Como un tema ‘complicado’. Así calificó ayer el ministro de Comercio, Juan Carlos Cassinelli, a las negociaciones para la ratificación del acuerdo multipartes con la Unión Europea (UE) hasta diciembre próximo, fecha tope de la vigencia de las preferencias arancelarias.

“Es un tema que seguimos peleando con los plazos, es un tema que siempre hemos calificado como complicado”, indicó a la prensa.

El funcionario realizó ayer un balance de su última gira por Europa, a finales de junio.

Entre otros avances señaló que se logró acelerar ciertos procesos legales para poder llegar a diciembre con la ratificación del acuerdo.

“Esperamos en julio (este mes) una primera respuesta positiva –de la UE– en los temas de las traducciones en los temas legales para acortar los plazos en el Consejo de la Unión Europea”, agregó.

Sobre el brexit, la salida de Gran Bretaña de la UE, expresó que es una situación “que no ayuda” a las negociaciones con el bloque europeo.

Explicó que “complica en la medida que es un tema de tanta relevancia para la UE, esta es su primera atención, lo que tenemos que hacer nosotros es presencia permanente para que no descuiden también el tratamiento de lo que tiene que ver con Ecuador”, indicó Cassinelli, al reconocer que el principal problema del país para llegar a diciembre es el tiempo.

“Tenemos pocos meses para agotar distintas instancias y por eso estamos haciendo presencia permanente…”.

El ministro también expuso la situación a representantes del sector empresarial reunidos ayer en el hotel Oro Verde, de Guayaquil, en el marco de una cita con el Consejo Sectorial de la Producción, conformado por siete ministerios, en donde se dieron a conocer la aprobación de nuevas inversiones.

Juan Carlos Díaz-Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), presente en el encuentro, indicó que el sector empresarial está comprometido a apoyar al Gobierno en las negociaciones para lograr la ratificación a tiempo, pero recomendó que se eliminen las salvaguardias, pues aseguró que las medidas, que se extendieron hasta 2017, sí condicionan el acuerdo con los europeos.

Pero Cassinelli aseguró que “la UE no ha condicionado en ninguna de sus instancias el tema de la ratificación del acuerdo al tema OMC (Organización Mundial del Comercio)”.

Richard Martínez, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano, indicó que como sector privado acompañarán el proceso para cerrar el acuerdo. “No hay que olvidar que 300 mil plazas de trabajo están vinculadas con el sector productivo exportador”, dijo.

Francisco Alarcón, titular de la Cámara de Industrias de Guayaquil, se mostró preocupado por los plazos, pero indicó que confían en que la firma llegue hasta diciembre.

Mientras que Daniel Legarda, titular de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), prefirió no adelantar criterios sobre el tema sino hasta después de una reunión prevista con el ministro en el despacho del Ministerio de Comercio Exterior, en Guayaquil, para la tarde de ayer.

El Universo