Contexto Nodal
Luego de un año de proceso judicial, un tribunal paraguayo condenó a 11 campesinos con penas de entre cuatro y 30 años de cárcel por la denominada Masacre de Curuguaty, ocurrida el 15 de junio de 2012. Ese día, más de 300 policías desalojaron a unos 70 campesinos de unas tierras en litigio entre el Estado y una empresa. En el enfrentamiento fallecieron 11 campesinos y seis policías. El hecho sirvió de pretexto para que se diera, una semana después, el golpe parlamentario que destituyó a Fernando Lugo. La Justicia paraguaya solo investigó la muerte de los policías, lo que generó un fuerte repudio en amplios sectores del Paraguay.

Curuguaty: harán movilización durante lectura de sentencia

Organizaciones y familiares de las víctimas de la masacre de Curuguaty convocan a una movilización para este lunes frente al Palacio de Justicia.

La movilización se iniciará a tempranas horas y la lectura de la sentencia será desde las 11.00. La convocatoria se realizó a través de una rueda de prensa en la que integrantes del Congreso Democrático del Pueblo repudiaron la condena de los campesinos.

“Esta sentencia tiene que ser anulada. La presencia masiva del día jueves nos dio una alegría inmensa y esa misma presencia o más queremos para el día lunes, escuchar la sentencia mientras se lee arriba y aquí nuestro acto en la explanada, encontrarnos todos los sectores e ir construyendo un Paraguay diferente”, expresó Ermo Rodríguez, coordinador del CDP.

Mariano Castro, el padre de Néstor Castro (condenado a 18 años de cárcel), aseguró que durante el juicio se notó la falta de evidencias contra los campesinos, razón por la que pidió la nulidad. “Mientras sigan encarcelados nuestros compañeros seguirá la injusticia”, dijo.

Durante la lectura de este lunes se espera que el Ejecutivo, en coordinación con el Poder Judicial, implementen un fuerte dispositivo de seguridad.

El ministro del Interior, Francisco de Vargas, manifestó que pretende reunir a más de 1.500 policías alrededor del Palacio de Justicia.

Última Hora


Jueces darán argumentos del fallo de Curuguaty en caldeado ambiente

Los fundamentos del polémico fallo del juicio oral por la matanza de Curuguaty serán dados a conocer esta mañana, a las 11.00, en el Palacio de Justicia. Son unas 1.500 páginas, según las fuentes.

El ministro Francisco De Vargas contó que habrá 1.500 policías que resguardarán el acto, ya que se habla de supuestas amenazas de incidentes.

Recién con la lectura, empezarán a correr los plazos procesales para apelar la sentencia donde condenaron al principal encausado, Rubén Villalba, a 30 años de encierro y 5 años de medidas de seguridad.

En el veredicto dictado el pasado lunes, se impusieron también penas de entre 20 y 4 años de prisión para los coprocesados, todos hallados culpables por los jueces.

Ramón Trinidad Zelaya, Benito González y Samuel Silvero habían concedido una conferencia de prensa el lunes, tras la lectura hecha a gritos ante las protestas del público.

Habían adelantado que dos testigos, Miguel Anoni y Freddy Toledo, reconocieron a Villalba y a Luis Olmedo, como los que mataron al subcomisario Erven Lovera, aquel 15 de junio de 2012.

En el hecho murieron 11 campesinos y 6 policías, tuvo como consecuencia la destitución, a través del juicio político, del entonces presidente Fernando Lugo.

PROTESTAS

La resolución generó todo tipo de reacciones. Primero, protestas de los campesinos, familiares, activistas de derechos humanos y grupos de izquierda. Después, apoyo de sectores del Gobierno, ganaderos e industriales.

Tras la lectura de las condenas, un grupo de parientes y abogados tomaron como medida de indignación la sala de juicios, donde se dio a conocer las penas aplicadas.

La medida fue levantada el miércoles pasado, luego del acuerdo de que no exista limitación de ingresos para hoy, que se realice en el salón auditorio, y que sea televisado en directo por TV Justicia.

A esto, se sumaron marchas a favor y la permanencia en la Plaza de la Justicia, en carpas, donde se acoplaron dos de los condenados, ya libres, Adalberto Castro y Felipe Benítez.

El jueves hubo una marcha multitudinaria que exigió la libertad de los condenados, y la nulidad del juicio oral más largo de nuestra historia.

OFICIALISMO

En contrapartida y como para contrarrestar las protestas de los sectores de izquierda, los fiscales del caso hablaron con la prensa, y dieron a conocer los motivos de la acusación.

En el Senado, por su parte, el sector oficialista cerró toda posibilidad de abrir una investigación sobre el caso de la matanza de Curuguaty.

Con ello, cuestionaron supuestamente la injerencia que tendría un Poder del Estado, sobre otro, como lo son el Legislativo sobre el Judicial.

A este apoyo al veredicto dado por los jueces, se sumaron también representantes de la Asociación Rural del Paraguay, la Unión Industrial Paraguaya y otros gremios.

Todos ellos salieron en defensa del fallo dictado en el caso Curuguaty. Asimismo, denunciaron la intención de un sector de generar inestabilidad en el país.

Con este escenario bastante polarizado a favor y en contra del fallo, se dará la lectura de la resolución.

No se descarta que se lea solo lo principal de los fundamentos, por lo extenso del acto; es decir, solo los motivos que hicieron que se condenara a los acusados.

Última Hora