Avanzan con aprobación las visitas a veredas de ubicación de las Farc

Delegados de las Farc ya iniciaron las primeras visitas a campamentos guerrilleros con el fin de realizar la pedagogía del futuro desarme y lo que se viene ahora para quienes se desmovilicen.

Este jueves, en Buenos Aires (Cauca), se cumplió con una reunión entre guerrilleros, encabezados por ‘Pacho Chino’, jefe del Comando Conjunto Occidente de las Farc; alias Sergio y alias Calarcá, y líderes campesinos, afro e indígenas. Entre los temas que se tocaron se hizo énfasis en que aún falta mucho para poner fin a los diálogos e iniciar el proceso de desmovilización, debido a que las campañas en contra del plebiscito han frenado el avance del proceso. (Lea también: Este es el plan con el que alistan zonas de ubicación para las Farc)

“Hay un sector del país que quiere seguir en medio de la guerra y no porque quiera que persistan las muertes, sino porque la guerra siempre deja dividendos”, dijo uno de los delegados guerrilleros.

Entre las dudas de la comunidad hubo preocupación por las familias que viven de los cultivos ilícitos, pues aún no tienen claro qué harán cuando se termine la guerra.

Carmen Lucía Ramírez, una líder comunal de la población caucana, celebró los anuncios de los acuerdos, sin embargo, sostuvo que el daño ha sido de décadas. (Lea: Paso a paso de las visitas para definir zonas de concentración de Farc)

“Nosotros no tenemos paz desde el M-19, pero, para ser sincera, quienes más daño causaron en este lugar fueron los paramilitares”, aseguró.

La Administración de Buenos Aires aseguró que este municipio, que cuenta con 62 veredas y 32.000 habitantes, necesita que llegue la reparación por lo sufrido durante años de insurgencia en el territorio.

“Se desmovilizaron del M-19, los ‘paras’ y ahora vienen los guerrilleros, pero de la reparación del municipio nada se sabe. Creo que lo que genera más violencia es la poca justicia social que hay”, dijo Gilberto León, docente de una escuela de la vereda de Pueblo Nuevo, donde los paramilitares tuvieron un campo de concentración, situación que llevó a que los niños abandonaran la escuela.

Aunque los habitantes de la zona sostienen que la guerrilla no ha igualado el terror del paso de los paramilitares por Buenos Aires, en abril del año pasado se registró un ataque de las Farc contra el Ejército en la vereda La Esperanza, hecho en el que perdieron la vida once militares.

El auge de la minería, legal e ilegal, en este sector del norte caucano, espera tener un impacto económico para que los habitantes de Buenos Aires reciban la reparación y la justicia social que esperan desde la primera vez que un grupo armado puso un pie allí.

Comisiones ya visitaron el 60 por ciento de puntos de ubicación de las Farc

Las comisiones que realizan las visitas técnicas a los sitios donde se concentrarán las Farc, para verificar su desarme y el cese del fuego bilateral, ya abarcaron el 60 por ciento de esta tarea encomendada por la mesa de diálogos de La Habana. Desde el martes pasado, 6 equipos integrados por delegados del Gobierno, las Fuerzas Militares, la guerrilla y la ONU han recorrido de manera simultánea 17 puntos de los 31 previstos. El objetivo es delimitarlos y evaluar sus vías de acceso y su infraestructura.

De los ocho campamentos ya inspeccionaron cinco, y de las 23 zonas transitorias, 13. Ayer visitaron veredas de Norte de Santander, Chocó, Cauca, Caquetá Guaviare y Meta.

El Tiempo