Uruguayos pasteros

El presidente Tabaré Vázquez anunció ayer en conferencia de prensa que la segunda planta de celulosa de la empresa finlandesa UPM se instalará en el “corazón profundo de nuestro país”: se acordó que eligiera un punto en un radio de 25 kilómetros con centro en el cruce del río Negro y la ruta 5, en el límite entre los departamentos de Durazno, Tacuarembó y Río Negro. El mandatario aclaró que el nuevo emprendimiento no traerá problemas con el gobierno argentino, que preside Mauricio Macri: “Ayer hablé con Macri […] la recepción fue excelente, hemos acordado que no van a existir inconvenientes […] va a estar muy lejos del río Uruguay, la eventual contaminación se haría porque el río Negro desemboca en el Uruguay”, explicó. Se estima que las obras comiencen en 2018.

Vázquez aseguró que se analizó junto a la empresa el impacto ambiental, social y de infraestructura, y se decidió que “los vertidos” de la planta “se vuelquen aguas abajo de la ciudad de Paso de los Toros”, para que no haya “ningún tipo de impacto sobre la población”. “Es un emprendimiento de última tecnología, que va a contar con todos los elementos necesarios para la mayor protección”, añadió. “Muy distinto es ubicar una planta con estas características en Fray Bentos, prácticamente dentro de la misma ciudad, que esta, que va a estar en una zona prácticamente deshabitada. Es un área muy importante desde el punto de vista de la producción del país, pero el impacto es muchísimo menor en la población”, sostuvo.

A su vez, por “interés” de ambas partes, Vázquez aclaró que “el frente forestal que va a nutrir la planta con materia prima” está “un poco” alejado del área donde se instalará la planta, pero asegura que “por los requerimientos de la planta, seguramente aporte mano de obra, trabajo y una serie de elementos muy positivos en la zona”.

Consultado por la prensa sobre si se prevé una inversión en vías férreas para el transporte de la producción, Vázquez aclaró que “para avanzar más en profundidad” se necesita conocer el punto exacto donde se instalará la planta. Además, anunció que la próxima semana esperan empezar a analizar cómo insertar en el Plan Estratégico Nacional de Infraestructura los requerimientos de la empresa; en representación del gobierno encabezará las negociaciones Álvaro García, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. “Seguramente mucha de la infraestructura que requiere UPM también va a poder ser utilizada por el país en otras líneas de producción; cuando avancemos en el estudio de estas habrá alguna pequeña modificación de lo que está planteado para abarcar los requerimientos [de la empresa], pero también vamos a tener en cuenta lo que es la producción agrícola, ganadera, etcétera, del país, que se va a ver favorecida por este avance en la infraestructura que tanto necesitamos”, sostuvo. Vázquez también dijo que una vez que haya más precisiones se comunicará a los pobladores de la zona.

Buenos vecinos

En la conferencia, Vázquez manifestó su voluntad de “reconocer públicamente a Macri su buena disposición de respetar lo que Uruguay va a llevar adelante con la empresa”. En ese sentido recordó que en el litigio de La Haya por la primera planta de celulosa de UPM se sentenció que Uruguay comunicara oficialmente a Argentina “cualquier emprendimiento de estas características que el país hiciera en su territorio e implicara los afluentes del río Uruguay”. A pesar de que ya habló con Macri, el presidente “cumplirá con la formalidad” en los próximos días.

La Diaria


Macri aseguró a Vázquez que no habrá inconvenientes con la instalación de la nueva planta de celulosa en Uruguay, que estará ubicada sobre el río Negro

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, informó que la nueva planta de celulosa de UPM estará ubicada sobre el río N1egro en un radio de 25 kilómetros desde la intersección con la ruta 5. También dijo que el mandatario argentino, Mauricio Macri, le aseguró que no habrá inconvenientes con la instalación de la nueva procesadora de pasta de celulosa.

Este martes 23 de agosto se realizó una reunión de Presidencia con la directiva UPM, para considerar los distintos intercambios que existieron en diversas reuniones que se realizaron días pasados entre integrantes del gobierno y la empresa.

En los diferentes encuentros el Gobierno estuvo representado por ministros del área, y la empresa por la dirección y sus cuerpos técnicos.

El encuentro de este martes fue propicio para que el Ejecutivo y la compañía finlandesa comenzaran una etapa de “mayor precisión por el avance de la eventual inversión y puesta en marcha de la planta en territorio uruguayo”, dijo el presidente de la República, Tabaré Vázquez en conferencia de prensa.

Vázquez informó a los directivos de UPM que el lunes 22 de agosto se comunicó con el presidente argentino, Mauricio Macri, sobre la eventual instalación de la nueva planta y remarcó que la recepción del presidente de Argentina fue “muy buena”.

“Hemos acordado que no existirán inconvenientes por parte de Argentina con Uruguay por la instalación de este nuevo emprendimiento, teniendo en cuenta, además, que el mismo estará muy lejos del río Uruguay”, dijo Vázquez.

Protección medioambiental

El máximo mandatario dijo que UPM utilizará un procedimiento de “última tecnología” para tratar los vertidos de la planta.

Para mayor protección medioambiental, los efluentes se “volcarán aguas debajo de la ciudad de Paso de los Toros, de forma tal que no haya un impacto sobre la población”.

“Hemos realizado un análisis en conjunto con la empresa teniendo en cuenta la gestión ambiental, de impacto social y el tema de infraestructura”, dijo el jerarca de gobierno.

Por otra parte, Vázquez señaló que el frente forestal que abastecerá de materia prima a la planta se desarrollará en una zona donde “ya están plantados los árboles”.

UPM aportará mano de obra y trabajo, “elementos muy positivos que no va a disminuir porque el hecho de que la planta esté alejada del área fuerte de forestación”.

Lr21