La Corte Suprema de Justicia (CSJ) en Panamá está pendiente de decidir si admite una investigación al expresidente Ricardo Martinelli, por supuesta extorsión a la empresa italiana Impregilo para que financiara la construcción de un hospital Pediátrico en Veraguas.

Este es el primer caso a Martinelli en Panamá, por los casos de corrupción en los que ha sido mencionado en Italia, dentro de los procesos penales al italiano Valter Lavítola.

El expediente fue abierto a trámite el 21 de junio de este año, cuando la CSJ recibió copia autenticada de la sentencia del Tribunal de Napoles del 11 de diciembre de 2014, en la que el italiano fue condenado a tres años de prisión por extorsionar e intimidar a Impregilo, presuntamente siguiendo órdenes de Martinelli.

La copia autenticada de la sentencia a Lavítola- en la que se vincula a Martinelli- fue enviada a la CSJ por la Cancillería panameña.

Al día siguiente, es decir el 22 de junio, el expediente fue adjudicado al magistrado Luis Ramón Fábrega, que fue nombrado por Martinelli.

Fábrega como ponente debe elaborar una propuesta de fallo y luego el pleno de los nueve magistrados de la CSJ, deciden si admiten o no abrir una investigación a Martinelli por la presunta extorsión a Impregilo. El pleno de la CSJ no ha discutido este caso.

Este es el expediente número 16 que tramita la Corte, en el que se vincula a Martinelli. De estos casos, ya se han admitido siete investigaciones al exgobernante.

De acuerdo con el fallo del Tribunal de Napoles, Lavítola- con la complicidad de Martinelli- intimidó y extorsionó a Impregilo para que costeara el Hospital Pediátrico de Veraguas.

Lavítola fue intermediario de los contratos suscritos entre el gobierno anterior y el conglomerado italiano Finmeccanica.

El citado hospital fue prometido en 2010 en una visita a Panamá del entonces primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

De acuerdo con la sentencia, Lavítola llevó el mensaje de que Martinelli tenía intenciones de desprestigiar a Impregilo si no financiaba el hospital.

El acuerdo además incluía que se le adjudicara las obras del Metro de Panamá a Impregilo.

Pero el contrato del Metro de Panamá fue adjudicado a las empresas FFC y Constructora Odebrecht.

Se amparó en su vinculo con Martinelli

Fábrega era el único de los nueve magistrados que no había actuado como ponente, fiscal o juez de garantías de los procesos penales seguidos a Martinelli.

Además en el año 2013, el magistrado Fábrega se declaró impedido de resolver un amparo de garantías a la dirigente del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Balbina Herrera, basado en que fue nombrado por Martinelli.

No obstante, el pleno de la CSJ no aceptó el impedimento y Fábrega tuvo que actuar como ponente del amparo de garantías que presentó Herrera, que en ese entonces era investigada por divulgar correos electrónicos de conversaciones entre Martinelli y Lavítola por los contratos de Finmeccanica.

Otros casos de Lavítola y Panamá

En los otros casos que vinculan a Panamá a la corrupción en Italia, está el juicio que se sigue a Lavítola en el Tribunal de Roma por el presunto desvío de 25 millones de dólares en los contratos a Finmeccanica para la adquisición de 19 radares, 6 helicópteros y un mapa digital.

En tanto que el Tribunal de Napolés sigue un proceso penal a Lavítola por el presunto desvío de 20 millones de dólares para la construcción de cárceles modulares a cargo de la empresa Svemark.

Y el tercer caso que implica a Panamá, Lavítola acordó con la Fiscalía de Napoles una condena de 11 meses de prisión por corrupción internacional para la construcción del Hospital Pediátrico de Veraguas.

TVN