Restablecidos los vuelos regulares directos entre Cuba y EE.UU.

Los vuelos regulares directos entre Cuba y Estados Unidos quedarán restablecidos hoy, tras 55 años de interrupción, con la llegada a esta central ciudad de un vuelo de la compañía JetBlue Airways.

El hecho, previsto para cerca de las 11:00 (hora local), y a decir de directivos del transporte de ambas naciones, representa un paso positivo y una contribución al proceso hacia la normalización de las relaciones en el que están inmersas desde diciembre de 2014.

En declaraciones a la prensa el martes, horas antes del arribo del Airbus A-320 de JetBlue, el gerente en Cuba de su apertura, Raúl Alcácer, ratificó la emoción de la compañía por ser la que reinicia los vuelos de la citada modalidad entre los dos países vecinos.

Según sostuvo, para ellos ese galardón constituye uno de los acontecimientos más grandes en los 16 años de existencia de la empresa y tienen la seguridad de que la reapertura de los vuelos regulares directos será exitosa.

En ese sentido, resaltó la preparación y la coordinación existente para el acontecimiento entre la aerolínea y las autoridades y empresas cubanas relacionadas con el transporte aéreo, a las que agradeció.

Desde su trayecto inaugural y hasta el 29 de octubre los vuelos de Jet Blue a Santa Clara tendrán una frecuencia de tres veces por semana, mientras que a partir de esa fecha serán diarios.

Posteriormente, también al aeropuerto internacional Abel Santamaría de esta ciudad, y de forma paulatina a los de las provincias Holguín, Cienfuegos, Camagüey y Matanzas, volarán otras aerolíneas estadounidenses como Silver Airways y American Airlines.

El restablecimiento de vuelos regulares directos entre Cuba y Estados Unidos forma parte del proceso de implementación del Memorando de Entendimiento en la esfera suscrito en febrero por los dos países.

En una reciente conferencia de prensa, el viceministro cubano de Transporte Eduardo Rodríguez manifestó que dicho documento se aplica sobre la base del respeto mutuo y la reciprocidad.

Asimismo, señaló que a pesar de los avances, el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington a La Habana desde hace más de medio siglo permanece como un férreo obstáculo a la normalización de las relaciones en el campo de la aviación civil.

Ello, por no permitir que los ciudadanos norteamericanos puedan viajar a Cuba en condición de turistas.

Coincidentemente con el reinicio de los vuelos, suspendidos en 1961, este miércoles viajará también a la isla el Secretario de Transporte de Estados Unidos, Anthony Foxx.

Según informaron autoridades cubanas, Foxx prevé reunirse con autoridades cubanas, entre ellas su homólogo antillano Adel Yzquierdo, y el canciller Bruno Rodríguez, lo que es identificado como una oportunidad para tratar asuntos de índole bilateral en la esfera.

Prensa Latina


Josefina Vidal critica limitaciones de EEUU para viajes a Cuba

“Los vuelos regulares entre Estados Unidos y Cuba alcanzarán su potencial real solo cuando termine la prohibición en la nación norteña de los viajes a la isla”, recordó en Twitter la directora general de Estados Unidos del ministerio cubano de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal. La principal traba para el restablecimiento total es el bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por Washington a Cuba desde hace más de medio siglo.

Esa medida unilateral impide que los ciudadanos estadounidenses viajen a la isla caribeña como turistas.

No obstante, Vidal aseguró que en el Aeropuerto Internacional de Santa Clara (centro) está todo listo para recibir mañana a la primera aeronave, perteneciente a la compañía JetBlue.

Según el ministerio cubano de Transporte, el restablecimiento de los vuelos directos desde Estados Unidos es un paso positivo y una contribución al proceso de mejoría de las relaciones entre los dos países.

La entidad gubernamental aseveró recientemente que en estos momentos se gestiona con la contraparte en Estados Unidos para incluir a ese territorio en los destinos de Cubana de Aviación.

Por su parte, el presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba, Alfredo Cordero, reiteró que esta nación antillana está lista para asimilar el incremento de los vuelos hacia aeropuertos internacionales con toda la seguridad requerida.

Tras el vuelo de JetBlue, el 1 de septiembre iniciará viajes, también a Santa Clara, la aerolínea Silver Airways, mientras que American Airlines volará a partir del 7 de ese mes a las provincias Holguín y Cienfuegos, y en días siguientes a Camagüey, Villa Clara y Matanzas. En total, sumarán unas 11 frecuencias diarias.

Cuba Debate


Pese a reclamo latinoamericano, EE.UU reafirma continuidad de política migratoria hacia Cuba

Estados Unidos se mantuvo ayer inamovible en la defensa de sus políticas migratorias hacia Cuba, a pesar de la petición de nueve Gobiernos de Latinoamérica de revisar esas medidas.

El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, confirmó ayer que había recibido la carta enviada este lunes al jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, por los cancilleres de Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y Perú.

“Obviamente, estamos preocupados por la seguridad de todos los migrantes en la región, incluidos los que tratan de ir al norte a través del sur y el centro de América y de México”, dijo Kirby en su conferencia de prensa diaria.

“La migración ilegal a menudo implica viajes peligrosos que ilustran los riesgos inherentes y las incertidumbres de colaborar con el crimen organizado, incluidos los traficantes de personas, en el intento de llegar a Estados Unidos”, agregó.

Aunque Estados Unidos “sigue alentando a todos los países a respetar los derechos humanos de los migrantes” y seguirá hablando sobre el tema “con Gobiernos de la región”, no tiene ningún plan de cambiar sus políticas migratorias, apuntó Kirby.

“La Ley de Ajuste Cubano sigue en pie y la política de ‘pies secos/pies mojados’ sigue siendo la política estadounidense en lo relativo a la migración cubana”, agregó el portavoz.

La Ley de Ajuste Cubano, vigente desde 1966, y la política de “pies secos/pies mojados” privilegian a los cubanos que tocan territorio estadounidense, que pueden pedir la residencia permanente un año después; mientras que los interceptados en el mar son devueltos a la isla.

Varios Gobiernos latinoamericanos se han quejado de que los privilegios que genera ese marco legal estadounidense para los cubanos les alientan a emigrar hacia EE.UU. pasando por el sur y el centro del continente, algo que se ha intensificado con el restablecimiento de relaciones entre Washington y La Habana.

En su carta a Kerry, los cancilleres indicaron que las dos medidas estadounidenses suponen “un estímulo al flujo desordenado, irregular e inseguro de ciudadanos cubanos” hacia Estados Unidos.

La crisis en el continente comenzó en noviembre pasado tras la decisión del Gobierno nicaragüense de cerrar su frontera, que provocó que cerca de 8.000 migrantes, en su mayoría cubanos, se fueran amontonando en Costa Rica y Panamá.

Ambos países tuvieron que acordar con México un operativo especial de traslado en vuelos directos a distintas ciudades mexicanas, pero el flujo de migrantes no cesó y ambos países decidieron cerrar sus fronteras e impedir el paso de los inmigrantes ilegales; Costa Rica en diciembre y Panamá en mayo.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, planteó el mismo tema durante una reunión la semana pasada con el vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, pero consideró improbable que hubiera cambios en esas políticas en un futuro cercano.

“Claramente, los cambios en la ley requerirían acciones del Congreso y entiendo que no es probable que esto ocurra en un año electoral” en Estados Unidos, que celebrará comicios presidenciales en noviembre, afirmó Solís en una conferencia en el centro de estudios Wilson Center.

Cuba Debate