En menos de una semana dos casos impactaron a la opinión pública y reabrieron el debate sobre el proyecto de aborto en tres causales:  niñas de 11 y 12 años, de las regiones de La Araucanía y del Bío Bío, están embarazadas a consecuencia de una violación.

A sus 11 años, la menor de Villarrica, con 20 semanas de gestación, apunta como su agresor a su padrastro de 41 años, quien se encuentra en prisión preventiva. En San Pedro de la Paz, la niña de 12 acusa también al conviviente de su madre, de 59 años, como el responsable de la gestación en curso, de 34 semanas.

El vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, lamentó la existencia de ambas historias, y afirmó que esperan que el proyecto que despenaliza el aborto en tres causales -entre ellas la violación– sea votado pronto en el Senado.

La iniciativa legal que envió el Gobierno al Congreso busca despenalizar el aborto en caso de quela vida de la madre esté en peligro, que el feto sea inviable o cuando el embarazo sea producto de una violación.

El senador PPD, Guido Girardi, afirmó sentirse avergonzado que la legislación en Chile prohiba el aborto en estos casos.

Punto que fue aclarado por la exministra de salud, María Soledad Barría, partidaria del proyecto. Según la médico, aún cuando el proyecto estuviera vigente, no permitiría el aborto de las niñas debido a lo avanzado del embarazo.

La presidenta de la comisión, la senadora DC Carolina Goic, señaló que esperan votar el proyecto en septiembre. Fecha que para el senador RN, Francisco Chahuán, es sólo una excusa para instalar el tema antes de las elecciones municipales.

El Gobierno pretende tener despachado el proyecto en su segundo trámite constitucional en enero próximo.

BioBio Chile