“Paraísos fiscales son una vergüenza en el siglo XXI”: Canciller de Ecuador

El canciller de Ecuador, Guillaume Long, afirmó este lunes que “los paraísos fiscales son una vergüenza en el siglo XXI” y señaló que el ‘Pacto Ético’ propuesto desde este país es una “iniciativa histórica”.

En entrevista con el canal nacional Gama TV, Long señaló que este 2016 y el 2017 estarán marcados por esta nueva lucha “por un mundo libre de paraísos fiscales, que son una vergüenza en el siglo XXI” y dijo que sería importante que Ecuador pueda liderar un debate internacional sobre el tema y trasladar la iniciativa del referendo propuesto por el presidente Rafael Correa.

“Hay un debate nacional, por supuesto, pero hay un debate internacional que lo tenemos que dar y yo ojalá pudiera llevar ese referendo Correa, o como lo podamos llamar, como nuestra salida a una de las grandes lacras del sistema capitalista contemporáneo”, acotó.

Expuso que en el 2014 se produjo una discusión al respecto en Adis Abeba y señaló que este es un tema que “afecta a todos los países” y dijo que actualmente se está conversando con muchos países que también son víctimas de estas prácticas, un fenómeno que, sin embargo, no es exclusivo de esta región geográfica.

“Es un debate mundial, muchos países están preocupados, (los paraísos fiscales) tienen que ver con crimen organizado, con terrorismo, con lavado de dinero y lo seguimos permitiendo”, apuntó.

En el caso ecuatoriano, se estima que alrededor de 30.000 millones de dólares, alrededor del 30% del Producto Interno Bruto (PIB), están en los llamados paraísos fiscales, pero a nivel mundial suman 7.6 billones de dólares.

Opinó, además, que estas sumas “podrían estar al servicio de los países para reducir pobreza, para dinamizar la economía y para generar empleo”.

El jefe de la diplomacia ecuatoriana señaló que estos dineros deberían estar invertidos en sus países de origen, al servicio de los Estados para hacer obras de infraestructura, reducción de pobreza y política pública, porque son impuestos que en vez de ser pagados y reinvertidos en la fuente de generación de esa riqueza, están escondidos.

Explicó que en los llamados ‘paraísos fiscales’ muchas veces tienen cero o baja tasa impositiva, “y más que sigilo, secretismo bancario y poca transparencia”.

“Lo que sí creemos que es absolutamente ilegítimo, es decir, inmoral, es dinero escondido, dinero sin rostro, sin nombre; nosotros sí creemos que es una práctica absolutamente ilegítima y además creemos que es una de las grandes contradicciones del capitalismo contemporáneo”, aseveró.

Indicó que mientras, por un lado, se presiona a los países del sur a cumplir con estándares, por otro lado, se permite este tipo de práctica que, aseguró, “son el mayor obstáculo para alcanzar el desarrollo”.

Respecto a los beneficios que produciría la cantidad de dinero de Ecuador que se calcula están en estos nichos, señaló que “cambiarían radicalmente nuestra economía”, porque significarían reducción de pobreza, desempleo y la diversificación en la matriz productiva.

Argumentó que la consulta popular, prevista en las urnas simultáneamente a las elecciones presidenciales de febrero de 2017, busca que el dinero retorne al país para que pueda ser invertido, pero no tiene un viso político porque cualquier ciudadano ecuatoriano podrá ser candidato “con o sin dinero en paraísos fiscales”.

“Luego, si hay un triunfo de la propuesta nuestra en las urnas, pues evidentemente en el marco de un año, tendrán que regresar sus dineros al país”, acotó.

Respecto a la inclusión de Ecuador por parte de Estados Unidos en un listado de países con poca transparencia fiscal, señaló que ello ocurre cuando se está empezando a abordar el tema del ‘Pacto Ético’ precisamente por ser ese un país que tiene paraísos fiscales no solamente en territorio continental, sino en los llamados territorios autónomos.

Dijo que los Estados Unidos “no son la ONU, son un Estado más” y “no tienen de ninguna manera derecho de hacer ese tipo comentario”.

“Nosotros no aceptamos informes unilaterales de ninguna índole, ni en el ámbito fiscal ni en ningún otro ámbito”; concluyó.

Andes