Una nueva comisión del Estado, tendrá la difícil tarea de investigar los hechos que se dieron el 19 y 20 de diciembre de 1989, así como los días subsiguientes a la invasión del ejército de los Estados Unidos Panamá.

Entre sus funciones tendrá que investigar el número de muertos, heridos y daños materiales que se registraron producto de la acción militar en contra de Panamá.

Según decisión tomada por el gobierno nacional, la delegación estaría integrada inicialmente por: Rolando Murgas Torraza, Enrique Illueca, Svetlana Jaramillo, Juan Planells y Maribel Jaén.

A su vez, se espera que la Asociación de los Familiares y Amigos de los Caídos del 20 de Diciembre sea llamada a consulta antes de la instalación de la misma.

UNA LARGA ESPERA

En diciembre de 1989 y enero de 1990 se formó el Comité Por el Rescate de la Soberanía Nacional que agrupó a panameños de distintos sectores políticos, activistas e intelectuales que rechazaron la acción militar propiciado por los Estados Unidos.

‘Aquellos años arriesgábamos nuestras vidas, pues muchos seguían llamando ‘Causa Justa’ a la invasión. Había persecución política y miedo; pero fue gracias a nosotros que se descubrieron las fosas comunes por ejemplo’, explicó Magdala Cataño, mujer activa del Comité de aquel entonces y parte de la asociación que hoy lidera las conversaciones con el gobierno nacional.

Esa fue la semilla para que más tarde, se formara la Asociación de Familiares y Amigos de las Víctimas del 20 de Diciembre de 1989, la que continúo realizando las llamadas ‘Marchas Negras’ que habían comenzado en 1990, mientras todavía había presencia del ejército de estadounidense en Panamá.

PUNTO DE INFLEXIÓN

Años más tarde, y gracias a las movilizaciones, actividades culturales y artísticas por la memoria histórica se logró el reconocimiento de la sociedad, de que lo sucedido no fue un acto de justicia, sino una invasión militar por aire, tierra y mar, añadió.

Luego, dijo llegó lo inimaginable, durante los actos de aniversario de los 25 años en el Jardín de Paz, el presidente Juan Carlos Varela se acercó a los familiares de las víctimas para dar su respaldo y a la vez declarar que el 20 de diciembre debía ser Día de Duelo Nacional.

Conscientes de la brecha de sangre y dolor que dejó la intervención militar, la presidenta de la Asociación Trinidad Ayola, asegura ‘elevamos dicha petición, creyendo que es el camino que nos conducirá a la reconciliación entre panameños. El tiempo transcurrido nos hizo entender que no podemos construir una nación conviviendo en medio del odio entre connacionales que nos encaminó a que algunos aprobaran la invasión’.

Aún desconfiados, por experiencias pasadas, pero con la convicción que siempre los guío afirma, ‘queremos seguir el ejemplo de otros países como Nicaragua, Perú por mencionar algunos, incluyendo Colombia que acaba de firmar un acuerdo de paz y que fue por medio de una Comisión de la Verdad que pudieron salir de sus conflictos y Panamá no puede ser la excepción al diálogo en la región. Tenemos la esperanza de lograr con esta comisión, la tan añorada justicia que contribuirá a que los afectados por esa cruenta Invasión logremos la paz interna ‘, opina Ayola, quien es viuda de Octavio Rodríguez, militar asesinado en combate el 20 de diciembre de 1989.

POSIBLES CONSECUENCIAS

Las afectaciones por la invasión de 1989 no fueron solo individuales, socialmente se vieron consecuencias casi inmediatas, ‘después de la invasión nacieron las primeras conductas anómalas organizadas barriales; es decir, las pandillas, las primeras nacieron en El Chorrillo que fue el lugar más bombardeado’, así lo asegura Crispiano Adames, médico y diputado del circuito 8-7, que incluye los barrios de Santa Ana, Calidonia y El Chorrillo y otros.

Para Adames, el nacimiento y empoderamiento de las pandillas como: ‘Tiny Toon’, ‘los Chicos de la lluvia’, ‘Los hijos de Dios’ o ‘Los chuquies’ en los años 90 forma parte del impacto social negativo de la intervención de EE.UU. en 1989.

Médico con experiencia en centros de salud de barrios populares en Panamá, enfatiza, ‘niños que hoy son adultos caminaron entre cadáveres de amigos o familiares. Todo queda en el subconsciente’.

APOYO DE ORGANISMOS INTERNACIONALES

La instalación de la ‘Comisión 20 de diciembre’ ya cuenta con el respaldo de organismos internacionales para que los familiares encaren el proceso de forma menos dolorosa.

Por eso el Ministerio de Relaciones Exteriores, con la asistencia técnica del Sistema de Naciones Unidas en Panamá ofreció un taller en el mes de enero de este año a representantes de organizaciones de la sociedad civil, como parte de los preparativos para la conformación de la Comisión del 20 de Diciembre, a través de la cual se busca el esclarecimiento de la verdad, día de duelo nacional, el pleno conocimiento del número e identidad de las víctimas y la recuperación de la memoria colectiva, entre otros fines.

Correspondió al experto en promoción y defensa de los derechos humanos, Alejandro Valencia, dirigir el taller enfocado en los principios generales de las comisiones de investigación basados en los aprendizajes desde las experiencias en la región.

El 20 de diciembre de 2015 fue la primera vez en la historia panameña que los actos fueron respaldados por el Gobierno Nacional y los familiares aguardan, vigilantes, que este año, la fecha sea, como el 9 de enero, día de duelo nacional para la memoria de los panameños.

La Estrella de Panamá