El Gobierno ecuatoriano, a través de la Cancillería, rechazó las “críticas unilaterales e infundadas” contenidas en el Informe sobre Transparencia Fiscal del año 2016, que fue publicado ayer por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

En dicho informe se incluye al Ecuador en una lista de 57 Estados que, supuestamente, “no cumplirían con ciertos niveles de transparencia fiscal, establecidos de forma arbitraria por el Gobierno de los Estados Unidos”.

En el comunicado, la Cancillería manifestó su “seria preocupación por la elaboración de informes unilaterales y sesgados que buscan afectar injustificadamente la imagen internacional de nuestro país”.

Añade que Ecuador ha emprendido una campaña global con el objetivo de poner fin a los paraísos fiscales. “Invitamos a los Estados Unidos de América a unirse a dicha acción y demostrar su verdadero compromiso con la ética y la transparencia, actuando sobre las jurisdicciones con prácticas fiscales opacas que se encuentran en sus propios territorios”.

Frente al informe, destaca que ningún otro Gobierno en la historia del Ecuador ha hecho tanto por crear un sistema transparente de gestión pública. Menciona como ejemplos a la Ley Orgánica de Transparencia y Acceso a la Información Pública (Lotaip), la Ley Orgánica de Participación Ciudadana y Control Social, así como la creación de las Subsecretarías de Transparencia y de Control Social.

El Telégrafo