“Gobierno busca dividir las filas de la insurgencia”: ELN

En carta a los 33 eurodiputados y al Parlamento Alemán, que en días pasados expresaron públicamente su respaldo al proceso de negociación entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla del ELN, y les pidieron a las partes hacer todos los esfuerzos posibles para dar pronto inicio a las conversaciones, el máximo comandante de ese grupo subversivo, Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”, señaló que dicho apoyo, junto a muchos otros similares hechos por la comunidad internacional y por múltiples sectores de la sociedad colombiana, conforman un acompañamiento activo “necesario para lograr que el Gobierno se decida a descongelar estas negociaciones de paz”.

“Al parecer, en las altas esferas gubernamentales temen iniciar la negociación pública con el ELN y avanzar en el primer punto de la Agenda: participación de la sociedad, porque esto ‘podría empañar la campaña por el plebiscito’. De nuestra parte no tenemos ninguna pretensión o interés en este sentido. Respaldamos el proceso y mecanismo de refrendación de los acuerdos hechos entre el gobierno y las FARC, dando por entendido que el proceso a desarrollarse con el ELN tiene sus propios caminos y particularidades”, señala el jefe guerrillero en la misiva, fechada el 25 de julio.

Según “Gabino”, después de tres meses, el Gobierno mantiene congelado el proceso, “fiel a su táctica de dividir los dos procesos, el de las FARC y el del ELN, para avanzar con el primero, mientras congela el segundo”. Y en este sentido, dice que lo que se busca es “dividir las filas de la insurgencia, pretendiendo evitar un frente común entre estas y a la vez entre estas y la sociedad, por el temor a que ello presione con mayor fuerza la paz con justicia social y los nuevos rumbos del país, en que la violencia de los de arriba y el terrorismo de Estado tengan que replantearse y en los que se vayan dejando atrás las razones históricas y estructurales que generan la lucha guerrillera en Colombia”.

El jefe del ELN reafirma que, de su parte, están “listos” para cumplir lo acordado e iniciar de inmediato la ronda de conversaciones, que tendría como sede inicial a Quito, Ecuador. Y concluye: “Entre más rápido iniciemos, con mayor prontitud se podrán abordar y buscarle solución a los temas de interés de todos”.

El Espectador


Carta: El Apoyo De Parlamentarios Europeos Nos Compromete

Señoras y señores Eurodiputados y Bancadas parlamentarias del Bundestag.

Recibimos sus manifestaciones de apoyo al proceso de paz y a esta Mesa de diálogo, ellas nos comprometen más a persistir en el logro de una solución política a este conflicto.

Lo dicho por el Parlamento Alemán, lo asumimos como un llamado para ambas Partes:

“El Bundestag Alemán recibe con satisfacción el anuncio de que igualmente se inicien diálogos formales de paz entre el gobierno colombiano y el ELN. Sin la participación de este último grupo de rebeldes, la paz quedará incompleta”.

Igualmente valoramos lo expresado por los 33 eurodiputados:

“El 30 de marzo de 2016, el Gobierno colombiano y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunciaron conjuntamente el inicio de la fase pública de conversaciones de paz… Como miembros del Parlamento Europeo queremos mostrar nuestra alegría y esperanza ante este hecho, así como respaldar este nuevo paso en el proceso, cuyo inicio de negociaciones tendrá su sede en Ecuador… instamos a las Partes a hacer todos los esfuerzos posibles para dar pronto inicio a las conversaciones y llevarlas hasta su feliz término”.

Este respaldo, junto a muchos otros similares hechos por la comunidad internacional y por múltiples sectores de la sociedad colombiana que igualmente nos han escrito, conforman un acompañamiento activo, necesario para lograr que el gobierno de Santos se decida a descongelar estas negociaciones de paz. Esfuerzos que se suman a los que desde el inicio de estos diálogos, realizan los seis países garantes: Venezuela Ecuador, Cuba, Noruega Chile y Brasil.

El 30 de marzo de este año, hicimos público el Acuerdo de Agenda, entre el gobierno y nosotros, para iniciar un proceso formal de negociación en búsqueda de la paz, en una Mesa pública, cuya instalación se haría en la hermana República de Ecuador.

Pasados más de 3 meses el gobierno mantiene congelado este Acuerdo, fiel a su táctica de dividir los dos procesos, el de las FARC y el del ELN; para avanzar con el primero, mientras congela el segundo. Buscando así dividir las filas de la insurgencia, pretendiendo evitar un frente común entre estas y a la vez entre estas y la sociedad; por el temor a que ello presione con mayor fuerza la paz con justicia social y los nuevos rumbos del país, en que la violencia de los de arriba y el terrorismo de Estado, tengan que replantearse y en los que se vayan dejando atrás las razones históricas y estructurales, que generan la lucha guerrillera en Colombia.

