Activistas y defensores de Derechos Humanos criticaron y rechazaron las declaraciones emitidas por el presidente Jimmy Morales, respecto a que “algunos” se han beneficiado de la “industria del conflicto armado”. En respuesta a esto, Morales rechazó dichos pronunciamientos y acusó a quienes lo critican de sentirse aludidos con el mensaje.

“Al que le va el guante que se lo plante, al que le duela una declaración le duele”, respondió el presidente Morales a las críticas que activistas y defensores de derechos humanos hicieron a partir de sus controversiales declaraciones sobre el Conflicto Armado Interno.

“He hecho declaraciones que en su momento han afectado a otras personas y se han pronunciado, pero nosotros estamos hablando de que estamos en un país de paz, estamos en un momento de que vamos a celebrar 20 años de la firma de la paz”, agregó.

Según el mandatario, sus palabras no desfavorecen a la unidad nacional, pues él “está diciendo algo que es evidente y es un grupo pequeño”.

Morales no ha sido específico en cuanto a su postura por el debate de si hubo o no genocidio en el país. No obstante, reconoció que durante la época de la guerra interna hubo “aberraciones e irrespeto a los derechos humanos”.

De nuevo, el mandatario hoy fue consultado por las personas que lucran del conflicto armado, pero dijo que “lo que se ve no se pregunta”.

IRRESPONSABLE E IGNORANTE

Helen Mack, activista y directora de la Fundación Myrna Mack, aseguró que cualquiera que analiza los mensajes que han hecho grupos que confrontan y polarizan, puede concluir que Morales está repitiendo el mismo mensaje de la Fundación contra el Terrorismo, familias de militares o grupos similares.

A decir de Mack, Morales evidencia su simpatía con estos sectores.

“El partido que lo llevó al gobierno lo conforman los fundadores de la Asociación de Veteranos Militares de Guatemala (Avemilgua)”, recordó.

Por su parte, Jorge Santos, director del Centro Internacional para Investigaciones en Derechos Humanos (CIIDH), declaró que las declaraciones son algo que hay que lamentar porque “no es que lo diga cualquier persona sino el mandatario de la Nación”. La percepción de Santos es que lo único que logra reflejar Morales con sus declaraciones es ignorancia. “Guatemala no es una isla que esté alejada del concierto de las naciones, sino que es un Estado que ha ratificado una importante cantidad de instrumentos legales en materia de Derechos Humanos, entonces el hecho de que haga el menosprecio hacia la materia de justicia transicional, es reflejo de su profunda ignorancia”, indicó.

Asimismo, Mario Polanco del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) recordó a Morales que él es el presidente de todos los guatemaltecos y no de un sector específico.

“Está actuando de manera irresponsable puesto que no debiera incurrir en ese tipo de actitudes que dejan en entredicho su capacidad como gobernante, es evidente que estas declaraciones son subjetivas, tendenciosas y lo que pretenden es dividir a la sociedad guatemalteca”, concluyó.

En cuanto a la afirmación de que “lo que pasó, pasó” en relación al conflicto armado, Sandra Morán, diputada del partido Convergencia, indicó que no está de acuerdo con que haya que olvidar, pues “necesitamos justicia y verdad”.

Asimismo, dijo que la búsqueda de la justicia no se puede leer como promoción del conflicto, al contrario, se trata de una búsqueda de sanar el tejido social.

La Hora