La selección de fútbol de Estados Unidos jugará su primer encuentro amistoso en Cuba en siete décadas, el 7 de octubre en La Habana, informó este jueves la federación estadounidense (US Soccer).

Estados Unidos y Cuba se medirán en el estadio Pedro Marrero de la capital cubana, en lo que será el primer amistoso entre ambas escuadras desde 1947, y solo la segunda visita de la escuadra norteamericana en la isla desde entonces.

Los dos combinados se enfrentaron en La Habana en 2008 en un partido clasificatorio para el Mundial Sudáfrica-2010, que Estados Unidos ganó 1-0.

Em junio de 2015, el Club Cosmos jugó un partido amistoso con la selección cubana, marcando el inicio de un intercambio futbolístico al parecer más asiduo entre las dos naciones vecinas, tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

El partido entre las selecciones nacionales será transmitido por las televisoras estadounidenses en inglés y español.

“Estamos felices de llevar nuestro equipo a Cuba”, dijo el seleccionador del combinado estadounidense, el alemán Jürgen Klinsmann, en un comunicado.

“Además de la buena competición, siempre estamos buscando diferentes experiencias para nuestro grupo, y ésta es una oportunidad única”, añadió Klinsmann.

Durante una visita a La Habana en marzo, el presidente Barack Obama presenció junto a su par cubano Raúl Castro un juego de lo que ambos países reclaman como su deporte nacional: el béisbol.

Los Rays de Tamba Bay de las Grandes Ligas se enfrentaron a la selección nacional cubana, el primer encuentro de ese tipo desde 1999.

Klinsmann llevó a Estados Unidos al cuarto lugar en la Copa América Centenario, que tuvo lugar en junio en territorio estadounidense.

Antes de viajar a Cuba, la selección estadounidense seguirá su lucha por un lugar en el Mundial-2018 en Rusia, con choques el 2 de septiembre ante San Vicente y las Granadinas, y cuatro días después frente a Trinidad y Tobago.

Cuba Debate