El colectivo Rafael Contigo Siempre está llegando a la recta final de la recolección de firmas para impulsar una consulta popular sobre la reelección del presidente Rafael Correa.

En el trayecto ha recibido críticas por el número de rúbricas que dice tener, por cómo las ha recogido, el financiamiento para tal campaña, entre otras.

Sus promotoras, Stephania Baldeón y Pamela Aguirre, hoy prevén definir cuándo entregarán los formularios con firmas al Consejo Nacional Electoral (CNE). Así lo indica Baldeón, quien el fin de semana esperaba material del exterior: el apoyo de los migrantes ecuatorianos.

La fecha autoimpuesta para ir al CNE es el 15 de agosto. Entonces se cumplirán 58 días desde que se recogió la primera firma, el 19 de junio, en Yahuarcocha, Ibarra. Dos días antes el colectivo retiró del CNE un CD con el formato de formularios.

Hasta este viernes sumaba “más de 920.000 firmas”, que según Baldeón, ya pasaron una “prevalidación interna”.

Necesitan el 8% del padrón, esto es 929.062 rúbricas.

Usuarios de redes sociales ponen en duda la procedencia de firmas por varios casos.

Uno fue el lunes pasado, cuando el alcalde de Penipe, Robin Velasteguí (AP), entregó 45 mil firmas. Se cuestionó que un cantón de 7 mil habitantes haya sumado la referida cifra.

El otro fue el jueves, cuando en Twitter hubo la denuncia de que la agrupación pedía firmar a funcionarios del Servicio de Contratación Pública (Sercop), en su sede en Guayaquil.

Baldeón asegura que lo primero fue una “tergiversación” que las “redes sociales crearon con muy mala intención”, que sus palabras fueron “sacadas de contexto” y que “siempre” se indicó que el total entregado correspondía a la provincia de Chimborazo y no al cantón.

Y desmiente lo segundo. Afirma que los voluntarios ‘oficiales’ del colectivo no piden firmas fuera o dentro de entidades públicas. Aunque no descarta que alguien, “por querer hacer daño”, lo hiciese.

El colectivo cuenta con 7.000 voluntarios en el país. Aparte, según Aguirre, varias organizaciones sociales colaboran.

El miércoles en entrevista con radio Ecuadorinmediato, ella insistió en que cada cual financia sus gastos. “Aquí no hay ni un centavo del pueblo”. Y habló de sus egresos. Que la impresión de formularios (no precisó cuántos) le costó $ 2.000, y su movilización por el país unos $3.000. Que era dinero de sus ahorros, pues ha trabajado “desde hace seis años”.

Baldeón dice no tener un estimado de cuánto ha invertido, que gastos como la impresión de formularios y de camisetas fueron asumidos por amigos.

El coordinador del Observatorio Ciudadano Electoral y exvocal electoral, Fausto Camacho, afirma que “jurídicamente los plazos no dan” para realizar una consulta popular: “Esto es un show, un distractivo de los temas de fondo del país”.

El Universo