Después de cuatro años de audiencia, el tribunal Federal N° 1 de Córdoba dictó sentencia en la Mega causa denominada La Perla, Campo de la Ribera y el D2. El tribunal condeno a reclusión perpetua a 28 represores entre los que se encuentran el ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín, Menéndez, Ernesto Barreiro, Héctor P Vergez, todos ellos acusados por los delitos de privación ilegítima de la libertad, homicidio calificado, sustracción de menores, tormentos agravados, tormentos seguidos de muerte, secuestro, violación agravada y robo.

La investigación de esta causa la comenzó en el año 1984 la abogada, ya fallecida, María Elba Martínez, integrante del SERPAJ, regional Córdoba quien representando al presidente de la Fundación Servicio Paz y Justicia (SERPAJ) derivo en el expte. N° 9.481 en el Juzgado Federal N° 3 de Córdoba autos “Pérez Esquivel, Adolfo, Martínez, María Elba s/ presentación” la cual contiene una enorme cantidad de información que fue requerida/consultada durante el presente juicio.

En el devenir del a política Argentina a fines de los 80, con las leyes de Punto final y Obediencia debida y principios de los 90, con los indultos, las investigaciones se cerraron. En 1998 el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y la abogada María Elba Martínez en representación del SERPAJ presentan una petición para que se reinicien las investigaciones en el área comandada entre 1976 y 1978 por el general Luciano Benjamín Menéndez, que además de Córdoba abarcaba 10 provincias de Cuyo y el Nordeste. En el escrito presentado por Pérez Esquivel y Martínez se apeló al pronunciamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que en 1992 y 1997 dictaminó que las leyes y los indultos violan varios artículos de la Declaración Americana de los Derechos Humanos y del Pacto de San José de Costa Rica y exigen al Estado argentino continuar las investigaciones a fines de determinar lo sucedido con las víctimas de la represión ilegal. En ese mismo año, el fiscal Humberto Vidal Lascano dictaminó que correspondía dictar la reapertura de las causas. A partir de entonces el Premio Nobel y presidente del SERPAJ se presentó a declarar en varias oportunidades.

El fallo de la justicia levanto las banderas de Memoria, Verdad y Justicia, advirtiendo la necesidad ineludible de avanzar con los otros juicios por los crímenes cometidos durante la última dictadura militar, esto debe ir acompañado de políticas claras por parte del Estado y el compromiso de la justicia para hacer efectivas las condenas en cárceles comunes para los genocidas.

Desde el SERPAJ celebramos este fallo histórico por parte de la justicia y hoy más que nunca podemos decir que el camino en la defensa de los derechos humanos de ayer y de hoy profundizan los valores democráticos, la vida digna y la libertad y los postulados de Memoria, Verdad y Justicia.

Serpaj