El ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca Díaz y el Director General del Programa de Exportaciones Saudita del Fondo Saudita para el Desarrollo, Ahmed M. Al-Ghannam, rubricaron en la mañana de ayerdos importantes acuerdos en materia económica.

El primero fue el Acuerdo de Préstamo para financiar el Proyecto de Rehabilitación de los Sistemas de Abasto de Agua y Saneamiento en la ciudad de Cárdenas.

El Fondo Saudita hará un adelanto a largo plazo valorado en 120 millones de riales sauditas (29.1 millones de dólares) anualmente para asegurar la construcción de una conductora y redes de distribución nuevas que permitan el abastecimiento de agua potable en esa ciudad de la provincia Matanzas.

Estas infraestructuras utilizarán fuentes seguras y permitirán el mejoramiento y preservación de la salud de esta urbe, así como mejorará el sistema de drenaje pluvial, señala una parte del texto rubricado en la sede del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera en la capital cubana.

La parte cubana cuenta con el personal de experiencia para la materialización del proyecto, no obstante se necesita la colaboración que apoye el financiamiento para la adquisición de materiales, equipos, respuestas y piezas para los equipos de construcción, indica el documento.

Malmiercadijo que se prevé además la construcción deun sistema de alcantarillado y una planta de tratamiento de residuales.

“Desde el 2010 comenzó la colaboración de Cuba con el Fondo, la firma de estos acuerdos es prueba de la voluntad de ambas partes en continuar con el intercambio en materia económica”, agregó el Titular.

El otro convenio firmado este jueves fue un Acuerdo de Financiamiento para la Importación de Productos Sauditas.

Este se ejecutará a través del Programa de Exportaciones Saudita del Fondo mediante el cual se podrán importar bienes por un monto aproximado de 50 millones de dólares.

El directivo saudí, Al-Ghannam, por su parte, dijo que estos acuerdos suscritos consolidan la cooperación comercial y financiera entre las dos naciones y patentizó la voluntad del Fondo Saudita para el Desarrollo en fortalecer la relación económica con Cuba.

El Acuerdo de Préstamo es el cuarto firmado con el Fondo Saudita y el tercero en el sector de los recursos hidráulico, mientras que el Acuerdo de Financiamiento es el primero de ese tipo.

En el acto de firma estuvieron presentes además el embajador de Cuba en Arabia Saudita, Enrique Enríquez y el Encargado de Negocios de la Embajada del país árabe en la Isla, Abdulkareen M. A. Helal.

Granma