El colectivo Compromiso Ecuador, liderado por el precandidato presidencial Guillermo Lasso, dio la bienvenida ayer a 22 nuevos integrantes, con lo que llegan a 134 los respaldos de organizaciones seccionales y figuras políticas que apoyan al exbanquero.

En acto desarrollado en un hotel de Quito y en presencia de alrededor de 600 simpatizantes, se hizo la presentación de los nuevos adherentes, entre ellos Enrique Herrería, exasambleísta del PSC; Fanny Campos, excoordinadora de Pachakutik; María Elena Gómez, exasambleísta de PAIS; Juana Vallejo, exgobernadora del Guayas por la ID; César Encalada, alcalde de Pasaje por el PSC; y los ediles Gabriel Peñafiel (El Triunfo) por el PSC; Mariuxi Pinargote (Colimes), PSC; Wellington Escalante (Pasaje), Avanza; Armando Manobanda, (Buena Fe), PAIS; y Diana Medina, (Huaquillas), Movimiento Bolivariano.

Se sumaron Heinz Linares, vicepresidente de la FEUE; y movimientos de Imbabura, Carchi, Pichincha y Guayas. Gabriel Peñafiel indicó que ha decidido respaldar a Lasso porque se ha comprometido a trabajar por un Ecuador diferente, mientras que Diana Medina sostuvo que el precandidato ofrece esperanza y oportunidades.

La intervención de Enrique Herrería motivó los aplausos, particularmente cuando demandó del presidenciable el archivo de la Ley de Comunicación; derogatoria del Decreto 16 e implementar una justicia independiente. “Mis convicciones son socialdemócratas”. Campos aclaró que llega por el Movimiento Diversidad Unida, porque tiene confianza en Lasso, quien ha dado apertura al diálogo y trabajará por el buen vivir de todos. “No vengo con las manos vacías”, dijo y entregó al precandidato el Mandato de la Diversidad Unida, donde constan las propuestas del sector. Tras dar la bienvenida a los nuevos actores, en un discurso de 40 minutos, Lasso aseguró que esta nueva adhesión marca una línea entre el pasado y el futuro, entre el continuismo y cambio, y envió su solidaridad al exdiputado Cléver Jiménez y el exasambleísta de Galápagos, Eduardo Véliz. Ofreció, que en caso de llegar al poder, llamará a consulta popular sobre las enmiendas constitucionales; reconstruir la democracia ecuatoriana; derogar el Decreto 16; y cumplir con el pedido del 85% de los ecuatorianos que pide cambios. Admitió no tener carisma pero sí convicción y voluntad para cambiar al país, combatir la corrupción y de ser el caso no pagar la deuda contraída por el actual Gobierno.

Aclaró que el objetivo es alcanzar la Presidencia y también la mayoría en la Asamblea, para trabajar en las reformas legales y para evitar la ingobernabilidad. En una entrevista publicada el 30 de julio en diario Expreso afirmó en cambio que “si carisma es saber cuál es el problema del Ecuador y cuáles son las soluciones, créame, tengo mucho”. Las figuras conocidas Lasso, junto a su esposa María de Lourdes Alcívar se ubicaron en el centro de los adherentes; también estuvieron: Karen Sánchez, exconcejal de Quito de PAIS; Vicente Taiano, exasambleísta del PRIAN; Fabricio Villamar, exconcejal de Quito por Concertación Nacional; Francisco Jiménez, exgobernador del Guayas del desaparecido Ruptura; Diego Ordóñez, expresidente de la Democracia Popular; Auki Tituaña, exalcalde de Cotacachi; Betty Amores, exasambleísta de PAIS; Susana Piedra, expresidenta del Colegio de Periodistas de Pichincha; Fernando Villavicencio, activista político, exasesor de Cléver Jiménez; entre otros.

El Telegrafo