Chevron gana en EE.UU. una importante batalla judicial contra Ecuador

Chevron ganó en Estados Unidos este 8 de agosto una importante batalla en la saga judicial que le enfrenta a las autoridades de Ecuador, que le acusan de ser responsable de uno de los peores desastres medioambientales del planeta.

Una corte de apelación de Nueva York confirmó una decisión de un tribunal estadounidense de marzo de 2014 que rechazaba una multa de USD 9 500 millones que un tribunal ecuatoriano había impuesto a la petrolera en 2011.

“No vemos un abuso de poder […] en la decisión del tribunal de instancia” de rechazar que los demandantes hagan que la condena se aplique en Estados Unidos, explican los magistrados de la apelación, según los documentos judiciales consultados por la AFP .

En consecuencia, este veredicto es “confirmado”, concluyen.

Esto supone un alivio para el grupo estadounidense, demandado por 30 000 indígenas de la región amazónica, que querían embargar sus activos en Estados Unidos para recuperar los USD 9 500 millones impuestos por la justicia ecuatoriana.

Los daños en la selva amazónica se remontan a los años de explotación de la estadounidense Texaco, activa en Ecuador entre 1964 y 1990 y adquirida en 2001 por Chevron.

La corte ecuatoriana de la provincia de Sucumbios había condenado a Chevron a pagar una importante multa, contestada por el grupo al considerar que el juez encargado del caso habría sido sobornado por los demandantes, quienes también habrían falsificado pruebas, según Chevron.

Los demandantes apelaron inmediatamente la sentencia, no solo ante la justicia estadounidense, sino ante tribunales brasileños, argentinos y canadienses, para obtener el embargo de activos de la mayor petrolera de Estados Unidos.

“Chevron se alegra de que haya prevalecido la verdad sobre el fraude y la corrupción”, reaccionó el grupo este lunes.

Los demandantes, que dijeron estar “impactados”, según una portavoz en Estados Unidos, afirmaron que iban a “examinar de cerca” la decisión del tribunal de apelación. “Vamos a explorar las opciones posibles”, añadió.

El Comercio


Fallo de Corte de EE.UU. a favor de Chevron no frena proceso en otros países, afirma abogado de demandantes ecuatorianos

El fallo de una corte federal de apelaciones de Estados Unidos a favor de la empresa petrolera Chevron, en la causa sobre contaminación que se disputa con pobladores ecuatorianos, no frenaría los procesos entablado por los demandantes ecuatorianos en otros países para intentar cobrar la sentencia de 9.500 millones de dólares, aseguró a Andes el abogado Pablo Fajardo.

“La decisión de la corte (estadounidense) no influye en las acciones de ejecución de los procesos planteados en las cortes canadiense, brasilera y argentina y en las próximas que hagamos”, aseguró el jurista quien rechazó el fallo conocido este lunes.

El dictamen de la corte del Segundo Circuito determinó que los demandantes no podrán cobrar los millonaria sentencia que se había determinado en un fallo anterior en contra de la petrolera, algo que fue cuestionado por el jurista.

“Es lamentable que el segundo circuito no haya contemplado las pruebas suficientes que existen en el proceso sobre los hechos de fraude de Chevron”, señaló Fajardo quien afirmó que luego de esta decisión judicial, los indígenas y campesinos ecuatorianos afectados por la petrolera estadounidense apelarán ante la Corte Suprema de los Estados Unidos.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró días atrás que Chevron “es una empresa corrupta y corruptora”, que contaminó la Amazonía ecuatoriana y luego intentó desprestigiar su Gobierno para evadir su responsabilidad en un crimen deliberado.

Asimismo, durante la emisión de su programa Enlace ciudadano de este sábado 6 de agosto, el dignatario ecuatoriano recordó que los diferentes conflictos que enfrenta la nación con la petrolera iniciaron antes de su Gobierno, y calificó como desastroso al sistema de justicia de Ecuador en la década de 1990.

La justicia “fue incapaz de resolver 17 juicios puestos por la petrolera contra el Estado”, dijo.

Correa destacó que los litigios no se resolvieron hasta que llegó su Gobierno, que los ganó pero ya era muy tarde, pues basado en la demora de años atrás Chevron había demandado a Ecuador por denegación de justicia y a causa de ello el país fue condenado a pagar a la petrolera 96 millones de dólares más intereses, es decir 112 millones de dólares, que se pagaron recientemente para evitar que Chevron “tomara represalias para quebrar al país”.

La petrolera Texaco, fusionada a la Chevron en 2001, explotó hidrocarburos de 1964 a 1992 sin cumplir con las normas mínimas ambientales exigidas a esa industria. Dos millones de hectáreas de la Amazonía ecuatoriana están afectadas y miles de personas iniciaron hace más de dos décadas una intensa lucha para que Texaco Chevron pague una indemnización, hecho que no compensará los daños y las vidas perdidas.

Andes