La Colectiva Mujer y Salud, el Instituto de Género y Familia de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y el Centro de Solidaridad para el Desarrollo de la Mujer (Ce-Mujer) reaccionaron indignadas con que se castigue el aborto absoluto, como decidió el pasado martes la Cámara de Diputados, y alertó que se incentivan los abortos clandestinos.

Adelantaron que la nueva ley penal constituye una condena en contra de las mujeres más pobres, las desprotegidas y de las jóvenes. Cinthya Amanecer Velasco, Sergia Galván, Virtudes de la Rosa y Graciela de la Cruz, rechazaron el informe del Código Penal que elimina el artículo que disponía elaborar una Ley que permitiera el aborto terapéutico y demandaron del presidente Danilo Medina observar la ley por causa del aborto, tal y como lo hizo en el 2014.

Las agrupaciones feministas anunciaron el inicio de una jornada de lucha y de protesta a partir de este vienes 22, para oponerse a la aprobación que hizo la Cámara de Diputados el pasado martes, del proyecto de Ley que crea el Nuevo Código Penal de la República Dominicana, el cual castiga con cuatro hasta 10 años de prisión al que provoque un aborto.

El código aumenta la pena máxima por este crimen de 30 a 40 años.

Las feministas repudian la ley que tuvo el apoyo de 132 diputados y que elimina el artículo 110 del anterior Código Penal, relativo al aborto terapéutico.

Reacciones de las activistas por los derechos de las mujeres. Velasco, directora ejecutiva de Colectiva Mujer y Salud, dice que la actuación de los diputados es un acto de profunda irresponsabilidad. “Es de muy poco valor haber sacado las causales por las que se despenalizaba el aborto en el Código Penal, porque no puede haber justicia si no hay justicia para las mujeres”.

La activista de origen mexicano expresó que penalizar el aborto es condenar a las pobres y jóvenes.

Dijo que confiaban en que la Cámara de Diputados cumpliera con su deber histórico. “Nos indigna, también, que no se respetara la observación presidencial emitida en el 2014 en este mismo sentido”.

Pidió que den la cara ante todas las instancias internacionales de la Organización de las Naciones Unidades quienes dijeron que el aborto estaba despenalizado, como una garantía de avance del derecho de las mujeres.

Velasco y las entidades consultadas por esta redactora coincidieron en demandar del presidente de la República, Danilo Medina, que vuelva a observar el informe del nuevo Código Penal para que se despenalice el aborto.

De su lado, De la Cruz, de Ce-Mujer, dijo que están impactadas con la decisión de los legisladores.

De la Cruz, del Instituto de la Familia, planteó que lo que acaba de suceder con el tema de la aborto es una barbaridad, después de más de una década de discusión del Código Penal para hacer valer los derechos reproductivos de las mujeres.

Advirtió que las mujeres con dinero seguirán pagando el aborto o saliendo del país a realizarse esta práctica. Galván, exdirectora ejecutiva de la Colectiva y ahora

miembro, calificó la medida de los diputados de duro golpe para los derechos de las mujeres y retroceso para la garantía de la salud y la vida de las mujeres. “Es un acto de

violencia institucionalizada obligar a una mujer violada a continuar con el embarazo. Pero mucho más tortura es obligar a una mujer a llevar a término un embarazo que es incompatible con la vida”.

Hoy