Luego de diez años, llegará a mediados de septiembre una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para auditar las cuentas públicas de la Argentina.

La misión del FMI llegará a mediados de septiembre para auditar las cuentas del Estado nacional, lo que le permitirá al país terminar de “normalizar” las relaciones con la entidad y acceder, eventualmente, a la toma de créditos por parte de los principales países desarrollados. La llegada y comienzo de la misión está prevista para el 19 de septiembre.

Según fuentes oficiales, la misión estará encabezada por el encargado del FMI para Argentina, Roberto Cardarelli, y su trabajo se extenderá hasta el 30 de septiembre, momento para el cual se espera también la presencia del auditor regional del Fondo, Alejandro Werner, quien estará en el país cumpliendo otros compromisos.

Los auditores analizarán las cuentas del Estado nacional, las proyecciones del Producto Bruto Interno, la situación financiera, y dialogarán también con economistas del sector privado sobre sus proyecciones del país.

Más allá de las proyecciones oficiales, lo cierto es que el diagnóstico que realice la misión del FMI se elevará al directorio que encabeza Christine Lagarde luego de la reunión anual del FMI prevista del 7 al 9 de octubre.

Si todos los pasos siguen por la vía normal, en noviembre podría tratarse este reporte en el directorio y, si no hay objeción del Gobierno argentino, se hará público.

Tiempo