Delegados de los 22 países de América Latina y el Caribe que adhieren a la declaración sobre la aplicación del Principio 10 de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo -sobre el acceso a la información, la participación pública y la justicia en asuntos ambientales- comenzaron hoy en Santo Domingo, República Dominicana, una reunión de cuatro días en la cual darán un nuevo impulso a la negociación de un acuerdo regional sobre estas materias.

La Cuarta Reunión del Comité de Negociación del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe es organizada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Gobierno de República Dominicana, a través de sus Ministerios de Relaciones Exteriores (MIREX) y Medio Ambiente y Recursos Naturales.

En la sesión inaugural estuvieron presentes Bautista Rojas, Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales de República Dominicana; Patricia Abreu, Viceministra para la Cooperación y Asuntos Internacionales del mismo ministerio; Joseluis Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL; Dolores María Duverges, Subsecretaria de Planificación y Ordenamiento Ambiental del Territorio, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Argentina (en representación de la Mesa Directiva); Natalia Gómez y Euren Cuevas, representantes del público; y Andrés Navarro, Ministro de Relaciones Exteriores de República Dominicana.

El Ministro Bautista Rojas señaló que la celebración en Santo Domingo de esta cuarta reunión “constituye una muestra más de los innumerables esfuerzos que lleva a cabo la República Dominicana a diario para robustecer y afianzar la normativa existente conjuntamente con los distintos sectores y actores clave en materia ambiental, y de la importancia que reviste la aplicación del Principio 10 de la Declaración de Río para lograr un equilibrio adecuado de las realidades y requerimientos ambientales con las necesidades de avance de nuestros pueblos”.

En su intervención, Joseluis Samaniego hizo un llamado a los países a participar en la negociación del futuro acuerdo regional que garantice el acceso a la información, la participación y justicia ambientales, con ambición, responsabilidad y sentido de urgencia que el tema merece. “Es evidente que el estilo de desarrollo dominante en América Latina y el Caribe es insostenible”, señaló en referencia a los profundos desequilibrios económicos, sociales y ambientales que afectan hoy a la región.

“Este proceso es un ejemplo claro de que los países de nuestra región pueden, bajo un enfoque de concertación, autonomía, progresividad, cooperación y fortalecimiento de capacidades, enfrentar desafíos globales y reforzar la gobernanza ambiental contribuyendo al progreso social y económico, así como a la sostenibilidad ambiental”, agregó Samaniego.

Al hablar en nombre de la Mesa Directiva del proceso de negociación, Dolores María Duverges recalcó que hoy tenemos una oportunidad excelente de concertación para llevar adelante este acuerdo regional. En referencia a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 objetivos (ODS) –aprobados en 2015 por todos los países miembros de las Naciones Unidas- indicó que muchos de ellos tienen que ver con el tema ambiental y, en ese sentido, el Principio 10 está íntimamente relacionado con el logro de esta Agenda. “Por eso, avanzar en este acuerdo (sobre el Principio 10) es también avanzar en la Agenda 2030”, remarcó.

Los representantes del público Natalia Gómez y Euren Cuevas advirtieron sobre los apremiantes retos ambientales que enfrenta nuestra región y destacaron que este proceso de negociación demanda altos estándares de información, mecanismos de participación y acceso a la justicia.

“Las negociaciones del Principio 10 nos enseñan que el diálogo es el único camino para el desarrollo sostenible. En América Latina y el Caribe vemos cada vez más proyectos que afectan a las personas y sus comunidades. Necesitamos un acuerdo regional sólido y robusto que refuerce los mecanismos de participación pública, e inclusivo que permita integrar a todas las personas, sin importar su raza, lengua o condición”, reafirmaron.

Por su parte, el Ministro de Relaciones Exteriores de República Dominicana, Andrés Navarro, enfatizó que el cambio climático no es una cuestión de perfilar el futuro, sino que sus efectos son un daño que ya se manifiesta en el presente.

“No basta con tener políticas públicas efectivas sobre la base nada más que la legalidad. Si queremos políticas inclusivas hay que formularlas desde el principio con la sociedad civil, con las organizaciones que las representan”, indicó Navarro.

Al final de la sesión inaugural, el representante de Saint Kitts y Nevis, Eden Alistair Edwards, Secretario Permanente del Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente, Cooperativas, Pesca, Tierra y Urbanismo, comunicó la adhesión de su país a la declaración regional sobre la aplicación del Principio 10 en América Latina y el Caribe, lo que fue bienvenido por las demás naciones participantes del proceso.

La CEPAL ejerce la secretaría técnica en la negociación de un acuerdo regional sobre el Principio 10, el cual se espera finalizar en diciembre de 2016.

Cepal