¿APOYA USTED EL ACUERDO FINAL PARA LA TERMINACIÓN DEL CONFLICTO Y LA CONSTRUCCIÓN DE UNA PAZ ESTABLE Y DURADERA?

Esta es la pregunta que los colombianos responderán con Sí o No en el plebiscito del próximo domingo 2 de octubre, reveló el Presidente Juan Manuel Santos durante la firma en la Casa de Nariño del decreto que convoca a esta histórica jornada.

El Mandatario consideró que esta es una “pregunta clara y sencilla que no da lugar a ninguna confusión”, que está de acuerdo con el mandato de la Corte Constitucional y que incluye las palabras que aparecen en el título del Acuerdo Final logrado entre el Gobierno y las Farc.

Reiteró que desde el Gobierno se darán “todas las garantías para hacer campaña por el SÍ o por el NO, y para votar con tranquilidad, para votar con seguridad”.

“¡Ahora solo falta el voto del pueblo colombiano! Está en sus manos, las manos del pueblo, decirle SÍ a este acuerdo que va a cambiar la historia del país”, afirmó el Jefe de Estado.

​Durante la firma este martes en la Casa de Nariño del decreto que convoca al plebiscito para el próximo domingo 2 de octubre, el Presidente Juan Manuel Santos reveló la pregunta que se les formulará a los colombianos y por la cual deberían votar Sí o No. Dicha pregunta es:

¿APOYA USTED EL ACUERDO FINAL PARA LA TERMINACIÓN DEL CONFLICTO Y LA CONSTRUCCIÓN DE UNA PAZ ESTABLE Y DURADERA?

El Mandatario consideró que esta es una “pregunta clara y sencilla que no da lugar a ninguna confusión”, que está de acuerdo con el mandato de la Corte Constitucional y que incluye las palabras que aparecen en el título del Acuerdo Final logrado entre el Gobierno y las Farc.

“No es una pregunta retórica sobre si los colombianos quieren o no la paz, sino muy concreta sobre si apoyan o no el Acuerdo Final que ya ha sido publicado y difundido, durante todos estos días, por todos los medios”, afirmó.

De acuerdo con el Jefe de Estado, “este será un plebiscito, además, que se dará sin confrontación armada con las Farc, pues ayer mismo, a las CERO horas, comenzó el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo”.

“Están dadas todas las condiciones para que los colombianos se pronuncien libremente”, dijo y agregó: “Esperamos, por supuesto, que le den un Sí a este acuerdo, para enterrar definitivamente medio siglo de guerra y comenzar una nueva era, la era de la paz”.

Reiteró que desde el Gobierno se darán “todas las garantías para hacer campaña por el SÍ o por el NO, y para votar con tranquilidad, para votar con seguridad”.

Al término de la declaración, recordó que las tres ramas del poder se han pronunciado sobre este plebiscito: la Corte Constitucional, el Congreso de la República y ahora el Ejecutivo, con este decreto.

“¡Más legitimidad imposible! ¡Ahora solo falta el voto del pueblo colombiano! Está en sus manos, las manos del pueblo, decirle SÍ a este acuerdo que va a cambiar la historia del país”, concluyó el Presidente de la República.

Presidencia de Colombia


Aval del Congreso sin pregunta del plebiscito

Aunque el Congreso tenía un mes para aprobar la autorización al presidente Juan Manuel Santos para convocar al plebiscito para la paz, las plenarias del Senado y la Cámara de Representantes —en tiempo récord— avalaron ese permiso. A 32 días de la votación, y con una campaña tan corta, el Legislativo prefirió acelerar el trámite para permitir el llamado a los ciudadanos a las urnas.

Por eso, para hoy, se espera que el propio mandatario expida el decreto con la firma de todos los ministros convocando a los ciudadanos a votar el próximo 2 de octubre para refrendar o rechazar lo pactado con las Farc en La Habana (Cuba).

Legalmente, el Acuerdo Final podría estar ya vigente teniendo en cuenta las facultades y competencias constitucionales del jefe de Estado, tal y como sucedió en procesos de paz del pasado, pero como se sabe, desde el inicio de los diálogos Santos decidió comprometerse a someter lo pactado al dictamen de los colombianos.

El debate ayer en el Congreso giró alrededor del sigilo que ha guardado la Casa de Nariño para dar a conocer la pregunta con la cual se consultará al pueblo si apoya o no los acuerdos alcanzados con la subversión. Y fueron los senadores uribistas Paloma Valencia e Iván Duque quienes insistieron en que el jefe de Estado debió radicar la petición del plebiscito con la pregunta que llevará a las urnas.

