Honduras: 48 horas que fortalecieron la criminalización de la protesta estudianti

Por dos días consecutivos, se mantuvo el debate la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) para lograr la despenalización de 75 estudiantes criminalizados por ejercer su derecho a la protesta social.

Los plazos legales corrieron en contra de los estudiantes, mientras las autoridades finalmente no cedieron y persistieron en imponerle a los universitarios un acuerdo para que se comprometieran a renunciar a manifestarse.

A cambio, los funcionarios estatales irían a los tribunales, en un tiempo no establecido con precisión, con una figura penal no muy clara que denominaron extinción de la responsabilidad penal.

En el acuerdo propuesto por las autoridades no había un planteamiento claro para conocer si para llegar a la extinción, establecida en el Código Procesal Penal como una consecuencia, se llegaría por la vía de la conciliación o por la vía de la desautorización al Ministerio Público.

La conciliación dijo la autoridad estatal en la mesa del debate implicaría que ambas partes aceptarían su responsabilidad, los estudiantes indicaron que este proceso podría llevar años y que el primer estudiante criminalizado pago una multa de más de 20,000 mil lempiras.

Por su lado, los educando planteaban que la figura que se debía interponer era la desautorización de la UNAH, en su rol de denunciante, ante el Ministerio Público por haber acusado penalmente a quienes participaron en manifestaciones.

Los funcionarios de la UNAH dieron declaraciones ante la prensa que recibe pauta publicitaria de esta casa de estudios y que después de conocer la determinación de ambas partes informaron con un lenguaje estigmatizador y en notas descontextualizadas que “los estudiantes rechazaron un acuerdo que les favorecía”.

Ninguna de las partes cedió en sus planteamientos. La UNAH incumplió tres acuerdos, dijeron los estudiantes en una conferencia de prensa.

El segundo día de debate

Aunque se había acordado que a partir de la 1:00 de la tarde del miércoles se conocería una versión preliminar para desjudicializar las causas de los estudiantes, al iniciar esta reunión, las autoridades informaron en la mesa de debate que no tenían copia de la propuesta técnico- jurídica. Esta propuesta se trabajó por más de cinco horas la tarde del martes entre los abogados de los estudiantes y de los funcionarios de la UNAH.

En consecuencia, los estudiantes propusieron un receso para reunirse de nuevo con sus equipos legales con el fin de discutir la propuesta trabajada por los abogados, desde el día anterior, toda la sesión quedo grabada.

A partir de la 3:30 de la tarde, la mesa de negociación se tornó en un espacio de denuncias de los estudiantes y respuestas de las autoridades mediantes semejantes conferencias de prensa.

A las 3.30 de la tarde, los jóvenes llamaron a conferencia de prensa en una de las aulas del Polideportivo, ahí se desarrolla el que ellos llaman “prediálogo”.”Autoridades están dilatando el proceso”El dirigente estudiantil, Fausto Cálix, denunció, “vamos a responsabilizar a las autoridades universitarias…ellos están dilatando el proceso”.

Según los estudiantes, las autoridades han roto acuerdos, primero aceptaron a Miriam Miranda y luego pretendieron rechazarla; se había acordado un mecanismo entre los abogados para llegar a un consenso en cuanto a la criminalización, pero finalmente se incumplió, además iniciaron una campaña de odio con fondos públicos, indicaron.

Por su parte, Héctor Ulloa declaró que “el abogado Omar Menjívar hizo contacto con el abogado Neptalí Mejía, abogado general de la UNAH, para iniciar intercambio de documentos, pero el abogado hizo caso omiso y no contestó sus mensajes, sus llamadas”.

El estudiante mostró los mensajes enviados y evidencia de que el abogado no contestó. “A la 1:49 de la tarde nuestro abogado envió el documento; sin embargo, a las 3:30 no hemos recibido el documento por parte de actividades universitarias en donde nos plantean sus argumentos. Damos plazo hasta las 5:00 pm para que nos presenten su escrito”, dijo.

Desviar la atención

Por su lado, el estudiante Héctor Estrada apuntó que la problemática se originó por la falta de representación estudiantil en los órganos de gobierno y por tanto, “no consideramos que ellos pretendan meter la judicialización de los compañeros como el objetivo principal” de la mesa de diálogo.

Por su parte, el vicerrector de Orientación y Asuntos Estudiantiles, Ayax Irías, respondió en una conferencia de prensa, organizada para dar réplica a los estudiantes, que “tampoco nosotros pusimos términos fatales nunca hablamos que hoy tenía que terminar esto, esas camisas de fuerza son las que se han venido interponiendo en la universidad, en los procesos de diálogo debemos tener toda la flexibilidad y tolerancia”.