Al parecer en las altas esferas gubernamentales, temen iniciar la negociación pública con el ELN y avanzar en el Primer punto de la Agenda: Participación de la sociedad, porque esto “podría empañar la campaña por el Plebiscito”. De nuestra parte no tenemos ninguna pretensión o interés en este sentido. Respaldamos el proceso y mecanismo de refrendación de los acuerdos hechos entre el gobierno y las FARC. Dando por entendido que el proceso a desarrollarse con el ELN tiene sus propios caminos y particularidades.

Acordamos, firmamos y dimos a conocer públicamente el 30 de Marzo, todo lo necesario para iniciar la fase pública de negociaciones. Se definió que todos los temas de interés conjunto o de una de las Partes serían tratados en la Agenda, durante la fase pública. De nuestra parte nos reafirmamos en estos acuerdos. Reiteramos que estamos listos para cumplir lo acordado e iniciar de inmediato, la ronda de conversaciones, que acordamos desarrollar en Quito. Entre más rápido iniciemos, con mayor prontitud se podrán abordar y buscarle solución a los temas de interés de todos.

Agradecemos el respaldo que instituciones y personalidades como Ustedes, brindan a la búsqueda de paz para Colombia y esperamos que este acompañamiento se mantenga.

Cordialmente,

Nicolás Rodríguez Bautista

Primer comandante del ELN.

Julio 25 de 2.016

ELN


Sin César Gaviria, partidos políticos empezaron campaña por el ‘Sí’

La llamada Unidad para la Paz instaló un comité político que está integrado por los partidos que apoyan 100 % la negociación que se está adelantando en Cuba entre el Gobierno y las FARC. Su misión será alinear a los militantes de las colectividades para que recorran las ciudades y así conquistar el voto de opinión.

Aunque el expresidente César Gaviria fue designado coordinador de la campaña por el “Sí”, los partidos políticos se adelantaron a la tarea y crearon esa instancia que trabajará en varias regiones. “Hemos conformado un comité político central de todos los partidos afines a la paz que vamos a coordinar el plebiscito por la paz, vamos a viajar a todas las regiones y el lunes empezaremos en Cali a impulsar el ‘Sí’”, dijo el presidente del Senado, Mauricio Lizcano.

Precisamente esa actividad, que empezará en el Valle del Cauca, será el primer evento de la Unidad por la Paz. Allí, el próximo lunes, arrancará formalmente la campaña para conquistar umbral requerido para superar el plebiscito.

La conformación de este comité se cocinó en la presidencia del Senado, donde hubo presencia de los voceros de La U, Cambio Radical, Partido Conservador, Opción Ciudadana y Alianza Verde. La entrada, fue la explicación de Lizcano a sus compañeros sobre el trabajo que se debe hacer en el país. El plato fuerte, las fechas en que se visitarán las regiones, y el postre, el anuncio de que no será la única reunión porque cada ocho o 15 días tendrán que encontrarse para coordinar el trabajo de campaña.

El senador Antonio Navarro Wolf aclaró que el hecho de instalar el comité político no significa que estarán sujetos a las órdenes de alguien en especial y que los verdes mantienen su independencia. “Esta es una coordinación que hará cosas juntos, pero cada loro en su estaca en muchas cosas. Cada partido tendrá su estructura, pero no podemos negar que la unión hace la fuerza y lo que necesitamos son votos por el sí”.

Aunque este no será el único comité que se instalará para trabajar en pro del plebiscito, preocupa que, por ahora, no se ve por ningún lado al expresidente César Gaviria. La Unidad Nacional ha manifestado que tendrán sus propias campañas, así que surge la duda sobre qué coordinará el exmandatario, ya que por lo visto en ninguna colectividad, excepto en el liberalismo, quieren recibir sus órdenes.

“Esta es una campaña de la gente, de los colombianos que quieren acabar con la guerra y ese será nuestro papel. Es una máxima instancia para coordinar el trabajo”, dijo Rodrigo Lara, presidente de Cambio Radical.

Como dentro de poco se empezarán a oír lemas de campañas y se verá publicidad a favor y en contra del plebiscito, el presidente de La U, Armando Benedetti, ya propuso el eslogan de su partido: “Sí a la paz, no a la guerrilla”.

“Ese es un eslogan que yo propuse y espero que el partido lo asuma, todos deben opinar, pero a mí me gusta porque no generamos polarización. El Consejo Nacional Electoral será quien reglamente la campaña”.

Mientras en el Capitolio Nacional ya se cocinó la primera estrategia para conquistar el plebiscito, en el uribismo aún no definen si se irán por el no o el abstencionismo.

La intención de haber creado este comité político es coordinar todos los eventos políticos y públicos que se harán en las distintas ciudades y pueblos del país para promover el “Sí” desde la dirigencia de los partidos.

Semana