Ministras y representantes de los mecanismos para el adelanto de la mujer de Sudamérica se reunieron en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago de Chile para examinar los retos de la agenda regional de género en relación con los recientemente aprobados Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), tema principal de la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe que tendrá lugar del 25 al 28 de octubre en Montevideo, Uruguay.

La segunda reunión subregional preparatoria de la XIII Conferencia sobre la Mujer, que se extiende por dos días, fue inaugurada hoy por Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, y Alejandrina Germán, Ministra de la Mujer de República Dominicana y actual Presidenta de la Conferencia.

Junto con agradecer el liderazgo mostrado por la Ministra Germán desde la anterior Conferencia realizada en Santo Domingo en 2013, Bárcena adelantó que en la próxima cita en Uruguay se espera aprobar la Estrategia de Montevideo, que tendrá como énfasis los medios de implementación del plan de acción regional de género y sus vínculos con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

“La agenda regional de género es imprescindible para el logro de los ODS. Pero la agenda de América Latina y el Caribe incluye temas que no son necesariamente prioridades compartidas a nivel mundial, como es la situación de las mujeres indígenas y afrodescendientes”, afirmó la Secretaria Ejecutiva, quien también extendió en la ocasión sus felicitaciones a Claudia Pascual, que a principios de junio asumió como la primera Ministra de la Mujer y la Equidad de Género de Chile.

Bárcena subrayó “que hoy nos acechan momentos difíciles, donde hay que estar alertas. Compartimos el esfuerzo por labrar para nuestros pueblos la senda de igualdad. Una marcha constante, obstinada e irreductible”. “Por eso estamos aquí, para comprometernos con los avances, para evitar por todos los medios retroceder, para armarnos de argumentos, de solidaridad, porque la igualdad y la equidad de género son los otros nombres de la libertad y la democracia”, acotó.

La Ministra Germán planteó, por su parte, que la XIII Conferencia sobre la Mujer de Uruguay le permitirá a los países evaluar los logros alcanzados en los últimos 40 años en materia de igualdad de género, con la mirada puesta en el cumplimiento de los 17 ODS en los próximos 15 años, en los cuales la igualdad de género y la autonomía de las mujeres son un objetivo transversal.

Después de la ceremonia de inauguración, se dio paso a un panel de alto nivel, donde la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL presentó las principales conclusiones del documento institucional Horizontes 2030: la igualdad en el centro del desarrollo sostenible, enfatizando la necesidad de llevar a cabo en nuestra región un cambio estructural progresivo con base en un gran impulso ambiental.

La propuesta de la CEPAL, dijo Bárcena, propone un marco analítico en clave latinoamericana y caribeña para la implementación de la Agenda 2030 y una arquitectura regional que tomará forma en el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, un espacio que se alimentará también de los aportes de la Conferencia Regional sobre la Mujer. “El desarrollo sostenible sin igualdad de género no es desarrollo ni es sostenible”, subrayó.

Luego intervino la Ministra Claudia Pascual, de Chile, y la especialista regional en derechos de las mujeres, Line Bareiro.

“Todas las mujeres somos discriminadas, pero no todas de la misma manera”, dijo la Ministra Pascual, quien repasó las desigualdades que sufren las mujeres chilenas en materia de autonomía económica, física y política. Recalcó la necesidad de establecer una nueva ecuación Estado-mercado-sociedad, en que la igualdad de género sea un pilar fundamental. Valoró, en este sentido, que la Agenda 2030 haya ampliado la visión del desarrollo sostenible a los ámbitos ambiental y social, y no solo lo haya circunscrito al crecimiento económico.

Por su parte, Line Bareiro abordó los progresos registrados por los países sudamericanos entre 1995 -cuando se realizó la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer de Beijing- y 2015, a la luz de los informes nacionales presentados ante el Comité de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW). Hay aún muchos rezagos, particularmente en materia de autonomía económica, y en la producción de estadísticas desagregadas por género y otras variables, dijo.

Finalmente, la Directora de la División de Asuntos de Género de la CEPAL, María Nieves Rico, presentó las nuevas funcionalidades del sitio web del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG) de la CEPAL, que fue remozado para favorecer la búsqueda de información actualizada sobre las tres autonomías de las mujeres, en relación con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, los compromisos de la CEDAW y los nuevos ODS.

El OIG, que cuenta con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), se renueva como herramienta para dar continuidad al análisis de las desigualdades y prácticas discriminatorias que sufren las mujeres, instalando nuevos indicadores, como el de femicidio/feminicidio, el índice de feminidad en hogares pobres, el uso del tiempo y el trabajo no remunerado, entre otros.

Cepal