El Pit-Cnt cantó victoria por “un millón” de adhesiones

Fue una gran demostración de fuerza del Pit-Cnt. Según la central sindical, al paro general de ayer adhirieron un millón de trabajadores, de los 1,8 millones que forman la PEA (población económicamente activa).

De acuerdo a las estimaciones del Pit-Cnt, la adhesión al paro —el primero de 24 horas en este gobierno de Tabaré Vázquez y que esta vez incluyó el transporte colectivo—, duplica el número de afiliados a la central sindical.

El paro se convocó en reclamo de mejoras en las pautas salariales y en contra del aplazamiento de gastos en la educación pública. El Pit-Cnt le auguró al gobierno una conflictividad “gigantesca” si no cede en estos puntos.

“No hay cosa más emocionante que ver la terminal del Cerro vacía”, sostuvo el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, al evaluar ayer en un acto en la sede de la central sindical el impacto del paro.

En la terminal de Tres Cruces se vivieron momentos de tensión, cuando un grupo de sindicalistas bloqueó la entrada de ómnibus. Hasta pasado el mediodía no salieron ómnibus desde la terminal. Luego los servicios se normalizaron cuando pasadas las 14 horas se levantó el bloqueo.

“Logramos duplicar la adhesión al paro”, dijo Pereira en un acto en la sede del Pit-Cnt, y agregó que “cerca de un millón de trabajadores se han adherido y en cualquier parte esto es mucho”.

“No es solo un paro del movimiento sindical, sino del movimiento popular”, señaló el sindicalista. Y añadió que recibió una nota de apoyo del rector de la Udelar, Roberto Markarian. “Algunos creerán que es una sorpresa, pero es la academia comprometida con la clase obrera”, agregó Pereira.

“Vamos hacia el socialismo. Es largo el camino pero vamos para ahí”, sostuvo luego.

El presidente del Pit-Cnt fue muy crítico con las pautas salariales fijadas por el gobierno. “No hace falta ser economista para saber que va a haber pérdida del salario real”, afirmó en respuesta al ministro de Economía, Danilo Astori. Y prometió más movilizaciones en este segundo semestre del año si el gobierno no cede.

Al anuncio de UPM de que proyecta su segunda planta de celulosa en el centro del país, (ver páginas A7-8), Pereira le dio la bienvenida pero con un dejo de crítica al gobierno: “a un paro de un millón de personas no se lo tapa con una buena noticia”.

“No hay jubilado ni trabajador ni estudiante que no esté caliente”, siguió Pereira. Y mencionó, por ejemplo, que “a pesar de los avances” en estos años aún hay 500.000 trabajadores que cobran menos de $ 15.000 y unos 120.000 jubilados que ganan $ 8.700.

“El capital no tiene corazón ni alma, pero sí el movimiento sindical”, lanzó.

Por su parte, Marcelo Abdala, secretario general del Pit-Cnt, sostuvo que “el socialismo es el objetivo de la clase obrera” y criticó a los que cuestionan “la democracia obrera y sindical y cómo es que tomamos las decisiones”.

“Esta es una decisión del país frente a la crisis del capitalismo y la contraofensiva de la derecha”, señaló sobre el acatamiento al paro de ayer, y reclamó un plan con inversión del Estado, mejora salarial y compra pública de productos nacionales.

Abdala, que responde al Partido Comunista, apuntó directamente a la línea económica del gobierno: “es increíble cómo aparece con nuevos ropajes lo que pensamos que solo iban a decir los economistas neoliberales”, sostuvo.

“No es el salario lo que explica la inflación”, dijo en referencia a la postura del equipo económico. “Y si incide, ¿no será que con estas pautas ya deberíamos haber observado una rebaja de precios?”.

Abdala dijo que se toma como una “mala palabra” el control de precios. “Hay que barajar de nuevo”, aseguró.

Abdala destacó la resolución de la mayoría de la bancada del Frente Amplio, de no postergar un año los gastos destinados a la educación pública. “Cuando el gobierno se va para la derecha actuamos firmes para poner las cosas en sus ejes”, añadió. Por esta frase recibió un pronunciado aplauso de los sindicalistas que colmaron el salón central del Pit-Cnt.

El líder de la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB), Richard Read, dijo que el paro general de ayer fue “el más grande en años” por la “calentura de la gente con el gobierno”.

Y menciona algunos temas como por ejemplo las pautas salariales, el conflicto entre la ministra de Educación María Julia Muñoz y los docentes, la disconformidad que generó el anuncio del aumento de $ 200 a las jubilaciones mínimas y el déficit de Ancap.

El País


Varios guiños al paro desde el FA

El segundo paro general de 24 horas que enfrentó ayer el gobierno de Tabaré Vázquez fue saludado con diferente intensidad por algunos dirigentes del Frente Amplio (FA), lo que dejó en evidencia la incomodidad que la medida generó en esa la fuerza política. El Partido Comunista del Uruguay (PCU) y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) apoyaron directamente la medida de lucha llevada adelante por el PIT-CNT contra el gobierno de su partido, en reclamo de cambios a las pautas salariales y modificaciones al proyecto de rendición de cuentas.

Roberto Conde, candidato a la presidencia del Frente Amplio apoyado justamente por comunistas y PVP, dijo el paro “tiene motivos lógicos y legítimos”.

“Si se instala esta realidad de salario real no solo pierden los trabajadores (…), pierde el proyecto político del FA por la pérdida de credibilidad de la sociedad”, dijo Conde a Montevideo Portal.

En el mismo sentido, la dirigente del PVP Virgina Cardozo manifestó en la red social twitter su respaldo a la medida sindical: “Arriba el paro PIT-CNT, porque no se puede jugar a dos bandos, estamos una y otra vez con los trabajadores/as”. Horas después, agregó: “Adherimos al paro del PIT-CNT, la plataforma defiende el programa del FA”. En ese tuit adjuntó el contenido de las “bases programáticas” aprobadas por el FA antes de las elecciones. Pero los guiños también llegaron desde otros sectores, por ejemplo de los diputados socialistas de sectores ortodoxos, Gonzalo Civila y Roberto Chiazzaro.

“Es un día de lucha para el movimiento obrero, saludo su consecuente, autónomo y nunca indiferente posicionamiento frente a la realidad”, escribió Civila en Twitter. En la misma red, Chiazzaro afirmó: “Son justas las reivindicaciones del movimiento sindical uruguayo, base del bloque social para los cambios”.

“Es raro”

La secretaria general del Partido Socialista, Mónica Xavier, sin embargo, marcó un énfasis diferente que los diputados de su grupo político: “En momentos de incertidumbre económica regional y mundial, es importante para la izquierda valorar los avances y protegerlos como el agua”, escribió.

Otros dirigentes directamente marcaron la contradicción en quienes apoyan un paro de su propio gobierno. “Estar en el Ejecutivo y hacerle un paro al Ejecutivo… concedeme que es raro por lo menos. No digo que se respete”, afirmó Gonzalo Reboledo, director del IMPO.

Reboledo es referente de la agrupación De Frente, que apoya la candidatura a la presidencia del Frente Amplio de Javier Miranda.

El Observador