Líderes de diferentes organizaciones indígenas ngäbe-buglé anunciaron que han decidido que durante esta semana empezarán a organizar a toda la población de diferentes puntos de la comarca y otros sectores del país para en la segunda de julio salir en masa a las calles.

Ricardo Miranda, dirigente del Movimiento 10 de Abril, manifestó que los intereses de ningún político ni del gobierno de empresarios estarán por encima del pueblo ngäbe, ya que unidos defenderán sus tierras y el derecho constitucional de los indígenas.

Mientras, Rogelio Montezuma, de la Coordinadora Indígena, señaló que se había mantenido siempre pendiente de la situación, pero obviando irse a las calles, no obstante, al saber la posición del Gobierno y los intereses, decidieron unificar fuerzas para que se cancele el proyecto de Barro Blanco.

Los líderes indígenas acordaron unir esfuerzos e iniciar una serie de manifestaciones a nivel nacional en contra del proyecto Barro Blanco y las inclinaciones del Gobierno.

Panamá America