El presidente de Ecuador, Rafael Correa, llamó a la ciudadanía a mantener la calma tras los dos sismos de 5.9 y 6.2 grados registrados este domingo y que los expertos consideran réplicas del terremoto del 16 de abril último; y también informó que hasta ahora no se reportan daños materiales ni humanos, pero viajará este lunes a la provincia de Esmeraldas para atender la situación.

“Sobre todo hay que mantener la calma, son réplicas normales”, señaló el mandatario en una entrevista con el canal nacional Ecuador TV, al que señaló que “hasta ahora no tenemos reportes de daños materiales ni de daños personales”.

Dijo que, sin embargo, es muy comprensible el temor que sienten los pobladores de la zona costera del país, donde ahora se repiten estos movimientos telúricos, luego del terremoto que ocurrió hace menos de tres meses y que dejó 670 muertos y daños materiales cuantiosos.

Señaló que viajará este lunes en horas de la tarde a la provincia de Esmeraldas para hacer acto de presencia y “darles un abrazo a los esmeraldeños” por la situación que están pasando, y segundo, atender personalmente cualquier reacción que se tenga que hacer por las réplicas.

“Pero insisto, hasta ahora estamos recopilando información; acabo de hablar con la Gobernadora de Esmeraldas, con la Secretaria de Riesgos, etcétera, pero hasta ahora no tenemos reportes de daños materiales, ni de daños personales, y lo segundo es lo que más nos preocupa”, remarcó.

En la transmisión especial de la televisión pública, Mario Ruiz, Jefe de Área de Sismología del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, señaló que los sismos registrados este día se corresponden “con un proceso de ajuste que puede durar varios meses”.

Precisó que estos eventos se deben al reacomodamiento de las fallas tectónicas y de la zona de ruptura, después de hacer sucedido un sismo tan grande como el de 7.8 grados en la escala de Richter, en abril pasado.

Indicó que en las próximas horas será precisado el número de réplicas ocurridas en territorio ecuatoriano, las que estimó que deben superar las 2.200 desde el 16 de abril de este año.

Ruiz hizo un llamado a afrontar estos eventos que están ocurriendo con tranquilidad y con calma, y apuntó que “el pánico es el peor acompañante en estos momentos”.

Por su parte, el ministro de Educación, Augusto Espinosa, refirió en entrevista con Ecuador TV que fueron suspendidas las clases este lunes 11 de julio en las provincias de Manabí y de Esmeraldas, información que hizo circular el Ministerio competente en un comunicado.

En el texto se señala que la medida responde al objetivo de evaluar preventivamente la infraestructura educativa y velar por la seguridad de los estudiantes.

“El Ministerio de Educación hace un llamado a la comunidad educativa a mantener la calma y a informarse por los canales oficiales”, señala el comunicado.

La titular de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, Susana Dueñas, llamó a mantener la calma y ratificó que no existe alerta de tsunami; además reiteró la confianza a la población y la instó a comunicarse con el sistema integral de seguridad y a utilizar el canal de emergencias correspondiente, al tiempo que los albergues están disponibles y el sistema de salud pública activado.

El ministro de Defensa, Ricardo Patiño, confirmó a la televisión nacional y en Twitter que equipos de las Fuerzas Armadas de Ecuador están movilizados en zonas de réplicas de hoy, y los Comandantes de reparto “no reportan víctimas hasta el momento”.

Andes