Mientras el gobierno colombiano anuncia que levantará la medida arancelaria a las importaciones de textiles y calzados de Panamá en un periodo de cuatro meses tras el fallo adverso de la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Presidente panameño Juan Carlos Varela pide al vecino país cumplir inmediatamente con lo establecido, al tiempo que señaló que las cancillerías de ambas naciones coordinan una próxima reunión para tocar los temas pendientes.

Y es que mientras Colombia apuesta por un arbitraje internacional para mediar sobre el tiempo de aplicación del veredicto, el gobierno panameño evalúa realizar cambios a su legislación para potenciar la aplicación de medidas de retorsión que van desde restricciones migratorias o laborales, suspensión de personas naturales o jurídicas del Estado sancionado, y la suspensión del movimiento de transporte terrestre, aéreo y marítimo, acción que es apoyada por empresarios como Aníbal Galindo.

Para el excanciller y dirigente político opositor Rómulo Roux, es importante que Panamá reaccione inmediatamente.

El cobro de los aranceles produjo una caída de 30% en las ventas a Colombia, lo que ha provocado una crisis económica en la Zona Libre de Colón (ZLC), ya afectada por la falta de pago de empresas venezolanas por la escasez de dólares en su país.

La mayoría de los textiles y calzados gravados por Colombia proceden de paises como China y son reexportados a través de la zona franca panamena.

Radio Panamá