El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo este martes que ve signos de recuperación de la economía, lo que se refleja en el incremento de los depósitos bancarios y los créditos.

Así lo mencionó durante una clase magistral en la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL) a la que estuvieron invitados unos 800 estudiantes de cuatro universidades de la ciudad de Guayaquil, sobre macroeconomía, transformación y desarrollo en Ecuador.

“Yo soy optimista del segundo semestre (del año)”, sostuvo el jefe de Estado, pero recordó que el Gobierno ha tenido que enfrentar tiempos “durísimos” por el desplome de los precios del petróleo, el pago de 1.000 millones de dólares por un fallo judicial favorable a la empresa OXY, la apreciación del dólar, la devaluación de moneda en países vecinos como Colombia, entre otros factores.

“Yo tengo mucha fe de que el segundo semestre va a ser mejor, y que van a mejorar las cosas; quisiera soluciones milagrosas, no soy demagogo, me gusta ser objetivo”, recalcó.

El Gobierno ha estimado que la caída de los precios del petróleo tuvo un impacto de unos 7.000 millones de dólares en la economía nacional.

“Ha sido un semestre durísimo, espero que entendamos las brechas, las restricciones que enfrentamos, pero ahí está el arte de gobernar, y un poco el arte de la economía también: con todas esas restricciones hacer lo mejor dentro de lo posible”, dijo en su intervención.

La clase del presidente Correa se extendió por dos horas y media incluyendo un espacio para preguntas de los estudiantes sobre aspectos económicos del país como inversión extranjera, dependencia petrolera, desarrollo, inversión, entre otros.

En otros temas, el presidente defendió la “buena inversión pública” y sostuvo que tiene un efecto crowding in, pues atrae la inversión privada.

“¡O acaso las buenas carreteras no atraen la inversión privada, o acaso la buena energía no atrae la inversión privada, o acaso las mejoras en educación no atraen la inversión privada, o acaso los mejores puertos, aeropuertos, no atraen la inversión privada?”, cuestionó al tiempo de mencionar que en la discusión de este tema “ha habido mucha política”.

Dijo que en su Gobierno se ha dado todo el espacio para la inversión privada, pero el problema es que muchos no tienen una lógica empresarial sino política.

Añadió, frente a argumentos de algunos empresarios en el sentido de que existe mucha carga impositiva, que en presión fiscal (recaudación de impuesto sobre PIB), Ecuador está debajo del promedio de América Latina.

“Ahora nos está viniendo mucha inversión extranjera porque estamos cosechando lo que hemos sembrado todo este tiempo. ¿Ustedes creen que iba a venir inversión extranjera sin energía con los cortes de luz que teníamos antes; que iba a venir inversión extranjera a un país sin carreteras? Los inversionistas extranjeros no es que buscan a los buenos alumnos del Fondo Monetario sino que buscan países con políticas económicas claras, que la tenemos; con buena infraestructura, que la tenemos; con gobierno honesto, que lo tiene, tengan la seguridad; y con proyectos rentables, que nos sobran”, subrayó.

Andes