Algo similar había considerado horas antes el procurador Alejandro Ordóñez, al advertir que en la misma petición de autorización debía haber incluido lo que se va a consultar: “No basta sólo con solicitar ese trámite, sino que se debe saber qué se le va a preguntar al pueblo colombiano”, sostuvo.

Al respecto, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que la pregunta no fue incluida en la solicitud de autorización enviada al Senado y a la Cámara porque no existe la obligación constitucional. “La ley no establece que este permiso del Congreso dependa de la pregunta, sólo se pide fecha”, precisó.

Y como preámbulo de la campaña que se inicia formalmente hoy, el copresidente de la U, senador Armando Benedetti, señaló que el plebiscito es una oportunidad para que el país no parezca “tan delirante y esquizofrénico” frente a la imposibilidad de cesar la guerra. A su turno, la senadora verde Claudia López pidió “juego limpio” para que no se incurra en tergiversaciones contra quienes están a favor de los términos de lo acordado con las Farc.

Finalmente, el senador Roy Barreras desmintió las versiones que apuntan a que no se ha dado una firma oficial del acuerdo porque se quieren hacer modificaciones “sorpresa”.

Lo cierto es que sobre el mismo plebiscito, el Consejo Nacional Electoral debe entregar más temprano que tarde las reglas de juego para saber cómo funcionarán las campañas promotoras del Sí y el No, cuáles serán los topes de financiación y cómo será el acceso a espacios en los medios de comunicación.

El Espectador


Por ahora el Gobierno no puede hacer campaña por el plebiscito: Procurador

El procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado aseguró que por el momento el Gobierno no puede hacer campañas publicitarias invitando a la ciudadanía a hacer campaña por el “plebiscito por la paz” convocado para el próximo 2 de octubre. Así se lo hizo saber al ministro del Interior, Juan Fernando Cristo en una misiva enviada en las últimas horas.

En la misiva, Ordóñez Maldonado señaló que este tipo de publicidad no puede convocarse hasta que la Presidencia de la República no emita el respectivo decreto. Tanto las campañas por el “SÍ” o el “NO”, advierte el jefe del Ministerio Público, están suspendidas por el momento.

Cita que así lo señaló expresamente la Sala Plena de la Corte Constitucional en el fallo en el que se avaló el plebiscito como la figura para refrendar los acuerdos firmados en el proceso de paz que se adelantó entre la guerrilla de las Farc y el Gobierno en La Habana (Cuba).

En ese sentido la Procuraduría le pidió al presidente de la República, Juan Manuel Santos que se abstenga de hacer cualquier tipo de campaña respecto del plebiscito, o instar a las autoridades públicas o particulares a hacerlas. En la misiva se manifiesta que existe una preocupación frente a la omisión de los lineamientos constitucionales.

Considera que no es respetuoso de la Constitución ni de la ley o de la jurisprudencia constitucional que se haga campaña o se afirme que los ciudadanos decidirán sobre la paz en general, o sobre el derecho a la paz, pues según la decisión de la Corte sólo se pronunciarán a favor o en contra de un acuerdo político adelantado por el presidente de la República y el secretariado del grupo guerrillero.

“Además que se podría confundir a los ciudadanos, aquella postura tiene como punto de partida la idea que mediante el plebiscito se puede reformar el orden jurídico constitucional en donde está reconocido el derecho a la paz, lo cual tampoco es cierto, pues el plebiscito no tiene efecto normativo alguno”, aclara uno de los apartes de la misiva enviada al jefe de la cartera política.

De igual forma, afirmó que resulta preocupante que por la fecha anunciada para la realización del plebiscito, sumado al hecho de que aún no se tiene el decreto de convocatoria por parte del presidente de la República, es posible que no se otorgue el tiempo suficiente para la realización de las campañas a favor por el “SÍ” y por el “NO” y que esto se haga en igualdad de condiciones.

“Es inadmisible que, luego de tantos años de negociación y en atención a la magnitud y complejidad del texto acordado, el pueblo no tenga tiempo suficiente para discernirlo y la única campaña que en realidad se haga sea la que se adelante con el mero anuncio de la conclusión de los diálogos y firma de lo acordado o declaración bilateral del cese al fuego”, señala uno de los apartes de la carta.

El Espectador