Un día antes…

La noche anterior las partes habían anunciado que se llegaría a un acuerdo. Al día siguiente todo había cambiado.

Al concluir esa reunión del martes, en la noche Irías expresó que “las partes convergieron en la idea de conformar este panel de abogados que nos andan buscando la mejor opción para poder llegar, arribar a un acuerdo, de lo que serían los dos puntos del pre diálogo, ehe ya nos informaron los abogados de cada una de las partes, criterios que han venido desarrollando, no queremos adelantar ese trabajo sino que dejemos que ellos lo concluyan y si es del aval de las dos partes lo que ellos logran tener como propuesta final entonces prácticamente estaríamos arribando a un primer feliz acuerdo entre las partes que serían el acuerdo de puntos del pre diálogo para comenzar a prepararnos para el diálogo”.

Agregó, “entonces quedamos de que nos reunimos mañana a la 1.00 de la tarde para conocer lo que sería la versión preliminar de la propuesta formulada por este equipo técnico jurídico y de llegar a un consenso de lo que ellas nos plantean procederíamos entonces a concluir esta primera etapa que las partes coincidimos de que era necesaria para que el diálogo entrara a una fase ya todavía en mejor condición, más distendida menos tensa”. Esta etapa terminó el 12 de julio, a eso de las 7:00 de la noche.

Las autoridades anunciaron que no darían declaraciones sobre este trabajo de los abogados realizado durante toda la tarde del martes.

Por el contrario, los estudiantes –representados por Héctor Ulloa– anunciaron que ellos sí darían declaraciones por la vida de sus 75 compañeros en peligro porque están penalizados o tienen amenazas de muerte sí vamos a dar entrevista.

“Ha habido estancamiento total en el tema de la criminalización”, señaló Ulloa.

En sus palabras de cierre, Ulloa manifestó, “creemos como universitarios que de este conflicto debe surgir una mejor Universidad, una universidad más democrática, una universidad que ahora esté permanentemente abierta al diálogo y que los conflictos no tengan que llegar hasta las instancias en que están actualmente sino que inmediatamente las partes nos pongamos de acuerdo”.

En las entrevistas posteriores, Cálix señaló se está avanzando para instaurar un diálogo democrático, abierto y sincero, se están logrando objetivos comunes para tener un diálogo incluyente, directo. “Queremos manifestarle al pueblo hondureño que hasta este momento la jornada ha sido fructífera se está llegando a consensos que mañana (miércoles) se harán más efectivos, podemos manifestar que ha habido anuencia de estudiantes y de autoridades, caminamos a la solución de la crisis de la UNAH”.

“Un punto álgido sobre criminalización de la protesta estudiantil y los abogados buscaron el mejor camino, no hay acuerdo pero puntos en consenso. Ojalá haya acuerdos mañana se puedan discutir”, dijo.
Indicó que al cerrar el prediálogo para abrir el diálogo con el fin de aprobar la normativa académica de la UNAH, que es como la Constitución de la República en un país.En la UNAH existe una normativa que fue aprobada sin consenso con los estudiantes.

“Todos queremos retornar a nuestras clases, a nuestras labores”, señaló Cálix.

Por ley, los estudiantes deben participar, por medio de representantes legítimamente electos, ante el Consejo Universitario,
Casi en el mismo instante, el representante del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, doctor Roberto Herrera Cáceres, consideró que el diálogo está produciendo resultados que aun cuando está tomando tiempo es normal.

“La des judicialización en cuanto a la voluntad conjunta de proceder a ella se va a hacer efectiva que los distanciamientos que habían entre la fórmula legal adecuada, está siendo conciliada que ya próximamente se va a hacer un anuncio a ese respecto y que desde este punto de vista lo que hay que trabajar ya es la instalación de la mesa mediadora el día jueves con una determinación del formato del diálogo porque no se puede improvisar en el diálogo sino que se debe tener ya plazos, temas, formas de abordar, formas de decidir y formas de animar el proceso para que no tenga obstáculos insalvables en su desarrollo”, dijo Herrera Cáceres el martes.

El debate transcurrió en un salón del Palacio Universitario de los Deportes, en la mesa principal estuvieron las autoridades de la UNAH e instalaron a sus costados, mesas para estudiantes y observadores de derechos humanos.

De acuerdo con el cálculo del tiempo, registrado en la libreta periodística, las autoridades se tomaban más minutos para hablar, mientras que los estudiantes lo hacían de manera más puntual.

Honduras Tierra Libre