Estudiantes piden salida de Ministra Delpiano: “La reforma a la educación superior es la gota que rebasó el vaso”

Los estudiantes salieron ayer a las calles, pese a no estar autorizados, en rechazo a la reforma del sistema educativo que impulsa el Gobierno y para exigir la renuncia de la ministra de Educación, marcha que derivó en una serie de choques con la Policía.

“No puede ser que la ministra no tenga claridad en cómo se va a financiar esta reforma. Ella no entendió las demandas del movimiento estudiantil, lo único que ha hecho ha sido consensuar con los empresarios”, señaló a los periodistas el dirigente de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), Diego Arraño.

“La reforma a la educación superior es la gota que rebasó el vaso”, subrayó.

La protesta, convocada por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), se inició temprano este martes en distintos puntos de la capital chilena y se replicó además en otras ciudades como Valparaíso, Temuco, Valdivia y Concepción.

En los enfrentamientos entre estudiantes y las Fuerzas Especiales de Carabineros fue detenido de manera violenta un camarógrafo de la red pública de televisión (TVN).

El último balance entregado por Carabineros reporta 140 detenidos en distintos sectores de la capital chilena, cerca del Ministerio de Educación.

Entre los detenidos, hay 82 hombres y 18 mujeres adultos y 40 menores de edad.

La manifestación de enmarcó en el ingreso al Parlamento del proyecto de reforma a la educación superior, cuyo trámite legislativo comenzó hoy en la Cámara de Diputados, en medio de una lluvia de comentarios críticos de los propios estudiantes, rectores universitarios y sectores políticos.

Los estudiantes denunciaron represión por parte de la Policía y aseguraron que las provocaciones y ataques comenzaron incluso antes de que se iniciara la movilización.

“En Chile, el Gobierno está impulsando una reforma que consolida el negocio de la educación a costas de la educación pública como derecho”, señaló la Confech a través de sus redes sociales.

La confederación calificó de “irrisoria” la desigualdad que existe en Chile, “donde una carrera universitaria puede costar hasta 7.500 dólares anuales”.

El proyecto, según los estudiantes, mantiene una lógica de mercado y deja la puerta entreabierta al lucro en la educación universitaria, además de incumplir la promesa de gratuidad universal comprometida por el Gobierno.

“La presidenta (Michelle Bachelet) dice que se va a demorar 23 años en financiar la gratuidad de la educación, eso no es aceptable”, sentenció el vocero de la Confech, Gabriel Iturra, a los periodistas.

La gratuidad en la educación superior universitaria fue una de las principales demandas de los estudiantes que desde 2011 se lanzaron a las calles para reclamar su derecho a estudiar sin estar condicionados por su capacidad económica.

La iniciativa fue incluida en el programa electoral del segundo mandato de Bachelet y se estableció que el 70 % de los estudiantes más pobres podría acceder de forma gratuita a la universidad, sin embargo, tras la brusca desaceleración económica que golpeó al país este año, el Gobierno recortó la cuota de forma considerable.

Desde el pasado 21 de mayo, el Ejecutivo modificó en más de cinco ocasiones las propuestas de gratuidad, lo que desconcertó a la comunidad estudiantil y empujó a miles de personas a marchar de nuevo por las calles de las principales ciudades del país.

Este mismo martes, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, aseguró que no habrá una nueva reforma tributaria para financiar la gratuidad universal en las universidades.

El Mostrador


Reforma Educacional: Los ocho puntos que regularán el nuevo sistema de educación superior

La reforma a la educación superior del gobierno contempla ocho puntos centrales que establecerán el nuevo marco regulatorio e institucional que regirla la educación superior.

Entre ellos destacan la creación de nuevas instituciones fiscalizadoras, el establecimiento de un sistema de financiamiento y diversas medidas para asegurar la calidad.

1. SISTEMA DE EDUCACIÓN SUPERIOR

El proyecto propone la creación de un sistema de educación superior, que estará integrado por las instituciones de educación superior y por el conjunto de organismos y servicios públicos con competencia en dicho ámbito. Adicionalmente el proyecto define las instituciones de educación superior: centros de formación técnica, institutos profesionales y universidades.

2. SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN SUPERIOR

Órgano administrativo de colaboración directa del Ministro de Educación en la elaboración, coordinación, ejecución y evaluación de las políticas para la educación superior, tanto en el ámbito universitario como en el técnico profesional.

Se crea un Sistema Común de Acceso a las Instituciones de Educación Superior, administrado por la referida Subsecretaría y obligatorio para las instituciones que reciban fondos públicos. Este sistema permitirá contar con información objetiva y transparente sobre los procesos de postulación, selección y admisión de estudiantes.

Finalmente, se establece que esta Subsecretaría administrará un Sistema Nacional de Información de la Educación Superior que contendrá información de los estudiantes y las instituciones de educación superior, lo que permitirá la elaboración de políticas públicas y dotará de mayor transparencia al sistema.

3. FOMENTO DE LA FORMACIÓN TÉCNICO PROFESIONAL

El proyecto contempla que cada cinco años se elaborará, a través de un Consejo Asesor con integración público-privada, la Estrategia Nacional de Formación Técnico Profesional, que orientará el desarrollo e implementación de las políticas públicas que de definan para el sector.

