Diversas organizaciones sociales están planeando lanzar un “Tribunal popular” en Puerto Príncipe y otras ciudades, hoy, para hacer un juicio simbólico a 100 años de ocupación y de dominación de parte de los Estados Unidos y sus aliados, según aprendió AlterPresse a través de una nota de fecha 18 de julio de 2016.

Este “Tribunal popular” busca aumentar la sensibilización y movilización del pueblo de Haití con el fin de alcanzar la “desocupación” política, económica, cultural e ideológica.

El “Tribunal Popular” efectuará el juicio de la ocupación y la dominación de los Estados Unidos y sus aliados por “los crímenes e injusticias” cometidos durante los últimos 100 años, se lee en un comunicado del comité organizador establecido por la Asamblea de movimientos sociales.

El comunicado se refiere principalmente a las violaciónes de la soberanía del país, de los derechos humanos y los derechos colectivos que merecen, según los organizadores, ser juzgado por un tribunal.

El Tribunal Popular, que será lanzado el 28 de julio, de 14 a 16 hs. en el Gimnasio Vincent a Puerto Príncipe, será desarrollado durante el próximo año, según precisa la nota.

Señala además que los jueces y el jurado pronunciarán sus “sentencia y recomendaciones” para que el pueblo haitiano pueda recuperar su soberanía y construir libremente su futuro.

Las organizaciones e instituciones del movimiento social de Haití se plantean comprometerse en la labor de sensibilización y movilización porque, según dicen, “100 años de saqueo y dominación son demasiado, los responsables y cómplices deben ser juzgados.”

El comunicado fue emitido después de una reunión celebrada el 12 de julio entre 80 delegados de 54 de las 350 organizaciones e instituciones que han firmado una petición contra la ocupación y la dominación de Haití.

Desembarcados el 28 de julio de 1915 en Haití, los militares de EE.UU. dejaron oficialmente el país el 21 de agosto de 1934, después de 19 años de ocupación.

El suelo de Haití fue, de nuevo, pisoteado por las tropas de Estados Unidos en 1994. Ellas acompañaron el regreso del Presidente Jean Bertrand Aristide después de un exilio de tres años luego del sangriento golpe de Estado militar de septiembre de 1991.

Durante la crisis de 2004 en Haití, una fuerza multinacional compuesta por los estadounidenses, canadienses y franceses desembarcó para preparar el despliegue de la Misión de Estabilización de la ONU (MINUSTAH) que sigue presente en el país.

Haiti No Minustah