Organizaciones sociales y campesinas reclamaron ayer frente al Ministerio de Agroindustria de la Nación para que el Gobierno abra el debate a la sociedad en torno a la modificación de la Ley de Semillas e informaron su posición frente a la normativa en contexto de las celebraciones por el Día de la Pachamama.

“Estamos honrando a la Pachamama defendiendo las semillas. Hace un mes presentamos al ministro de Agroindustria una nota para que abriera el debate a la sociedad porque por ahora el anteproyecto de modificación de la ley se discutió con Monsanto, con la Asociación de Semilleros Argentinos, con la Sociedad Rural Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas pero no se abrió al resto de la sociedad”, señaló Carlos Vicente, integrante de la Multisectorial conformada contra la denominada “Ley Monsanto de Semillas”.

Y continuó: “Entendemos que los campesinos, productores familiares y toda la sociedad tienen que estar involucrados en ese debate porque las semillas son la base de nuestra alimentación”.

Desde las 14, organizaciones sociales, de campesinos y agricultores familiares se congregaron frente al ministerio de Agricultura, ubicado en Paseo Colón al 900, donde repartieron folletos y realizaron una radio abierta en la que expresaron su posicionamiento frente a lo extra oficialmente conocen que implicará la nueva ley.

Según la información que manejan desde la Multisectorial, el proyecto de modificación de la Ley implicaría “la restricción del uso propio de semillas, esto significa que las semillas que históricamente desde hace miles de años son guardadas por los agricultores para volver a sembrar no van a poder utilizarse y si lo hacen va a ser penalizado”, dijo Vicente en declaraciones radiales.

Y continuó: “Esto implica que los agricultores van a tener que pagar año tras año las regalías por todo el tiempo que dure el monopolio de esas semillas”.

Diario Norte