Fomentan en Tabasco cortometrajes creados por indígenas

Es un auditorio acondicionado para la proyección de una película. El área de palomitas y refrescos no existe, ni siquiera imaginen ser atendidos por un joven que les pueda ofrecer una variedad de combos. El acceso no tiene costo, al contrario, entre más personas entren mejor. La pantalla gigante no está pero si un proyector de medidas considerables para que la audiencia de decenas de personas pueda ver el cortometraje ‘El mono y el trueno’.

El filme animado fue creado por iniciativa de hablantes de lengua yokot´an que en coordinación con una industria fílmica les propuso trasladar su historia de una manera interactiva. Al término de la función se escuchó una fuerte ovación, los realizadores quedaron asombrados, e incluso no faltó una que otra lágrima en derramarse por la mejilla.

En está ocasión los subtítulos que generalmente se leen en inglés fueron cambiados por el lenguaje yokot´an, es en verdad una extraordinaria forma de manifestar que el séptimo arte no tiene excepciones, que está disponible para todos.

Los créditos en está ocasión no eran de Iñárritu, de Cuarón o Del Toro, simplemente se conjugaba el movimiento de personas preocupadas que no les interesa ganar un Oscar, sino más bien les interesa rescatar sus tradiciones, su identidad y su esencia a pesar de que con el paso del tiempo se va acabando trágicamente.

Nos lo tiene que decir un mono animado, nos alerta una animación, nos hace creer y pensar que Los Vengadores y La Liga de la Justicia pueden tener los mejores efectos especiales pero carecen de un relato real y contundente que sí lo enfoca ‘El mono y el trueno’.

Demos pues paso al cine indígena que se manifiesta y pide a gritos el espacio en más foros e incluso corporativos de cine nacionales.

GPM y las historias de las comunidades

El Duende y La Flauta es un cuento animado que se divulga por Grupo Presente Multimedios. La historia y adaptación fue escrita por Isidro Gómez de la Cruz y la animación y dibujos corrieron a cargo de David López Ordoñez. Este relato en formato cinematográfico se concibió como una animación en la que se plasma una historia importante de la comunidad.

El ‘corto’ que se proyecto

La animación es un cuento ayapaneco que fusiona la modernidad y la tradición, a través del uso de la tecnología y la presencia de los pueblos originales que hablan y sienten en su lengua materna.

Es un trabajo hecho con la intervención de los señores Manuel Segovia, Manuel Segovia (hijo), Cirilo Vázquez e Isidro Velázquez, hablantes de la lengua zoque-ayapaneco, del poblado de Ayapa, quienes imparten clases a niños, jóvenes y adultos con la intención de fomentar el rescate de la lengua. En el documental donde se narra la producción del cortometraje y se escuchan testimonios de los hablantes, Javier López, director general del INALI, comenta que dicha producción audiovisual permitirá que la población ayapaneca y la no hablante de la lengua, conozcan esta cultura y se anime a verse reflejada. “Servirá como un elemento fundamental de la política de revitalización de la lengua indígena”, asegura.

Diario Presente