La crisis en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), sigue cobrando mas fuerza ante la intransigencia de las autoridades al no querer escuchar el reclamo de los miles de estudiantes que se mantienen en pie de lucha por las reinvidicaciones estudiantiles.

Par este miércoles la rectora Julieta Castellanos, había convocado a clases y al inicio de un diálogo con los universitarios, sin embargo los universitarios agremiados en el Movimiento Estudiantil universitario ha manifestado que mientras no se retiren las 75 acusaciones que penden sobre igual numero de sus compañeros, no se sentarán a dialogar con nadie.

Otro de los puntos que exigen es que mientras estén militarizadas las instalaciones de la universidad, no iniciarán ninguna conversación con las autoridades universitarias.

Para hoy los estudiantes han convocado a asambleas en cada una de las asociaciones de carreras y una conferencia de prensa a las doce del mediodía frente al edificio administrativo.

Alrededor de las 10:05 de la mañana se dio a conocer que el juez que ventila el caso de los universitarios no les quiere otorgar medidas sustitutivas y los quiere enviar a prisión, informaron los defensores de derechos humanos y abogados que los acompañan.

Las medidas arbitrarias tomadas por la rectora y las autoridades universitarias han sido fuertemente criticadas por varios sectores de la sociedad hondureña e inclusive por organismos internacionales como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos quienes ven con preocupación las acusaciones contra los universitarios ya que los están acusando del delito de sedición y esto es grave han señalado.

Criterio