La paz de Santos, sin Uribe

Una vez más ha quedado demostrado que las maltrechas relaciones entre el senador Álvaro Uribe Vélez y el presidente Juan Manuel Santos seguirán sin una pronta solución. Así lo evidencia la respuesta del jefe natural del Centro Democrático a la carta del mandatario.

En su respuesta, Uribe descarta cualquier tipo de acercamiento con el Gobierno e insiste en que el proceso de paz no es más que una concesión al terrorismo. La respuesta del expresidente, que consta de cuatro párrafos, considera que la misiva enviada por el presidente Santos no proviene del fondo de su corazón -como dijo el mandatario-, sino que es parte de un show mediático, ya que antes de que Uribe la leyera fue publicada en medios de comunicación.

Igualmente, el expresidente y senador considera que esa misiva fue a destiempo, toda vez que lleva más de tres años haciendo recomendaciones, nunca fue escuchado y cuando todo está definido ahora Santos propone un encuentro. “Lo invita a dialogar sobre temas ya definidos y acordados con las Farc sin que se pueda esperar un resultado. Esta es una carta fuera de contexto, porque no hay nada que hacer sobre el proceso de paz. Nunca lo escuchó y ahora pasa a ser algo inoficioso”, dijo el senador uribista Ernesto Macías.

A su vez, la senadora María del Rosario Guerra, también del Centro Democrático, calificó la carta como la búsqueda de un aval exprés. “Fueron varios años hablando de mínimos necesarios para una paz verdadera y nunca lo escucharon”, refirió.

Por los lados del santismo, no se comparte la apreciación uribista. El copresidente de la U, el senador Armando Benedetti, consideró que aunque hubiera sido muy importante que Uribe estuviera en el proceso de paz, no pasa nada si no está. “La negociación se ha desenvuelto y ha tenido buen suceso sin él. Uribe no es indispensable para que se firme la paz”, concluyó.

El Espectador


Sería inútil diálogo con el Gobierno: Uribe

El senador del Centro Democrático rechazó la invitación del presidente Santos para discutir sobre el proceso de paz.

Desde Roma el expresidente dejó claro que no le interesa un encuentro con Santos y reiteró sus críticas al proceso de paz

“Parecería inútil invitar a un diálogo para notificar lo resuelto. Cuando el crimen es campeón el perdón y la reconciliación corren el riesgo de no ser sinceros y la paz sin justicia corre el riesgo de no ser paz”, indicó.

Esta es la respuesta de Uribe a la carta enviada por el presidente Santos

Ha sido dañino para la democracia que personas con notoriedad pública distraigan a los ciudadanos en el juego entre el insulto y el elogio, entre la acusación temeraria y la declaración magnánima.

Ha sido dañino para la democracia que personas con responsabilidades públicas creen confusión entre la indulgencia al narco terrorismo en nombre de la paz y la represión al reclamo justo en nombre de la autoridad.

Ha sido dañino para la democracia que personas con responsabilidades públicas aparenten diálogo para claudicar ante el terrorismo e imponer a sectores ciudadanos, que expresan argumentos críticos, la adhesión a lo claudicado y ya consumado; sectores ciudadanos que añoran paz estable y sin riesgos para la democracia.

Parecería inútil invitar a un diálogo para notificar lo resuelto. Cuando el crimen es campeón el perdón y la reconciliación corren el riesgo de no ser sinceros y la paz sin justicia corre el riesgo de no ser paz.

Álvaro Uribe Vélez

Caracol