Adicionalmente, se crea en el Mineduc una unidad de coordinación de Formación Técnico Profesional.

4. SISTEMA NACIONAL DE ASEGURAMIENTO DE CALIDAD DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Este sistema estará integrado por el Mineduc a través de la Subsecretaría de Educación Superior, el Consejo Nacional de Educación, el Consejo para la Calidad y la Superintendencia de Educación Superior.

El Consejo para la Calidad se crea como un servicio público funcionalmente descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, que sustituye a la actual Comisión Nacional de Acreditación, cuyo objetivo será administrar y resolver los procesos de acreditación institucional

Se crea además una nueva acreditación institucional, la que será obligatoria para las instituciones autónomas. Consistirá en la evaluación y verificación del cumplimiento de los estándares de calidad para cada nivel, fijados por el Mineduc, en conjunto con el Consejo para la Calidad y el Consejo Nacional de Educación.

5. LA SUPERINTENCIA DE EDUCACIÓN SUPERIOR

Será un servicio público funcionalmente descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios. Su objetivo es la fiscalización y supevigilancia del cumplimiento de las disposiciones legales y reglamentarias que regulan la educación superior, la legalidad del uso de los recursos y la supervisión de la viabilidad financiera de las instituciones de educación superior. Además, se regula un procedimiento administrativo sancionador que permite resguardar el interés público comprometido en el actuar de la Superintendencia, a través de un debido proceso.

6. REGULACIONES A LAS INSTITUCIONES ORGANIZADAS COMO PERSONAS JURÍDICAS SIN FINES DE LUCRO

Se establece que sus controladores, miembros asociados sólo sean personas naturales o personas jurídicas sin fines de lucro. También se les exige contar con un órgano de administración superior, cuyos integrantes cuentan con claros deberes y son responsables civil y penalmente.

Asimismo, se les impone al obligación de destinar sus recursos y reinvertir sus excedentes en la consecución de sus fines y en la mejora de la calidad de la educación que brindan

7. RÉGIMEN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR ESTATAL

Se reconoce el rol de las instituciones estatales, definiendo su misión y responsabilidades. Para ello se propone el establecimiento de una red con dichas instituciones, coordinada por la Subsecretaría de Educación Superior. Además se establecen normas que contribuirán a flexibilizar los procesos internos de dichas instituciones.

8. FINANCIAMIENTO PÚBLICO

Establece la gratuidad para las instituciones que cumplan ciertos requisitos y obligaciones. Las que accedan a esta modalidad deberán otorgar estudios gratuitos a aquellos estudiantes que cumplan las condiciones señaladas en la ley.

Asimismo, todos sus estudiantes estarán sujetos a las normas de aranceles regulados, cuyos valores los determinará la Subsecretaría de Educación Superior.

La Tercera


Reforma a la Educación Superior: lea aquí el texto completo que envió el Gobierno al Congreso y que no dejó conforme a nadie

Su articulado tiene como objetivo: generar una nueva institucionalidad para el sistema de educación superior, de la mano de la creación una Superintendencia de la Educación Superior y una Subsecretaría. Además, sentar las bases para un nuevo sistema, basado en la consagración de la provisión mixta de la educación, el resguardo de la autonomía, calidad, diversidad de proyecto educativo, la inclusión y libertad académica.

A tres años del inicio del Gobierno de la Nueva Mayoría, este lunes 4 de julio se ingresó al Congreso el proyecto de Reforma a la Educación Superior (boletín 10783-04).

El proyecto más esperado del segundo Gobierno de Michelle Bachelet, que buscaba coronar años de movilización estudiantil, que estalló en el año 2011, ingresó al Parlamento con “más detractores” que sustento y apoyo.

Su articulado tiene como objetivo: generar una nueva institucionalidad para el sistema de educación superior, de la mano de la creación una Superintendencia de la Educación Superior y una Subsecretaría. Además, sentar las bases para un nuevo sistema, basado en la consagración de la provisión mixta de la educación, el resguardo de la autonomía, calidad, diversidad de proyecto educativo, la inclusión y libertad académica, además de establecer la consagración de la participación, pertinencia, transparencia y trayectoria formativa de las instituciones de educación superior.

El documento, a pesar de los casi tres años de preparación y el largo proceso prelegislativo que ha desarrollado, no cuenta con un respaldo social, ni menos con un apoyo transversal entre los actores de la educación superior. Los estudiantes aseguran que no se da solución a las principales demandas del movimiento estudiantil y que al contrario se consolida el sistema “neoliberal” en la educación superior, es más, desde la ACES han pedido la salida de la ministra de Educación, Adriana Delpiano.

Por su parte, los rectores del sector privado aseguran que se les margina del sistema, en tanto los rectores agrupados en el Cuech han indicado que no se consagra a las instituciones estatales como prioritarias para el sistema.

Un proyecto que iniciará su tramitación en la Comisión de Educación de la Cámara, luego de la aprobación del proyecto de Desmunicipalización de la Educación Escolar.

Revisa el articulado completo del proyecto

El Mostrador