Evo cuestiona a Insulza no dialogar sobre el mar

Un día después de conocer que el agente chileno ante La Haya, José Miguel Insulza, está dispuesto a ser candidato presidencial en noviembre de 2017, el presidente Evo Morales lo instó ayer a aceptar un diálogo directo entre ambos sobre los temas históricos pendientes entre Bolivia y Chile.

“Si el hermano Insulza reconoce que hay temas pendientes entre Bolivia y Chile, ¿por qué no acepta el diálogo con el Presidente Evo?”, escribió Morales en su cuenta de Twitter.

Sobre la negativa a dialogar de Insulza, Morales se preguntó si acaso se debe a que Chile “no tienen argumentos para resolver temas pendientes” o si es porque no quieren solucionar estos asuntos “históricos”.

“¿O será que el hermano Insulza quiere dialogar de presidente a presidente y no como agente?”, añadió Morales, en alusión al anuncio de la posible candidatura del ex secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) entre 2005 y 2015 por la actual coalición oficialista Nueva Mayoría.

Con sus tuits, Morales replicó una columna de opinión publicada el viernes por Insulza en el diario chileno La Tercera, titulada “¿Diálogo imposible?”.

En ese artículo, el actual agente chileno ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en la demanda marítima Boliviana, justificó que el diálogo no es posible por el “clima” creado a raíz de las “ofensas” expresadas por Morales y por otros funcionarios de su Gobierno en contra de Chile.

“No se puede pretender dialogar con Chile al tiempo que se ofende nuestra dignidad”, señaló Insulza. También mencionó la agenda de 13 puntos establecida por Morales y la presidenta chilena, Michelle Bachelet, en la primera gestión de ambos en 2006 y que, según el agente chileno, “Bolivia parece haber desechado en la violencia verbal de los últimos años”.

El exsecretario general de la OEA sostiene que Bolivia despliega una campaña mediática y propaganda por una salida soberana al mar que ha tensionado las relaciones con Chile, más aún cuando La Paz inscribió ese conflicto en la Corte de La Haya en 2013.

Incluso acusó al canciller David Choquehuanca de envenenar las relaciones por una visita que hizo a puertos chilenos para constatar los atropellos que sufren camioneros bolivianos y violaciones al Tratado de Paz y Amistad de 1904.

Morales criticó insistentemente que el Gobierno de Bachelet se niegue a dialogar para resolver las supuestas dificultades denunciadas por el comercio boliviano en los puertos chilenos.

RESPETO A FALLO

El procurador general del Estado, Héctor Arce, aseguró ayer que el fallo de la Corte Internacional de la Justicia (CIJ) sobre la demanda marítima será a favor de Bolivia y que esa determinación debe ser respetada por Chile “de buenas o malas”. Aunque, luego, de inmediato aclaró que hizo esa advertencia “en el buen sentido”. Chile tendrá la obligación y responsabilidad de acatar el fallo, señaló.

Los Tiempos