Mucho gas contra Aranguren

La oposición parlamentaria no prepara una feliz recepción para el ministro de Energía, Juan José Aranguren, que irá hoy a defender el tarifazo del gobierno en los servicios esenciales de agua, luz y gas ante un plenario de comisiones en la Cámara de Diputados. Tampoco ahorrará críticas con planteos que van desde la renuncia del ministro a la anulación del tarifazo, pasando por denuncias sobre la incompatibilidad del empresario y accionista de Shell como funcionario del área y las medidas de su cartera para favorecer a las multinacionales del sector. Desde el macrismo, afirman que Aranguren está “entusiasmado” con defender la política oficial sobre tarifas ante los diputados como ya lo hizo en el Senado, donde justificó las embestidas contra los usuarios y los retrocesos ante los frenos judiciales porque “estamos aprendiendo sobre la marcha”.

“Más que renunciar Aranguren debe anular el tarifazo”, sostuvo el diputado del Frente para la Victoria (FpV) Edgardo Depetri y advirtió al oficialismo que “hay que terminar con la extorsión de denuncias de corrupción para tapar las brutales ganancias de Shell y las petroleras”. Una referencia directa al macrismo que pretende justificar el tarifazo cargando contre la gestión kirchnerista y su ex ministro Julio De Vido.

El FpV insiste en que el Congreso tiene facultades para anular las tarifas “abusivas” del Gobierno. El presidente del PJ y vicepresidente primero de la Cámara baja, José Luis Guija, presentó un proyecto de ley para que se retrotraigan los valores de los servicios de luz y gas a enero y abril, y que desde ese punto de partida se ajusten según las variaciones del salario mínimo, vital y móvil, el establecimiento de una Tarifa Social para los sectores más vulnerables y Audiencias Públicas a fin de definir los precios mayoristas que se transfieren a las tarifas. “No puede quedar en manos de los jueces la resolución del problema”, sostuvo Gioja.

“Desde distintos sectores se le pide que los aumentos de los servicios públicos respeten criterios de gradualidad y progresividad. Este proyecto corrige el impacto negativo sobre la población de los aumentos irrazonables y desproporcionados que estableció el Gobierno Nacional”, sostuvo el ex gobernador sanjuanino.

Desde el massismo, el diputado Alejandro Grandinetti, señaló que “el tarifazo ya equivale a los incrementos salariales de los próximos 15 años” y sostuvo que su espacio “le exigirá al Ejecutivo que explique el origen de los costos de las tarifas y la rentabilidad de las empresas prestadoras, tal como lo solicitó la Corte Suprema de Justicia”. Aunque es la jefa de la bancada renovadora, Graciela Camaño, quien prepara el cuestionario mas duro para Aranguren, a quien denunció en el recinto de la Cámara baja por decisiones que “generan negocios” para las petroleras privadas y en especial para la que el funcionario es accionista.

“Aranguren tiene que venir a explicar cómo va a seguir el proceso de actualización de tarifas para que no impacte de la manera que lo viene haciendo en el bolsillo de los argentinos”, sostienen los diputados del bloque de Libres del Sur que encabeza Victoria Donda. “El ministro tiene que dar explicaciones contundentes sobre las sospechas de incompatibilidad en su función a partir de conservar acciones de una empresa petrolera privada” y “las acusaciones que varios legisladores han hecho en relación a manejos comerciales que benefician a dicha empresa en la exportación y transporte de gas desde Chile”, agregaron.

El Frente de Izquierda (FIT) también tiene su propia batería de preguntas para el ministro. “Además de explicar con qué fundamentos aplicó este tarifazo brutal contra los trabajadores y los sectores medios, Aranguren deberá demostrar que no fue para beneficiar a los amigos del presidente que manejan las empresas privatizadas de energía y gas”, sostuvo Myriam Bregman (FIT-PTS). “Al sentar a De Vido al lado de Aranguren preparan una farsa en lugar de la interpelación por la que estamos luchando. El muerto se reirá del degollado, pero el gran perdedor será el pueblo argentino”, agregó Néstor Pitrola (FIT-PO).

Aranguren se sentará hoy ante un plenario de cuatro comisiones y no cinco como había anunciado Sergio Massa luego de pactar con Cambiemos la interpelación al ministro fuera del recinto de sesiones. Asuntos Constitucionales no será de la partida y el plenario lo presidirá el macrista Luciano Laspina como titular de la comisión de Presupesto. “El ministro está entusiasmado con exponer y responder ante los diputados como ya lo hizo ante los senadores”, afirmaron desde el macrismo a Página/12. Allí Aranguren conocerá la diferencia entre el protocolo de los senadores y el apasionamiento de los diputados.

Página 12