Gobierno logró dos preacuerdos sobre vías y salud en Chocó

El Gobierno Nacional y los delegados del Comité que organizó el paro cívico, que este martes cumple siete días, avanzaban de manera significativa en procura de lograr un acuerdo que ponga fin al cese de actividades.

El avance más relevante se dio en torno a un acuerdo para que se utilicen las vigencias futuras para terminar las dos más importantes vías que comunican a ese departamento con el interior del país.

“A través de un modelo de vigencia de estructuras se va a financiar las vías Quibdó-Pereira y Quibdó-Medellín”, le dijo a EL TIEMPO el ministro del Interior (e), Guillermo Rivera. En total serán 720 mil millones para las vías: 500 mil millones para Medellín-Quibdó y 220 mil millones Quibdó-Pereira. Esto quedará en un documento conpes y llevará la vigilancia de la ONU, Procuraduría y Defensoría del Pueblo.

Los miembros del Comité Cívico se habían opuesto a esta posibilidad, pero finalmente aceptaron acudir a esta figura para la financiación de las obras. Este preacuerdo tendrá que ser avalado por el Comité de paro en pleno.

El reclamo es para la adecuación y pavimentación de 23 kilómetros en la vía Quibdó-Pereira y también, de otros 47 en la carretera que conduce desde la capital chocoana a Medellín.

Rivera, anunció que el avance logrado en este punto es significativo en la medida que era uno de los principales reclamos que estaban haciendo los promotores del paro.

Sobre las 2 de la mañana, el ministro Rivera dio a conocer, a través de sus redes sociales, que se logró un preacuerdo en materia de salud, otro de los puntos de la agenda.

“Nos complace comunicar que hemos logrado un preacuerdo en materia de salud con el Movimiento Cívico por la Dignidad del Chocó”, escribió el ministro.

Vale aclarar que también hay exigencias educación, agua potable, interconexión eléctrica y seguridad.

Los chocoanos iniciaron este cese de actividades hace una semana para reclamar una mayor presencia del Gobierno, pues consideran que los tiene abandonados.

Sin embargo, el propio presidente Juan Manuel Santos ha sido reiterativo en que su Gobierno no ha abandonado a ese departamento, por el contrario, se le han hecho inversiones por más de 7 billones de pesos.

“Estamos evacuando los primeros puntos del pliego que son los más sensibles. Estamos con ánimo constructivo, avanzando ya”, dijo anoche Rivera.

De todas maneras, el funcionario destacó que a pesar de los avances logrados en la negociación, el paro cívico todavía se mantiene en el territorio chocoano. Anoche parecía difícil llegar a un acuerdo final. En el Gobierno se daba como un hecho que hoy habría que continuar con las conversaciones.

Multitudinaria marcha

El funcionario también hizo un reconocimiento a los habitantes del departamento por la calma con la que transcurrió la marcha del lunes.

Una multitudinaria marcha recorrió las calles de Quibdó para pedir soluciones a sus problemas de salud, educación, servicios públicos y vías.

Según el Comité Cívico por la Salvación y la Dignidad del Chocó, en la manifestación participaron entre 80.000 y 100.000 habitantes. Caravanas de carros, motos y bicicletas recorrieron algunos municipios del departamento para invitar a los ciudadanos a asistir a la protesta. Según los organizadores, se superó la meta que tenían, que era sobrepasar el número de la marcha del pasado 20 de julio, a la cual asistieron alrededor de 40.000 personas.

Desde las 8 de la mañana, en la capital del departamento y en otros municipios aledaños, los manifestantes no solo se recorrieron las calles con banderas, ataúdes simbólicos y pancartas, sino que hicieron algunas representaciones para ratificar las peticiones.

‘La clave de la victoria es la resistencia’

Jorge Salgado, coordinador del Comité, resaltó el apoyo que recibieron de parte de todos los habitantes en las manifestaciones de los últimos días. “Desde el viernes hasta este lunes el pueblo ha venido, con la bandera en alto, realizando marchas en medio de la lluvia y el sol, como muestra de indignación y protesta”. Añadió que la clave de la victoria del pueblo chocoano está en su resistencia.

Por su parte, Guillermo Rivera hizo un reconocimiento a los habitantes del departamento por la calma con la que transcurrió la marcha de ayer, pues las autoridades reportaron que no se presentaron incidentes, como sí había ocurrido el pasado jueves.

El Tiempo