Autoridades portuarias chilenas llegan a La Paz para tratar tarifas y pago de deuda

Una misión de autoridades portuarias de Chile llegará a Bolivia el 24 de agosto para tratar el incremento de tarifas y la deuda acumulada tras la decisión de no hacer pagos hasta tanto se acuerde cualquier incremento. Estamos abiertos a un amplio diálogo, informó el gerente de la Administración de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B), David Sánchez.

“Han fijado una reunión con la gente de Chile en La Paz, el 24 de agosto. Hemos aceptado un amplio diálogo con la gente de puertos y autoridades portuarias de Chile y trataremos todos esos temas, entre ellos ese incremento tarifario que hemos informado se rechazó contundentemente y con seguridad (estará) el tema de las tarifas”, señaló.

El martes 19 de julio, la Cancillería de Chile, al término de una inspección a puertos chilenos por una comitiva liderada por el canciller David Choquehuanca, aseguró que la ASP-B adeuda a la Terminal Puerto Arica S.A, firma privada que administra el puerto del mismo nombre, al menos $us de 700.000.

A través de otro comunicado, la Cancillería boliviana respondió que “existen problemas de sobreprecios en estas facturas y una vez efectuadas las correcciones y conciliaciones respectivas éstas se cancelarán”.

La administración del presidente Evo Morales demandó en reiteradas ocasiones la intervención de instancias técnicas para fijar los ajustes a las tarifas, un exhorto que emergió en medio del proceso instalado en la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) por las trabas al libre tránsito.

La Paz propuso justamente recurrir a ese organismo y a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) para que propongan “un sistema automático de reajuste de tarifas, que se base en variables económicas que inciden efectivamente en los costos y no en criterios discrecionales como pretende el Gobierno de Chile”.

Aladi, hace dos semanas volvió a invocar al diálogo para resolver la controversia, no obstante Chile asegura que es un tema que no le compete. Para La Paz está claro que las administradoras chilenas “priorizan sus ganancias antes de brindar servicios e inversiones que abastezcan la demanda de Bolivia”.

“Estamos ratificando con una nota la más amplia disponibilidad para el diálogo entendiendo que se necesita dialogar con esas autoridades chilenas para encontrar una salida y dar certidumbre a todo lo que afectó y afecta al comercio boliviano”, señaló Sánchez.

La Razón