Cuba y Estados Unidos acordaron reforzar con nuevas iniciativas la cooperación en el área marítima, con el objetivo de proteger la naturaleza y especies sensibles como los tiburones.

Ambos países están separados por el Estrecho de la Florida, una franja de mar tropical con intensa vida y recursos naturales.

Delegaciones de ambas naciones definieron esta semana en La Habana “iniciativas” concretas para la implementación de acciones en los campos de la protección y manejo sostenible de la biodiversidad. También buscarán la reducción de la vulnerabilidad costera en tiempos de calentamiento global e intercambiarán información científica y organizarán actividades conjuntas.

El mes pasado el Fondo para la Defensa del Medio Ambiente de Estados Unidos (EDF, por sus siglas en inglés), divulgó que coopera con Cuba desde 2010 sobre problemas ambientales. Ahora el “deshielo” anunciado en diciembre de 2014 ha expandido esa colaboración a la protección de los tiburones.

La entidad reveló que la isla desarrolla un Plan de Acción Nacional para la Conservación y Manejo Sostenible de los escualos con respaldo del EFD.

A causa de la gran distancia científica que guardaron ambas naciones durante casi 60 años de inexistencia de relaciones a causa del grave conflicto que han tenido, los mares cercanos a las costas de Cuba son un “misterio” para los científicos estadounidenses, que ahora comienza a disiparse. A inicios de 2015, la cadena de TV Discovery Channel comenzó a filmar documentales sobre tiburones “cubanos”, atraído por un gran tiburón blanco atrapado en 1945 en la pequeña localidad pesquera habanera de Cojímar.

El primer documental de una serie mostró amarillentas fotografía tomadas en Cojímar en la época del “monstruo” de 6,4 metros (21 pies) de longitud y 7100 libras (3,2 toneladas) de peso rodeado de los pescadores y de curiosos.

Se cree que los tiburones blancos no son abundantes en las calientes aguas cercanas a Cuba, pero la nadadora estadounidense Diana Nyad dijo a la prensa en 2011 durante uno de sus intentos de cruzar el Estrecho de la Florida en el año 2011, que avistó un ejemplar a solo 35 millas de las costas de Cuba.

Se dice que el primer ataque de tiburón en Cuba ocurrió en la Bahía de la Habana en 1740 contra un marino inglés que perdió un pie a causa del incidente.

Al encuentro sobre protección de áreas marítimas que acaba de terminar en La Habana, el tercero sobre el tema tras iniciarse el “deshielo”, asistió David Balton, subsecretario adjunto para Océanos y Pesca del Departamento de Estado en Washington, junto a representantes de esa instancia y de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) del Departamento de Comercio.

Los participantes por la parte cubana fueron José Fidel Santana Núñez, viceministro del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medioamðbiente (CITMA),y funcionarios de la Agencia de Medio Ambiente y del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Las partes “expresaron su voluntad de continuar avanzando en el desarrollo de una cooperación mutuamente ventajosa”, según una nota de la cancillería cubana.

Cuba Debate