mismo auto blanco que la llevó el sábado a la noche desde Aeroparque hasta su departamento en el barrio de Recoleta. Pasado el mediodía comenzaron a llegar los dirigentes a los que había convocado para un encuentro en privado. Página/12 pudo saber que la mayor parte de las conversaciones con CFK se centraron en la situación económica, el ajuste llevado adelante por el gobierno de Mauricio Macri y las consecuencias negativas para la sociedad y en particular para los sectores de menores ingresos. Se abordó, aunque en menor medida, la “campaña de persecusión y difamación” que ya había denunciado CFK públicamente en las cartas difundidas por las redes sociales los días previos a su viaje a la Capital Federal.

La elección de los convocados no fue azarosa. Se trata de dirigentes de distintas agrupaciones políticas (Nuevo Encuentro, La Cámpora, Movimiento Nacional Alfonsinista-Forja, y dos intendentes del PJ) que se mantienen leales pese a los embates del macrismo, un sector de la Justicia y de los medios de comunicación. “No hay ningún atisbo de que se retire de la política”, coincidieron las fuentes consultadas por este diario. La vieron activa, “en acción”, siguiendo de cerca los temas de actualidad. La agenda para los próximos días no está todavía definida y si bien no descartan que haya reuniones con diputados y senadores como en la visita anterior, cerca de la mandataria señalaron que su estadía en Capital Federal también “es una oportunidad para juntarse con otros colectivos”.

No se habló de estrategia electoral aunque la volvieron a escuchar referirse a la necesidad de un armado político “amplio”, que exceda los límites de la dirigencia tradicional. Un planteo similar al del frente ciudadano que lanzó en su anterior visita a Buenos Aires. En esa línea, los convocó a construir políticamente en el territorio, dejando de lado la “rosca de palacio”.

Sobre las causas judiciales contra distintos funcionarios de su gobierno, la ex presidenta consideró que no se trata de un ataque contra el kirchnerismo solamente, sino “contra el peronismo y contra la política en su conjunto”. “Necesitan que haya poca política”, le escucharon decir.

En la reunión con los intendentes, CFK les preguntó por la situación económica y social en sus pagos. “Ella es una gran estadista. Aporta mucha claridad”, afirmó ayer Mussi, dejando atrás los rumores de un eventual alejamiento del kirchnerismo. Ante la descripción del escenario en su distrito, el intendente de Berazategui recordó que en enero la ex presidenta le había adelantado que sentiría “el olor a goma quemada”, en relación a las protestas por pérdida de puestos de trabajo y del poder adquisitivo de los salarios.

Durante los encuentros también hubo lugar para una mirada sobre la región. CFK reflexionó sobre el cambio de ciclo en distintos gobiernos latinoamericanos y alertó sobre la presencia de la mano de “la Embajada” –en referencia a Estados Unidos– detrás las crisis como la de Brasil. Al salir de la reunión contó que habló sobre estos temas con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper.

Tras pasar a saludar en la presentación de la revista Independencias (ver página 10), la ex presidenta salió del instuto Patria y habló con algunos medios. “Los mismos dirigentes gremiales que cerraron paritarias por arriba de la inflación en nuestro Gobierno, con esta gestión (de Mauricio Macri) acordaron paritarias por debajo de la inflación y en cuotas como Ahora 12”, dijo, al tiempo que cuestionó el tratamiento de algunos temas durante su gobierno en comparación con la administración de Cambiemos.

Hoy asistirá nuevamente a Comodoro Py, donde volverá a verse con el juez Bonadio. Por un turno para una consulta médica solicitada con anterioridad, pidió pasar para las 13 la cita prevista originalmente para las 10, cuando currirá al mismo edificio el empresario Lázaro Báez.

Página12